Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,27
Dólar Ahorro/Turista $137.40
Dólar Blue $180,00
Euro $95,52
Merval 0,00%
Riesgo País 1434
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
María Becerra: “No estaba preparada para este éxito”

Tiene 20 años y una carrera que recién se inicia pero de la que el mundo habla gracias a “High”, la canción que bate récords y cuyo remix con Tini Stoessel y Lola Índigo causa furor. Las ilusiones con pie de plomo de la nueva estrella de la música urbana que tiene sangre platense y es hincha del Lobo

María Becerra: “No estaba preparada para este éxito”

maría becerra, a los 20 años, toca el cielo con las manos pero se muestra cauta. Dice que todavía tiene mucho que aprender y mejorar

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

26 de Septiembre de 2020 | 04:18
Edición impresa

Más de 51 millones de reproducciones tiene, hasta el momento, la versión original de la pegadiza “High”, el cuarto tema de María Becerra, la nueva estrella de la música urbana latina de la que se habla en el mundo. Junto a Tini Stoessel y la española Lola Índigo, la joven cantante acaba de lanzar un remix que, en menos de un mes, no sólo superó los 31 millones de reproducciones sino que además lidera rankings internacionales como el Billboard o Los 40 España.

Con cierta timidez y ternura, admite en diálogo con EL DIA que “no estaba preparada” para un éxito semejante, que le llegó cuando todavía no ha dado un recital ni publicado un disco. Por eso, se lo toma con calma. Sabe que hay muchas cosas todavía por mejorar y en eso anda, disfrutando con pie de plomo este presente convulsionado que la tiene tocando el “sky” con las manos, y pensando en lo que vendrá.

Segunda de cuatro hermanos, María nació en Quilmes hace veinte años pero es hija de una mamá nacida y criada en nuestra ciudad, en donde ha pasado gratos momentos de su infancia y en la que, incluso, ha llegado a vivir durante algunos meses en la casa de su abuelo. Dice que no se pierde por nada las quemas de muñecos de fin de año y que aquí está el club de sus amores, Gimnasia, a quien suele ver en el Bosque y a quien lleva tatuado en su cuerpo.

Aunque su primer éxito lo alcanzó en las redes sociales, donde apeló a su histrionismo para generar videos de humor, reconoce que la música siempre fue su pasión. Sintiéndose “high” tomó coraje para dejar la comodidad de lo establecido y se animó a dar el salto al vacío. Los resultados se cuentan en millones de reproducciones.

-¿Cómo estás viviendo el éxito del remix de “High”?

-La verdad es que es una sorpresa para mí, fue todo muy inesperado y superó las expectativas que teníamos todos: nosotras tres, nuestros equipos, nuestras familias. Estoy muy feliz pero es algo que todavía estoy digiriendo.

-¿Cómo se dieron las colaboraciones con Lola y Tini?

-La de Lola me la propuso ella (risas). A los dos meses de que salió el tema original, me escribió por Instagram diciéndome que le había encantado, y que si yo el día de mañana hacía un remix que por favor la tuviera en cuenta. Y cuando salió la idea de hacerlo, fue la primera en la que pensé porque yo escuchaba su música y me gustaba. Era un honor para mí hacer una canción con ella. Y con Tini nos veníamos hablando y cuando le presentamos la idea, dijo que sí de una.

-Casi al mismo tiempo, se publicó el remix de “En tu cuerpo”, del puertorriqueño Lyanno, que te convocó a participar junto a Rauw Alejandro y Lenny Tavárez. ¿Cómo viviste esa experiencia?

-Súper inesperado también, y zarpado. Yo le dije que sí de una. La canción me gustaba mucho y Lyanno es alto artista. Por suerte, nos llevamos re bien, siempre fue súper educado conmigo. Y re agradecida que me haya tenido en cuenta.

-¿Cómo ves el fenómeno de la música latina en el mundo?

-Me parece que lo teníamos muy merecido. Me genera una gran admiración y un gran orgullo que la música latina la esté rompiendo tanto afuera. Hace diez años, era impensado que un artista estadounidense le pidiera hacer un feat a un latino, a Daddy Yankee, o alguien por el estilo. Y hoy en día es lo que más se hace.

-¿Qué te genera que muchas de esas voces latinas sean de mujeres?

-Mucho orgullo. Sobre todo porque son géneros que siempre habían sido copados por hombres, como el reggaetón, el trap. Que las mujeres nos estemos dando nuestro lugar y abriendo paso, me parece épico.

-Más allá del remix, que causa furor, la versión original de “High” sigue rompiendo récords. ¿Estabas preparada para un éxito semejante?

-No, la verdad es que no estaba preparada. Me gustaba la canción, le tenía fe, pero jamás pensé que iba a ser lo que fue, que a la gente le iba a gustar tanto, que iba a ir más allá de Argentina. No me lo esperaba ni a palos. Fue una gran sorpresa y encima, más que nada, porque fue muy pronto. Hacía dos meses que yo había sacado mi primer EP (“222”), entonces no te esperás nunca que tu cuarto tema vaya a pegar así. Fue una sorpresa muy para bien. Fue algo que me dio mucha confianza y que me ayudó muchísimo en lo personal.

-El mundo habla de vos y todavía no hiciste un recital.

-Si (risas). Me agarró la cuarentena en el medio, cuando estábamos preparando el show para salir, y se frenó todo.

-Lo bueno es que cuando lo hagas, el público ya se va a conocer tus canciones, algo que no le pasa a todos.

-¡Sí! Estuve pensando una banda en eso. Porque las canciones que tengo ya tienen su transcurso y la gente está esperando re ansiosa un show, me lo piden todo el tiempo por las redes.

-¿Y un show por streaming?

-Sí, lo estamos preparando. Estoy muy feliz con eso. A pesar de que no va a ser lo mismo, sé que voy a tener el placer de por fin dar un show, y que la gente me escuche en vivo y que pueda ver. Todavía no está la fecha exacta pero de seguro será en noviembre.

-Después de estos sucesos, ¿cómo pensás lo que viene? ¿Con la presión de buscar un hit superador o de manera más relajada?

-No es una presión. O sea, sí es una presión pero no de la mala, la que te come la cabeza todos los días. Sino que es algo que te incentiva a superarte, cada vez más. En tus letras, en todo. Estoy súper confiada. Tengo unos temones ahí que los saco y pego mis 50 palos en mi primer día (risas). ¡Re confiada era! Pero estoy muy contenta. Estoy preparando un álbum también, tengo una banda de temas. Estoy muy muy feliz. Siento que me puse mucho las pilas y que estamos logrando algo muy zarpado. Lo importante es que lo que hagas te llene, que le guste a la gente.

-¿Cómo te llevás con el tema de la composición? ¿Sos estructurada o vas dejando que fluya?

-Soy más desestructurada. Por ahí hay un día que tengo ganas de ir al estudio, le escribo al Big One -su productor, un referente dentro del género urbano-, y voy. Y escribo cuando va surgiendo.

-¿Cómo empezaste a trabajar con Big One?

-Con el Big nos juntamos tres meses antes de lanzar el EP. Fui con mi representante, le mostré las canciones que tenía escritas, y audios de las que tenía grabadas. Y él me dijo ‘bueno, vamos para adelante’. Puso su ficha en mí, en lo que yo podía hacer. Y ahí arrancamos a hacer temas.

-Está bueno que alguien te dé una oportunidad cuando recién arrancás.

-La oportunidad es lo más valioso que a uno le pueden dar. No sólo por a dónde te lleva en lo profesional sino en lo personal. Te da un empujón muy zarpado. Es importante que la gente confíe en vos.

-¿Por qué elegiste moverte dentro de los ritmos urbanos?

-Son géneros que siempre me gustaron. Tanto escucharlos como hacerlos. Tengo más facilidad y feeling con esos ritmos. Es lo que realmente me llena, me siento súper cómoda. Igual hago de todo. Tengo canciones de distintos géneros y me gusta mucho probar, hacer cosas distintas, jugármela. Ahora estoy en mi zona de confort, porque siento que es lo que mejor me sale y más me gusta, pero el día de mañana seguiría explorando y haciendo otras cosas. Tengo la cabeza totalmente abierta. No me va ni ahí juzgar a la música. No me gusta. Respeto todos los géneros, escucho casi todo lo que existe, lo único que sí realmente no escucho es ópera, ni todo ese palo, pero porque no me puse a hacerlo. Aunque me gustaría hacerlo porque son cosas que te nutren.

-De hecho, contaste que tus papás te mandaron a canto cuando te escucharon a vos y tu hermana cantar como Monserrat Caballé en “Barcelona” junto Freddie.

-Si (risas). Con ese video estábamos todo el día con mi hermana, enloquecidas.

-¿Cuántos hermanos son?

-Tres mujeres y un varón. Está mi hermana más chica, estoy yo, mi hermano y una hermana. Mi hermano tiene como hobby a la música. Escribe desde hace mucho y es el que más me inculcó todo lo del rap y el fly.

-¿Estás viendo a tu familia con todo esto de la pandemia?

-Desde que empezó la cuarentena, he ido una sola vez a lo de mi familia, y ni siquiera nos hemos podido juntar para celebrar todo lo del lanzamiento del remix. En general, cada vez que lanzamos una canción, esperamos juntos el estreno. Pero con esta situación no se pudo dar. Por suerte lo pude vivir con los amigos con los que estoy viviendo. Ya pronto espero que podamos reencontrarnos y que toda esa situación también se pueda solucionar pronto.

-Empezaste tu carrera en las redes, haciendo videos, pero en un momento dijiste basta y cambiaste a la música. ¿Qué te llevó a dar ese salto?

-Siempre tuve varias facetas. Estudié de chica teatro y comedia musical pero lo que me apasionaba era cantar. Por el lado de la actuación, surgió el tema de hacer videos, porque los guionaba, grababa y editaba yo. Y era un trabajo que me gustaba hacer porque podía explorar toda mi creatividad. A la par fui subiendo mis covers, mis canciones, pero siempre pegaba más lo que hacía del lado de la actuación, a la gente le gustaba más eso. Hasta que llegó un día en que se me empezaron a superponer proyectos y como la edición de videos me llevaba tanto tiempo, y ya tenía ganas de dedicarme al cien a la música, dejé. No podía hacer las dos cosas. Así que elegí la música.

-A la hora de tomar esa decisión, ¿tuviste miedo que la gente que te seguía por los videos no te acompañe en este proyecto?

-Si, sí. Tenía mucho miedo. Lo estuve pensando bastante. Pero era lo que me llenaba. Y si no iba ni para ni para adelante, bueno, iba a dar clases de canto. Ya lo había decidido. Me tiré a la pileta.

-Pero funcionó.

-Sí, zarpado (risas). La gente que me sigue siempre fue re fiel. Hiciera lo que hiciera, estaba ahí, me aplaudía. Y eso me ponía muy contenta.

-¿Cómo te gustaría que siga tu carrera de ahora en adelante?

-Prosperando, que siga cuesta arriba porque es lo que te lleva a querer superarte. La verdad es que estoy poniendo todo mi empeño y cada vez más esfuerzo en las cosas que no están del todo bien o cosas que tengo un poco flojas. Hay de todo para mejorar, tanto en lo laboral como en lo personal, así que espero que todo siga subiendo.

-Contaste que sufriste bullying en el colegio, situaciones que pudiste dejar atrás. ¿Qué le dirías a esa María del pasado y a todas las Marías que quizás pasan por lo mismo en este momento?

-Para mí lo más importante es que acudan a la ayuda de alguien. Porque muchas veces por vergüenza, por lo que te van a decir, se lo guardan y es peor. Pero que hablen con sus padres, con sus profesores porque es una situación traumática para pasarlo solo. Si bien también puede pasar que hay gente que hace oídos sordos cuando uno pide ayuda, es bueno saber que hay un montón de foros, de números a los que se puede llamar. En su momento yo no lo supe.

-¿Cómo estás hoy en lo personal?

-Por suerte, súper bien. A veces tengo mis días, como todo el mundo, y mis cosas por resolver, pero no hay que dejar que esos mambos te superen. Pero estoy en esa: dándole bola a las cosas que no están tan bien, para solucionarlas.

“El 22 es un número que ha aparecido en un montón de situaciones importantes en mi vida”

“Me genera gran admiración y orgullo que la música latina la esté rompiendo afuera. Nos lo merecíamos”

“Tengo la cabeza totalmente abierta. No me va ni ahí juzgar a la música. Respeto todos los géneros”

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

maría becerra, a los 20 años, toca el cielo con las manos pero se muestra cauta. Dice que todavía tiene mucho que aprender y mejorar

Tini y maria, una dupla explosiva en el remix de “high”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla