Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Información General |Día Nacional de la Conciencia Ambiental
Desde derrames trágicos hasta los incendios que sacuden al país

La fecha recuerda a un luctuoso suceso ocurrido en 1993 cuando un escape de gas cianhídrico causó la muerte de 7 personas

Desde derrames trágicos hasta los incendios que sacuden al país

Bomberos combaten los focos de incendio en distintas zonas de Córdoba / Télam

27 de Septiembre de 2020 | 03:17
Edición impresa

Desde el año 1995, cada 27 de septiembre se recuerda en nuestro país el Día Nacional de la Conciencia Ambiental. Se debe a un trágico suceso ocurrido dos años antes, en 1993, cuando un escape de gas cianhídrico ocasionó la muerte de siete personas en Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.

La tragedia de Avellaneda se desató por dos hechos que terminaron uniéndose. Por un lado, una empresa transportista que desechaba ácido sulfúrico en las cloacas, y otra que derramó también a las mismas cloacas restos de sales de cianuro. La combinación fue letal, porque de la unión del medio ácido y del cianuro se formó el gas cianhídrico. Las víctimas fatales fueron cuatro miembros de una familia afectada por esa cloaca, y tres médicos que asistieron al lugar ante la emergencia. Siete muertos por contaminación ambiental.

Pero la conciencia ambiental incluye también a otros fenómenos. La crisis climática generada por el calentamiento global, y todo lo que ello conlleva; la disponibilidad de agua, la calidad del aire y los suelos, el incremento de las temperaturas, el aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos, el aumento de fenómenos meteorológicos extremos, la pérdida de hielo en los casquetes polares, la desertificación, y las consecuentes pérdidas de tierras cultivables, especies animales y biodiversidad. También, los incendios.

Por estos días, son doce las provincias que continúan afectadas por los incendios forestales en el país, de acuerdo a los reportes del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), y de ellas, Jujuy, Tucumán y Catamarca registran focos “fuera de control”.

En Jujuy, hay focos en Santa Bárbara, Ledesma, San Bernardo, El Carmen y en San Antonio. En Tucumán, el fuego se expande por Tafí Viejo, en la Reserva Natural Aconquija y Río Chico, y en el departamento Leales, mientras en el departamento catamarqueño de Ancasti las llamas crecen fuera de control, con focos también en la ciudad de Tinogasta y en Valle viejo. También hay fuego en el Delta del Paraná, al igual que en las localidades santafesinas de San Bernardo e Intiyaco.

CÓRDOBA, EN DESASTRE AMBIENTAL

Mientras los incendios continúan afectando fuertemente a distintas localidades de Salta, Corrientes, La Pampa, o Santiago del Estero, es en Córdoba donde la preocupación pareciera mayor, con focos activos en Villa Carlos Paz, Unquillo, Paraje Cuchi, Mina Clavero o Quebrada del Condorito.

“Los incendios forestales que se están registrando este año en la provincia están ocasionando un gran desastre ambiental que no debería ocurrir si las políticas se focalizaran más en la prevención”, sostiene por ejemplo el biólogo ambientalista Federico Kopta.

“Tenemos grandes superficies arrasadas por el fuego -agrega- y un ecosistema quemado que impacta sobre la vegetación que protege a las cuencas hídricas, a la fauna, al monte nativo y a la retención de las precipitaciones en el suelo. Y si bien el ecosistema tiene cierta capacidad de recuperarse, eso no ocurre si la quema se da de manera reiterada, y por lo tanto el deterioro resulta irreversible”.

Sobre estos incendios, los ambientalistas remarcan que cuando ocurren, no solo atacan a la fauna y la flora, sino que también representan un serio riesgo para la salud humana, por la densa nubosidad contaminante de humo que despide compuestos químicos tóxicos.

En este sentido, también los incendios deberían ser parte de la conciencia ambiental.

“Debería revisarse la estrategia de las políticas públicas en materia de incendios -señala Kopta- ya que los recursos están todos puestos en gestionar el desastre y no en la prevención. Hay que orientar las acciones sociales vinculadas a la educación y concientización, además de establecer mecanismos de alerta temprana para detectar y atacar los focos de incendios apenas se producen. Pero también hay un déficit de punibilidad en la Justicia, ya que no se está actuando en la aplicación de las sanciones penales, teniendo en cuenta que el 99% de los incendios son ocasionados por el ser humano”.

Mientras tanto, es difícil mensurar la magnitud de los incendios que vienen afectando a la provincia de Córdoba. La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), por ejemplo, se encuentra realizando relevamientos satelitales para determinar la superficie alcanzada por el fuego, y si bien los datos aún no están disponibles, se estima que se trata de aproximadamente 15.000 hectáreas, con proyección a 40.000 sobre el final del ciclo de riesgos de incendios. A su vez, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia había relevado alrededor de 50.000 hectáreas por otros intensos incendios registrados entre junio y agosto, lo que derivó en la declaración del estado de “desastre agropecuario” para las zonas afectadas, en gran parte de productores agropecuarios, distintos a los registrados ahora, que, en su mayoría, son superficies de pastizales serranos y montes nativos.

LA NECESIDAD DE CONCIENTIZAR

“En nuestro Día Nacional de la Conciencia Ambiental -señala Julián D’Angelo, coordinador ejecutivo del Centro de Responsabilidad Social Empresaria- resulta cada vez más claro que la crisis climática es consecuencia del crecimiento industrial en forma insustentable, Y es por ello que por más que parezca insólito ante la evidencia de los hechos, todavía sea necesario concientizar”.

“La comunidad científica ya advertía sobre los efectos nocivos de la actividad industrial sobre el clima hace más de cuarenta años -agrega D’Angelo- y a pesar de eso en los últimos 25 años se generó la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), cuando ya los gobiernos y empresas estaban al tanto de que las crecientes emisiones de gases por la quema de petróleo y carbón eran las responsables de una peligrosa crisis climática.

Pero este consenso absoluto en la comunidad científica alrededor de la tragedia climática y sus causas y consecuencias, se contrapone a la presión y el lobby que las grandes empresas siguen ejerciendo en la opinión pública para desacreditar la gravedad de la crisis. Lamentablemente, aún en nuestros días, los discursos de los líderes políticos y los reportes de las empresas dicen más de lo que hacen, cuando hoy necesitamos mucha más acción que palabras”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla