Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,88
Dólar Ahorro/Turista $176.35
Dólar Blue $198,00
Euro $120,62
Riesgo País 1693
Revista Domingo |EL SUEÑO DE SER UN GAMER PROFESIONAL
Tendencias: entrenar para jugar Esports, una actividad que no para de crecer

En el mundo hay más de 3.000 millones de jugadores, y en nuestro país casi 20 millones. Y, como en los deportes físicos convencionales, para llegar a la cima hay que entrenar tanto el cuerpo como la mente con mucha dedicación y disciplina

Tendencias: entrenar para jugar Esports, una actividad que no para de crecer

Una de las finales de Esports más importantes del año, disputada en Estocolmo, Suecia / AFP

14 de Noviembre de 2021 | 04:31
Edición impresa

El primer torneo de videojuegos del que se tiene conocimiento se realizó en la Universidad de Stanford en 1972, cuando cinco estudiantes se enfrentaron en el juego “Spacewar” para ganar una suscripción de la revista Rolling Stone. Pero fue recién en los inicios de este siglo que los esports comenzaron a consolidarse como deporte, con jugadores profesionales, equipos que los contratan, sponsors que los patrocinan, torneos que los reúnen para competir y transmisiones en vivo. Y de la misma manera que muchas personas miran por televisión un partido de fútbol, muchas otras miran las partidas de videojuegos por streaming. Incluso, esta disciplina ya llena estadios en la actualidad, como que recientemente se inauguró en Quilmes el “Pirámides Stadium”, uno de los primeros estadios gamer de Latinoamérica.

Es así que la comunidad gamer carece de fronteras y no para de crecer, máxime luego de la potencia expansiva del impacto intramuros que tuvo la pandemia, por lo que ya hay alrededor de 3.000 millones de jugadores en todo el mundo, casi un 40 por ciento de la población mundial, un aumento de más del 5,3 por ciento en comparación con el año anterior, conforme a consultoras especializada en ese mercado.

En este marco, Argentina no escapa del escenario, y ya tiene más de 19 millones de jugadores, alrededor del 42 por ciento del total de sus habitantes, y registró un aumento del 20 por ciento en la cantidad de gamers durante la pandemia, según datos de la Asociación de Deportes Electrónicos y Electromecánicos de Argentina. Pero, ¿como viven y entrenan para su deporte todos ellos?

Hasta la irrupción masiva de los esports, la de entrenar parecía solo una actividad reservada para los deportes físicos. Sin embargo, también los deportes electrónicos exigen un entrenamiento metódico y disciplinado.

“El sueño de ser gamer profesional – cuenta Matías Duette, jugador de esports que representa a nuestro país con el equipo de Fútbol FIFA - encierra una trampa porque la industria de los deportes electrónicos es mucho más diversa en perfiles de lo que suele retratarse, y además de tener habilidades en videojuegos, un jugador profesional debe cumplir una rutina de entrenamientos, trabajar en equipo, analizar las partidas, y prepararse física y psicológicamente”.

“En mi caso – refiere Matías - entrenamos de lunes a jueves de 10.30 de la noche a 12 o 1 de la mañana, y como la liga no se juega todos los días, revisamos cosas en las que el equipo está flojo, marcamos situaciones puntuales a cada jugador, lo que necesitamos que haga, es como en el fútbol tradicional, nosotros necesitamos que a tal jugador no le coman la espalda, que el 9 haga tal movimiento, eso se practica como en el fútbol real, por repetición, es plantear un movimiento y hacerlo hasta que salga de memoria, sin pensarlo”.

“En mi caso entrenamos de lunes a jueves de 10.30 de la noche a 12 o 1 de la mañana, y como la liga no se juega todos los días, revisamos cosas en las que el equipo está flojo”

Matías Duette
Jugador de FIFA

Para otros juegos, como en el “Counter Strike Global Offensive”, el juego de disparos en primera persona, también el entrenamiento es fundamental. Martín Fernández Blanco, director técnico en el Stone Esports Team de esta disciplina, refiere que “nosotros tenemos horarios fijos de entrenamiento y nos adaptamos a un calendario que incluye ligas y torneos relámpagos. Generalmente arrancamos a las 2 de la tarde y hasta las 4 hacemos táctico. Si falta más táctico, suprimimos la práctica que va de 4 a 8. Por ejemplo, yo grabo todos los entrenamientos con las 5 cámaras de los chicos a la vez, así después las vemos todos juntos, analizamos muchísimo el juego, miramos las demos de los mejores del mundo, entendiendo cómo piensan y por qué toman cada decisión, para nosotros así tener la capacidad y la herramienta para elegir qué es lo mejor en cada caso”.

“Stone Esports Team” es el equipo de esports del tenista Diego Schwartzman, que en su presentación oficial de diciembre de 2020, lanzó una academia de entrenamiento y formación para aspirantes a gamers, y Martín, su entrenador, explica que “por ejemplo en CS GO se necesitan excluyentemente 5 jugadores para competir, y el siguiente puesto es el coach, DT o sexto jugador, que también se puede desempeñar como suplente cuando, por ejemplo, la conexión a Internet le falla a un jugador titular. Luego de esas posiciones se busca tener un analista, que puede ser editor también, y colaborar con la parte táctica que hacemos con los chicos. Además, el equipo está asistido por un psicólogo deportivo, y es importante que cada jugador tenga un lenguaje pertinente al rubro y juego en particular, porque es difícil resolver problemas cuando no tenés el léxico o la jerga necesaria. Por último, hay un kinesiólogo y un profesor de estiramiento que preparan rutinas adaptadas, nos juntamos lunes, miércoles y viernes durante una hora, media hora y a veces en clases teóricas para aprender conceptos de estiramiento y cómo relajar los músculos”.

La Gaming office de “Stone Esports Team” / IG

Fernández Blanco destaca la importancia de todos estos roles y del entrenamiento, “ya que hay chicos que juegan tirados para adelante, otros sentados, y al estar tantas horas es importante mantener la postura, cuidar el cuerpo, del mismo modo que con un psicólogo, la mente. También es importante la presencia de un director deportivo, una persona que tiene diálogo con los entrenadores como para hacer el seguimiento con una mirada neutra”.

LOS TORNEOS EN LOS CYBERCAFÉS

A comienzos del año 2000, los cybercafés estaban en auge porque comprar una computadora no era tan accesible, y pocos sabían cómo armarlas para jugar. Y fue en ese ámbito donde comenzaron a desarrollarse muchos de los que hoy son profesionales, como Matías Duette, actual manager del equipo de Fútbol FIFA, quien empezó a jugar a los 16 años de manera competitiva y participaba de torneos de aficionados, o Martín Fernández Blanco, cuyo interés por los videojuegos, y particularmente por el Counter Strike, surgió en esos mismos cybercafés.

“Conocí el juego por un amigo de la primaria que me llevó a un cyber por primera vez -cuenta - empecé a olfatear todo esto y me explotó la cabeza. En los torneos que allí se organizaban, mi rol era el del sexto jugador, jugaba cuando alguien faltaba, no me metía en el ego de los jugadores y simplemente me dedicaba a acompañarlos a los torneos, charlar, hacerles masajes, llevarles un agua, escucharlos, potenciarlos. Y todo lo que aprendí de manera amateur lo aplico hoy en mi trabajo como DT de esports. Muchos de los chicos que conocí en 2015, son amigos y hoy triunfan en algo en lo que todo el mundo se quiere meter. A nosotros nos salía cuatro veces más caro los viáticos que el posible premio, que muchas veces no ganábamos o lo organizadores no pagaban, y sin embargo la comunidad siguió siendo algo que los esports tienen y tenemos que seguir cuidando”.

También Matías Duette destaca el sentido comunitario de los videojuegos. “Tengo pibes de 14 o 15 años -dice - que si no hacen la tarea de la escuela no pueden entrar a jugar, y estamos todos haciendo la tarea con ellos. Hay chicos que no pueden comprar un juego porque no tienen la guita y entre todos la juntamos. Pero también esto tiene de bueno que un chico que no puede practicar un deporte físico por cualquier motivo o discapacidad, se puede acercar a un club para hacer un esports. Hay que tener en cuenta que Argentina es el tercer mercado más grande de deportes electrónicos de la región, detrás de México y Brasil”.

“Yo grabo todos los entrenamientos con las 5 cámaras de los chicos a la vez, así después las vemos todos juntos, analizamos muchísimo el juego”

Martín Fernández Blanco
Director técnico en el Stone Esports Team

EL CRECIMIENTO DE LOS ESPORTS

La popularidad de los videojuegos en general, se vio reforzada por la gran expansión de los deportes electrónicos, que año a año crecen de forma exponencial y logran más adeptos. En América Latina hay cada vez más jugadores profesionales, más organizaciones de esports con diferentes equipos, más torneos, más alcance, y también más dinero en juego, por lo que ya no existen barreras ni etiquetas para definir a esta comunidad que hoy integran niños, adolescentes y adultos.

El estudio más reciente de la plataforma Newzoo, denominado “Cómo interactúan las diferentes generaciones con los juegos”, arroja nuevas luces sobre cómo aborda cada generación los videojuegos, con hallazgos interesantes, como que los “baby boomers”, la generación que se ubica entre 1946 y 1964, juegan mayormente para relajarse (92%, según el estudio), al igual que la mayoría de los de la Generación Z encuestados (87 por ciento), que son los nacidos entre 1997 y 2012. Y aunque el informe reveló que la mayoría juega por diversión, como una manera de liberar el estrés, las generaciones más jóvenes tienen además otras motivaciones, como que recurren a los juegos por la competencia, la socialización, y sentirse realizados.

Es que mientras la mayoría de las generaciones mayores tienden a jugar de manera más informal, por lo general en dispositivos móviles para matar el tiempo, las generaciones más jóvenes tienden a involucrarse con los juegos de muchas otras formas, como ver contenido relacionado con juegos, discutir los últimos desarrollos en espacios comunitarios, escuchar transmisiones topográficas y charlar sobre videojuegos con sus amigos, según refleja la investigación de Newzoo.

Pero más allá de lo competitivo, jugar videojuegos se presenta también como una posibilidad de distraerse de un mal día, relajarse, divertirse, sentir adrenalina por competir, compartir momentos con amigos y conocer personas.

También la pandemia colaboró, durante el año pasado y lo que va de este, al gran incremento de jugadores a lo largo de todo el planeta, como que muchos encontraron en los videojuegos una gran forma de entretenimiento sin tener que salir de casa, para terminar siendo uno de los mejores compañeros para millones de personas, posicionándose como un arte audiovisual.

“A partir de la pandemia – sostiene Matías Benz, gerente de Marketing de ASUS Argentina - muchas de las ofertas de entretenimiento tradicionales dejaron de ser una opción para los consumidores, lo que llevó a muchos a volcarse al gaming, no solo para jugar sino también para socializar”.

Es importante mantener la postura, cuidar el cuerpo, del mismo modo que con un psicólogo, la mente / Freepik

Por su parte, Germán Beneditto, psicólogo especialista en uso saludable de la tecnología y los videojuegos y referente de la línea de Salud de la Fundación Argentina de Videojuegos (FundAV), señala que “en tiempos de cuarentena, una de las industrias que más creció por su vinculación directa con la capacidad de brindar entretenimiento y ocio desde la comodidad del hogar, fueron las de los videojuegos, que pueden convertirse en un excelente medio recreativo para combatir los niveles de ansiedad, angustia y estrés que se dispararon enormemente por causa del Covid-19, estableciendo límites adecuados de uso y consumo, para poder sobrellevar de la mejor forma esta situación sin precedentes. Pero también para los padres que tuvieron que realizar teletrabajo, fue una excelente oportunidad para aprender un poco más sobre el mundo de los videojuegos, a qué están jugando sus hijos y qué es lo que les atrae tanto de los mismos, además de poder chequear que el contenido al que se exponen es adecuado para su edad y, por qué no, compartir con ellos la experiencia jugando a su lado”.

Según Newzoo, la consultora de mercado especializada en la industria de los videojuegos, hay unos 3.000 millones de gamers en todo el mundo, un 5,3 por ciento más que a principios de la pandemia, lo que representa cerca del 40 por ciento de la población mundial. Y si bien más de la mitad de los jugadores son de Asia, el mercado latinoamericano está en pleno crecimiento, con 289 millones de jugadores, superando a Norteamérica por casi 70 millones, mientras que además es la segunda región que más se desarrolló desde el inicio de la cuarentena, con un 6,2 por ciento.

19
MILLONES Argentina ya tiene más de 19 millones de jugadores, alrededor del 42 por ciento del total de sus habitantes, y registró un aumento del 20 por ciento en la cantidad de gamers durante la pandemia, según datos de la Asociación de Deportes Electrónicos y Electromecánicos de Argentina.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla