Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,88
Dólar Ahorro/Turista $176.35
Dólar Blue $198,00
Euro $120,62
Riesgo País 1693
Revista Domingo |EL SÍMBOLO QUE COMUNICA AL MUNDO
Tendencias: el hashtag, de la Antigua Roma a un rol clave en la vida por internet

Los romanos lo utilizaban como unidad de peso, siglos después apareció en los primeros teléfonos con teclas, y ahora es un signo fundamental en el lenguaje de las redes

Tendencias: el hashtag, de la Antigua Roma a un rol clave en la vida por internet
6 de Noviembre de 2021 | 05:16
Edición impresa

Todos lo utilizan como un símbolo de la modernidad, como un signo estrechamente ligado a internet y a las redes sociales y como una clave indispensable para navegar en ellas. Sin embargo, el símbolo del hashtag o numeral, como se lo nombraba antes de la era de las redes sociales, tiene una larga historia, cuyo origen, en realidad, se remonta a la Antigua Roma, cuando se pesaba en libras, se contaba en ases y se medía en pies. La libra se abrevió “lb”, y para evitar que la letra “l” se confundiera con el número “1”, se le añadió una raya horizontal que cruzaba ambas letras. Con el tiempo, y para simplificar la escritura, la abreviatura fue cambiando hasta convertirse en el símbolo que conocemos ahora, #.

Es así que antes de ingresar a las redes sociales, el símbolo del hashtag se usó como unidad de peso en la Antigua Roma, y muchísimos años después en los teclados de los teléfonos y en el lenguaje computacional, pero su llegada a Internet ocurrió en el año 2007, cuando el símbolo asumió un rol verdaderamente clave, primero para clasificar todo lo que circula en Internet, y después para visibilizar causas sociales y articular protestas.

Cronológicamente, muchos siglos después de que los romanos lo utilizaran como unidad de peso, este símbolo recuperó vigencia el 18 de noviembre de 1963, cuando la compañía estadounidense Bell presentó el primer teléfono de marcación por tono, que reemplazó al de disco, e incluyó dos teclas adicionales en la botonera: un asterisco y un numeral.

Posteriormente, el signo se utilizó en contextos computacionales para indicar colores en formato de código o para introducir anotaciones en lenguajes de programación, es decir para agregar un texto que no es interpretado como código.

En la Antigua Roma
La libra se abrevió “lb”, y para evitar que la letra “l” se confundiera con el número “1”, se le añadió una raya horizontal que cruzaba ambas letras. Con el tiempo, y para simplificar la escritura, la abreviatura fue cambiando hasta convertirse en el símbolo que conocemos ahora, #

Pero fue a partir del 23 de agosto de 2007 cuando el símbolo del hashtag se volvió fundamental en el lenguaje de Twitter. Chris Messina, un usuario de la red social, propuso usar el hashtag para unificar conversaciones de la plataforma, y con un tuit preguntó a sus seguidores cómo se sentirían al usar el símbolo # para agrupar, y lo acompañó del primer hashtag de la historia de la red: #barcamp, mientras que Nate Ritter, un residente de San Diego, California, se constituyó en el primer usuario de entre el público que utilizó el hashtag, al incluir en uno de sus mensajes la expresión #sandiegofire, refiriéndose a los incendios forestales que devastaron gran parte de la vegetación que circundaba a la ciudad de San Diego.

Técnicamente, en la actualidad el hashtag es una etiqueta de metadatos que proporciona información sobre un dato y facilita su recuperación, y visualmente es una cadena de caracteres formada por una o varias palabras unidas, sin espacios, y precedidas por el símbolo #. Esta forma de clasificación permite agrupar las conversaciones en temas y explorarlos, es decir, es rápidamente identificable tanto para el sistema como para el usuario.

En 2007, el hashtag más tuiteado, según información de la propia red social, fue usado en más de 9 mil ocasiones, mientras que diez años después, en 2017, el hashtag más utilizado registró más de 300 millones de usos, y desde entonces su alcance y efectividad no paró de crecer. Tanto, que incluso superó los límites de la propia red, ya que el hashtag migró a otras plataformas y transformó para siempre la comunicación online.

En palabras de Messina, su creador, “ahora se usa el hashtag con una intención más clara, como un contenido en sí mismo más que como una mera forma de clasificación o etiquetado”.

Lo cierto es que, convertidos en verdaderas consignas, los hashtags se volvieron también herramientas fundamentales para visibilizar causas sociales y convocar a protestas masivas. Los ejemplos se multiplican en el mundo, desde la Primavera Árabe de 2010 y 2011 -considerada la primera revolución organizada en redes sociales- hasta el #MeToo, que en 2017 invadió las redes cuando millones de víctimas de acoso sexual reutilizaron el hashtag para compartir su experiencia.

En cuanto a su uso, los hashtags no distinguen entre mayúsculas y minúsculas

 

A nivel regional, los últimos tres años estuvieron marcados por las protestas sociales contra los gobiernos de turno, como que el #ForaBolsonaro fue el hashtag más contundente que se utilizó en Brasil, y en Chile, con el hashtag #Chiledesperto, el pueblo trasandino se convocó a manifestarse en la ahora Plaza de la Dignidad contra el gobierno de Sebastián Piñera, y episodios similares ocurrieron en Perú y en Colombia. De esta manera las redes sociales transformaron las formas de la comunicación, y si antes la movilización social dependía exclusivamente de las convocatorias de grandes organizaciones o partidos políticos, los hashtags facilitaron la unidad del mensaje y la articulación de una comunidad online.

Los tweets que utilizan los hashtags en la publicación llegan a tener hasta un 55% más de probabilidades de ser compartidos

 

LA IDEA RECHAZADA QUE UTILIZAN MILLONES

La idea de utilizar este símbolo que también se conocía como el de la “almohadilla” para organizar publicaciones relacionadas en redes sociales, no existía hasta que, como quedó dicho, el consultor de Internet Chris Messina lo propuso por primera vez el 23 de agosto de 2007.

Los hashtags se volvieron también herramientas fundamentales para visibilizar causas sociales y convocar a protestas masivas

 

En aquella oportunidad, Messina preguntó a sus seguidores de Twitter cómo se sentirían al usar el símbolo del numeral para los grupos, y lo acompañó del primer hashtag de la historia: #barcamp, concepto que en inglés significa reuniones para compartir y aprender en entornos abiertos.

Fue así que Messina le llevó su propuesta a Biz Stone, uno de los fundadores de Twitter, quien rechazó la idea por considerarla muy secundaria para una plataforma que estaba con problemas más urgentes, como la estabilidad del servicio. Pero Messina no se dio por vencido y decidió probarlo por su cuenta, con el éxito ya conocido, ya que desde entonces el uso de estas etiquetas, así como su alcance y su efectividad, no hizo más que crecer en todas las redes sociales, no solo en Twitter, que en 2009 añadió el enlace o hipervínculo automático a cada hashtag, así como la búsqueda de estos en su sistema, ya que los usuarios y marcas comenzaron también a utilizarlo para aumentar la interacción en una publicación, generar conciencia de marca o para mostrar apoyo a problemas sociales, entre otros motivos.

Antes de ingresar a las redes sociales, el símbolo del hashtag se usó como unidad de peso

 

Una idea así podría haber generado ganancias millonarias. Sin embargo, Messina, quien lo creó, se negó a presentar al hashtag ante la oficina de patentes, porque a su parecer eso limitaría su uso y adopción en diversas plataformas, cuando lo que él buscaba era la implementación de su uso en cualquier red social existente. Messina estaba convencido que el hashtag era un elemento inmanente de internet, y confesó que su objetivo nunca fue el de conseguir dinero con la idea.

En cuanto a la masividad de su uso, el informe Digital 2021 de Hootsuite y We Are Social señala que #Love ha sido el hashtag más utilizado en las publicaciones de Instagram en todos los tiempos, nada menos que 2.000 millones de veces. En segundo lugar de la lista se encuentra #Instagood, usado en más de 1.000 millones de publicaciones, y el tercero es #Fashion, utilizado en más de 900 millones de contenidos, lo que muestra que el usuario típico de Instagram solo ha etiquetado un promedio de dos de sus publicaciones con #love, pero es, con mucha diferencia, el hashtag más popular de todos, y aparece en más de un 50 por ciento más de publicaciones que su rival más cercano, #instagood, mientras que entre el resto de las etiquetas más populares se encuentran #Photooftheday, #Art, #Beautiful, #Follow, #Happy, #Nature, #Tbt, #Travel, #Like4Like, #Style, #Summer, #Fitness, #Selfie y #Food.

Ahora, el hashtag es mayormente usado en tendencias alrededor de diferentes plataformas digitales, ya sea Twitter, Instagram, Facebook, Reddit o Quora entre otras páginas web, pero su uso ha llegado hasta el punto de convertirse en una herramienta para impulsar campañas publicitarias o cualquier otro tema en tendencia que se quiera integrar a la circulación conversacional de la web, como movimientos sociales, publicitarios, políticos o de otros tópicos para producir tendencias dentro de las redes sociales, y para que los usuarios puedan acceder a ese canal con mayor facilidad con la simple búsqueda del hashtag junto al concepto.

LOS TRENDING TOPICS Y LAS TÉCNICAS DEL HASHTAG

Lo cierto es que la evolución de estas etiquetas llegó a su pico más alto con la inclusión de los “trending topics, que a su vez son las palabras clave más usadas en un momento determinado en la página principal de Twitter.

Mientras tanto, en cuanto a su uso, los hashtags no distinguen entre mayúsculas y minúsculas, aunque con frecuencia se utiliza la técnica del “camello”, según la cual se usa la mayúscula en la primera letra de la palabra, seguida de letras minúsculas, e incluso en caso de agregarse una nueva palabra se sigue la misma regla.

Por otra parte, las estadísticas han demostrado que en la actualidad los usuarios que acostumbran utilizar los hashtags en sus tweets, llegan a tener hasta un 55 % más de probabilidades de que sus contenidos sean compartidos.

También, la implementación del hashtag ya es el común denominador en redes sociales como Google+, Facebook, Instagram, VK y Vine, y ha sido verdaderamente vertiginosa la manera en que cada vez más aplicaciones implementan el hashtag, intentando emular a los gigantes que ya lo tienen. En el caso de Facebook, por ejemplo, lo presentó como una manera de ayudar a las personas a descubrir con mayor facilidad lo que otros dicen acerca de un tema específico, y participar en las conversaciones públicas, es decir etiquetas utilizadas para categorizar las conversaciones entre los usuarios.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla