Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,08
Dólar Ahorro/Turista $181.63
Dólar Blue $219,00
Euro $122,97
Riesgo País 1961
El Mundo |ALGUNAS CLAVES DEL FENÓMENO Y SU IMPACTO
La inflación que alarma a los estadounidenses

El país registró en octubre un aumento interanual de precios del 6,2 por ciento, su mayor alza desde el año 1990

30 de Noviembre de 2021 | 01:34
Edición impresa

Los precios al consumidor en Estados Unidos aumentaron 6,2 por ciento en octubre comparado con el mismo mes del año anterior, su mayor alza desde 1990. Este número alarma a los estadounidenses, aunque sin tener en cuenta los productos de precios volátiles como la energía influenciada por decisiones de la OPEP y los aumentos por el impacto de los fletes, el índice fue de 4,1 por ciento.

La cifra interanual de septiembre había sido de 5,4 por ciento. De septiembre a octubre el aumento fue de 0,8 por ciento, el mayor incremento mensual desde junio.

La inflación está erosionando las alzas salariales adquiridas recientemente por la fuerza laboral estadounidense, y está poniendo presión a la Reserva Federal (Fed, banco central) para que frene su masiva inyección de liquidez en la economía.

Las contrataciones y los aumentos salariales han aumentado a un ritmo mucho más robusto en esta recuperación económica que la registrada después de la Gran Recesión de hace una década, pero a diferencia de entonces, esta recuperación viene acompañada de un repunte inflacionario que está disminuyendo la confianza de los estadounidenses en la economía.

Si se excluyen los rubros de alimentos y combustibles, que suelen ser más volátiles, la inflación subyacente aumentó en 0,6 por ciento de septiembre a octubre.

Los costos de los insumos de energía aumentaron un 4,8 por ciento de septiembre a octubre. La nafta, el gas natural y el petróleo se volvieron más costosos por la misma razón que otros productos: la demanda se ha disparado en momentos en que los estadounidenses están volviendo a viajar por aire y tierra y la oferta no ha podido equipararse.

Los economistas, sin embargo, coinciden en que la inflación se disipará una vez que se resuelvan los problemas de las cadenas de suministros y las tendencias de consumo regresen a sus niveles prepandémicos. A medida que ceda la crisis sanitaria, los estadounidenses irán gastando más en viajes, entretenimiento y otros servicios y menos en productos como automóviles, muebles y artefactos de uso doméstico.

Sin embargo, nadie sabe cuánto tardará eso y lo cierto es que las tendencias inflacionarias han durado más de lo que pronosticaron muchos economistas. Además, los aumentos de precios se están expandiendo a otros sectores, no sólo a vehículos o electrodomésticos.

PRECIOS DE FLETES Y de LA ENERGÍA

Tras el golpe de la pandemia, la demanda de bienes y servicios a nivel global se aceleró mientras los fabricantes y transportistas no logran dar respuesta. Al mismo tiempo, hay una interrupción de los horarios de trabajo relacionados con la pandemia y la escasez de trabajadores portuarios, provocando varios cuellos de botella en la cadena de suministros.

Por caso, los puertos de Los Ángeles y Long Beach, los más grandes de EE UU, viven una situación caótica, con buques navegando sus costas a la espera de poder atracar y descargar mercancía. Por allí ingresa el 40 por ciento de todos los productos importados en el país. El gobierno está intentando descongestionar los puertos cuanto antes, pero llevará unos meses.

Un informe de Financial Times reveló en octubre que el costo de los fletes aumentó. El precio global promedio de envío de un contenedor de 40 pies (unos 12 metros) llega a los 10.000 dólares, tres veces más alto que a inicios de este año y 10 veces más que en los niveles previos a la pandemia.

Asimismo, los aumentos de precios de la energía conforman el principal componente inflacionario. Según el índice de precios al consumidor de octubre, las naftas subieron en EE UU un 6,1 por ciento y el fuel oil un 12,3 por ciento. En la comparación interanual contra octubre de 2020, las naftas treparon 49,6 por ciento y el fuel oil un 59,1 por ciento.

Los aumentos de las naftas son consecuencia de una oferta doméstica de petróleo que se percibe insuficiente en el corto plazo. La producción de petróleo en EE UU promedió 12,3 millones de barriles por día (bpd) en 2019. En los primeros meses de la pandemia se contrajo por la falta de demanda y los altos stocks existentes, pero se fue recuperando al ritmo de la reactivación económica y hoy se acerca a los niveles de prepandemia. A principios de noviembre, la producción fue de 11,5 millones de bpd.

Según la Agencia de la Información Energética (EIA), la demanda de petróleo, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial, ha vuelto en gran medida a los niveles de 2019, previos a la pandemia. Pero la demanda ha crecido más rápido que la oferta, reduciendo los inventarios y aumentando los precios.

No obstante, la solidez de la reactivación económica estadounidense se confirma, alimentada por un consumo que avanza a pesar de la alta inflación, mientras los pedidos de subsidios por desempleo están cayendo a su nivel más bajo desde 1969.

De hecho, los pedidos semanales de beneficios por desempleo cayeron por debajo del nivel previo a la pandemia de Covid-19, que causó despidos masivos, lo que marca un hito en la recuperación económica del país.

El Departamento de Trabajo anunció el miércoles pasado 199.000 nuevas solicitudes en la semana que finalizó el 20 de noviembre, un nivel menor al registrado el 14 de marzo de 2020, la última semana antes de que el desempleo comenzara a crecer a medida que se propagaba el coronavirus.

También se trata del menor registro desde noviembre de 1969, según los datos disponibles, mucho menor que las previsiones de los analistas (que esperaban 265.000 nuevas inscripciones) y una caída de 71.000 respecto de la semana previa.

El economista Mohamed El-Erian calificó al anuncio de “buenas noticias para la economía”, aunque apuntó que no está claro si no se trata solo de un cambio de opinión entre muchas personas que habían decidido no regresar a trabajar.

“FACTORES DE AJUSTE”

Este descenso pudo verse “exagerado por factores de ajuste estacional”, añadió Gregory Daco, de Oxford Economics, que advierte de un posible “repunte en las próximas semanas”.

Unos 2,4 millones de estadounidenses perciben algún tipo de beneficio por desempleo.

La actividad económica sigue sin embargo perturbada por las dificultades mundiales en la cadena de suministros. Los pedidos de bienes duraderos volvieron a caer así en octubre, por segundo mes consecutivo, lastrados por la disminución de los pedidos de aviones, mientras que las compras de automóviles -una buena noticia para la industria- se recuperaron.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla