Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,88
Dólar Ahorro/Turista $176.35
Dólar Blue $198,00
Euro $120,62
Riesgo País 1693
Revista Domingo |VEHÍCULOS POR EL CIELO
Tendencias: vuelos en autos y motos, el transporte del futuro cercano

Acaba de probarse con éxito una moto que vuela a más de 4.000 metros de altura, y están en desarrollo varios coches con turbinas y alas que se pliegan. Los viajes personales, por el aire

Tendencias: vuelos en autos y motos, el transporte del futuro cercano

El coche volador del gigante chino Xpeng / web

31 de Octubre de 2021 | 04:03
Edición impresa

Trasladarse por el aire en autos o motos, fue desde siempre uno de los lugares más comunes de la ciencia ficción, donde películas como “Volver al Futuro”, con su clásico DeLorean, o “Blade Runner”, con el auto volador Spinner, anticiparon un mundo que todavía no existe, pero al que la tecnología nos va acercando rápidamente.

En el imaginario colectivo, del cine y la literatura, las imágenes suelen ser similares: el cielo de una ciudad abarrotado de autos como ahora lo están las calles, algo que el ser humano ha intentado convertir en realidad, probando prototipos y patentando avances, pero que ahora, como nunca antes, pareciera algo posible.

Tanto es así, que este año el desarrollo de las tecnologías de vuelo personal alcanzaron un nuevo nivel, cuando la compañía estadounidense Jet Pack Aviation anunció que el vuelo de prueba de su moto voladora, “The Speeder”, había sido todo un éxito.

La empresa con sede en California lleva diez años desarrollando dispositivos voladores para personas, y de hecho, en 2015 había lanzado el jetpack JB-9, una mochila propulsora que alcanzó los 160 km por hora y 3.000 metros de altura. David Mayman, CEO de la compañía y ex piloto, sobrevoló inclusive la Estatua de la Libertad en Nueva York durante diez minutos para dar a conocer al mundo su creación.

“Somos una empresa formada por un equipo de ingenieros y aviadores absolutamente enfocados en construir el avión de despegue y aterrizaje vertical más rápido, pequeño y seguro del mundo”, anunció recientemente la compañía, señalando que desde agosto de 2018 comenzaron a desarrollar la aeronave “Speeder”, la moto voladora que, según aseguran, “revolucionará la forma en que los paramédicos lleguen a sus pacientes y los militares evacuen y curen a los heridos”.

La moto de Jet Pack Aviation tiene unas microturbinas que le permiten despegar, alcanzar 4.500 metros de altura y hasta 240 km por hora de velocidad. Los vuelos duran de 10 a 30 minutos, y alcanza una autonomía dentro de ese rango según la velocidad y el peso del piloto.

Distintas compañías están en pleno desarrollo de vehículos de calle, que además vuelen

 

Además, cuenta con una cúpula frontal que protege del viento al conductor y una estructura de aluminio de mayor tamaño que una moto tradicional, que ronda los 104 kilos, mientras puede llevar a un piloto de hasta 108 kilos de peso.

La empresa asegura que esta moto voladora estará disponible en 2023, y que será la primera moto de estas características en el mundo. Y aunque por el momento solo terminaron la estructura del vehículo, ya las pusieron en venta. El precio, por el momento, es bastante elevado, con una base de 380 mil dólares, lo que incluye el traje de vuelo y el casco personalizado.

La “Speeder” se va a fabricar en dos versiones, una recreativa y otra militar, aunque la compañía advirtió que solo hará 20 motos voladoras para uso civil, porque el resto de la producción estará destinada al gobierno y el Ejército de los Estados Unidos.

La versión militar tiene un complemento que, vinculado a otro vehículo conducido por una persona, funciona de manera autónoma. Sin piloto, se convierte en vehículo de carga y almacenamiento de equipamiento para una misión militar.

SALVAR VIDAS

“Speeder - afirma la empresa - tiene como objetivo el salvar vidas, porque permite llegar a lugares inaccesibles por tierra o recorrer rápidamente distancias largas para vehículos terrestres.

Después de un arduo trabajo que le llevó a la compañía un año y medio de desarrollo, la Speeder levantó vuelo por los aires y realizó de manera triunfal varios despegues y aterrizajes verticales.

Los proyectos buscan brindar alternativas para distintos usos y clientes

 

Según sus diseñadores, la Speeder será una especie de avión muy pequeño, capaz de transportar hasta dos personas, que estará impulsada por pequeñas y poderosas turbinas de reacción, llegando a una velocidad que podría alcanzar los 480 kilómetros por hora, contando con una función de autoestabilización electrónica para facilitar el vuelo y aumentar la seguridad de los pilotos.

“Es bastante sorprendente lo estable y resistente que es cuando movemos los motores, cambiamos el centro de masa o simplemente el peso cambia a medida que baja la carga de combustible - manifestó David Mayman, fundador de Jetpack Aviation - le pusimos cargas falsas y las maneja muy bien, simplemente contrarresta automáticamente ese tipo de cosas”.

Honda apunta a los cielos con este vehículo volador eVTOL / web

También se ponderó que esta moto voladora será muy cómoda y portátil, ya que dispondrá de alas desmontables de diferentes tamaños, una opción que la hace atractiva para el uso militar, ya que cada tipo de ala se ajusta a un perfil distinto de misión.

Justamente se especula que la Speeder debute como un vehículo de misiones especiales para los militares norteamericanos, como un instrumento utilitario para transportar de una forma más rápida y segura distintas piezas de carga entre dos puntos, aunque también se considera que podrá llevar a una o dos personas desde un barco hacia otro o desde una orilla hacia otra.

Otra de sus prestaciones está enfocada en que también podría ser de gran ayuda para los socorristas en caso de un incidente, ya que podría llevar a un paramédico para llegar a una montaña y examinar a un esquiador lesionado más rápido que cualquier otro medio de transporte terrestre o aéreo, y con un equipo médico completo a bordo, además de que igualmente podría ser utilizada como herramienta de extinción de incendios y llegar hasta el lugar de los hechos y derramar hasta 300 litros de agua sobre las llamas.

LOS AUTOS, TAMBIÉN EN LA LUCHA POR LOS CIELOS

Lo que hasta ahora era una batalla por el asfalto, ya se está convirtiendo en la lucha por los cielos, de la que no solo participan motos como la Speeder, sino también los fabricantes de automóviles y hasta compañías que no tienen nada que ver con el sector, como por ejemplo el gigante chino Xpeng, que acaba de presentar la sexta generación de su vehículo aéreo.

Desarrollado por HT Aero, la compañía asiática tiene un largo recorrido en la materia, y hasta la fecha ya llevó a cabo más de 15.000 vuelos de prueba y desarrollo, en los que midió tanto diseños como sistemas de asistencia y de seguridad.

Por el momento, ya hay indicios de cómo podría ser este aerocoche que, según lo previsto, podría lanzarse al mercado en el año 2024. Se trata de una coupé de corte futurista, con las ruedas delanteras con un diseño enfocado a cuidar la aerodinámica, algo clave tanto en el asfalto como, sobre todo, al volar, mientras que ayudan a la misma tarea la cúpula que une el capó con el techo y el llamativo eje trasero, con unas tomas de aire en la parte frontal y las ruedas integradas en la carrocería.

De la mano con los vehículos se piensa en “aeropuertos” que los puedan recibir y operar

 

Sin embargo, el elemento más llamativo son los rotores que coronan los dos largos brazos situados en la mitad del coche, que son los que le permiten volar, y que además es posible replegarlos y ocultarlos para que no estorben mientras se circula por una carretera.

En términos generales, el modelo de Xpeng muestra un diseño más sencillo y menos aparatoso que el de otros coches voladores, entre los que es común la presencia de muchas más hélices o directamente alas, como las propuestas que vienen mostrando empresas como BMW con su “Skai Flyying” o el “Pal V Liberty.

VUELOS HACIA EL FUTURO

También la empresa Honda imagina un futuro por los cielos, y proyecta que en el año 2040, un ejecutivo podrá subirse a su coche autónomo para que lo desplace hasta un centro de movilidad, donde lo esperará un coche volador para llevarlo a una gran ciudad, donde un transbordador, también autónomo, lo trasladará desde allí a su oficina. Así expone su visión del futuro la marca japonesa, con Nueva York como punto de destino de sus planes: la Gran Manzana sobrevolada por artefactos voladores.

Para concretar esto, la compañía ya anunció sus planes de expansión para las próximas décadas, y en ellos se incluye la fabricación de un robot que permita manipular objetos de forma remota, en colaboración con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA). Y como su apuesta más llamativa, el desarrollo del “Honda eVTOL”, un vehículo de aterrizaje y despegue vertical de tecnología híbrida con una autonomía aproximada de 400 kilómetros.

Este coche volador de Honda, que ya tiene un diseño previo, se moverá por medio de ocho pequeñas hélices y dos propulsores, gracias a la energía proveniente de una batería eléctrica y un generador de turbina de gas. Pero como la capacidad de las pilas actuales de ion-litio no da como para mover solo con energía eléctrica un vehículo de este tamaño, sus diseñadores ya prevén que si se quiere usar a este auto volador para viajes interurbanos, la tecnología de propulsión debe ser híbrida.

Honda prevé poner en marcha los primeros prototipos de este automóvil en 2023, y empezar con los vuelos de prueba en 2025. Y, si todo sale bien, el siguiente paso será obtener las certificaciones de vuelo en 2030.

Justamente este es uno de los aspectos más complicados en el desarrollo de los coches voladores y los grandes drones, debido a los controles de vuelo y el papel que deberán desempeñar las agencias de seguridad aérea, como la Easa europea, si es que los vehículos de este tipo se expanden como ya se supone.

Por su parte, otras empresas como Porsche prevén que el negocio de los coches voladores movilizará unos 26.500 millones de euros en 2035, y sobre este terreno se mueven marcas como el propio fabricante alemán, que ya está aliado con Boeing para crear su propio vehículo aéreo, al igual que la ya citada BMW y Hyundai, que ya anunció su proyecto de aerotaxis para el año 2028.

Del mismo modo, y al margen de la industria tradicional, otras muchas empresas ya desarrollan sus proyectos, como “Klein Vision”, que ya realizó vuelos de prueba entre ciudades, o Pal V Liberty, que ya está homologado para circular por las carreteras europeas y solo tiene pendiente cumplir las horas de vuelo en pruebas necesarias para lanzarse al aire.

Las pruebas exhaustivas son clave para lograr que estos vehículos resulten fiables

 

Pero el futuro no solo espera con autos y motos volando por los cielos de todo el mundo, sino que de forma paralela a la investigación de las distintas marcas, ya hay también proyectos avanzados en materia de “aeropuertos” para estos vehículos, como el que estrenará la empresa Urban Air Port en Coventry, Reino Unido, en cuyas instalaciones podrán operar tanto los pequeños drones de reparto como los aerotaxis de despegue vertical.

Con todo esto, las imágenes futuristas de un cielo abarrotado de autos y motos que tantas veces se vieron en películas de ciencia ficción, están cada vez más cerca de convertirse en realidad.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla