Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $98,32
Dólar Ahorro/Turista $162.23
Dólar Blue $143,00
Euro $114,35
Riesgo País 1570
Fariña, condenado a 5 años: la vida del pibe de barrio platense, mediático y "arrepentido"

Fariña, condenado a 5 años: la vida del pibe de barrio platense, mediático y "arrepentido"
24 de Febrero de 2021 | 14:37

Este mediodía la Justicia condenó al platense Leonardo Fariña a 5 años de prisión al ser considerado por el Tribunal coautor de la maniobra de lavado de dinero por la que también fue condenado Lázaro Báez a 12 años de cárcel, entre otros (vea https://www.eldia.com/nota/2021-2-24-8-45-0-ruta-del-dinero-k-hoy-se-sabra-si-lazaro-baez-es-culpable-de-lavado-politica-y-economia). Este personaje, que se casó con la mediática modelo Karina Jelinek y luego se separó, ganó una enorme fama. Pero su pasada lo muestra como un pibe de barrio.

En la cuadra de 25 y 68 lo recordaban como algo tímido, flacucho y que de chico le gustaba jugar al fútbol para El Fortín del Sur. Sus vecinos de esa barriada platense poco sabían de su vida hasta que llegó a las tapas de las revistas y los programas de la tarde como el marido de Jelinek. Pero Leonardo, como aún se lo llama en la zona del parque Castelli, pasó de la farándula a ser un millonario investigado por la AFIP y años más tarde, tras haber patentado la recordada frase “querían ficción, les di ficción” y luego de permanecer dos años preso, fue el “arrepentido” de un caso que sacude y conmueve al país.

“Leonardo era un tipo tranquilo -lo recordaba un comerciante del barrio en una nota que EL DIA publicó en abril de 2016-, pero un día empezó a aparecer con autos de alta gama y enseguida lo vimos en la tele con la Jelinek. Desde ese casamiento ya por el barrio apareció muy poco. En la casa se quedó viviendo sólo el padre de él, pero es un hombre que vive lo de su hijo con mucho dolor y que prefiere no decir nada. Ni una palabra. Cuando supo que iba a declarar, lo primero que hizo fue irse y desaparecer del barrio por unos días...”.

Antes, mucho antes de conocer a Jelinek o ser el supuesto “valijero” de una red de corrupción, el joven Leonardo estudiaba para Contador Público -luego de hacer la primaria en la “Anexa” y estudiar el secundario en el Colegio Nacional- y viajaba todas las mañanas en colectivo para ir a clases.

Por entonces, lejos de los flashes fotográficos o las luces de los estudios de televisión, su gran logro había sido la compra de un Peugeot 206 financiado por una concesionaria, e irse a pasar las vacaciones a Punta del Este con Luisana Varacalli, la primera novia que tuvo Leo Fariña cuando todavía no era ni mediático empresario ni arrepentido de nada.

“Si uno tuviera que describirlo -recordaba un viejo compañero de la escuela “Anexa”, nacido como Fariña en 1986-, tendría que decir que era un pibe que pasaba desapercibido y que no estaba para nada entre los más populares. Era de sacarse buenas notas, un alumno correcto y aplicado, pero lo único que de verdad parecía importarle en aquellos años era jugar a la pelota. Le encantaba. Incluso fue a probarse a Estudiantes”.

Con frente de ladrillo a la vista, tejas y rejas negras, la casa de los Fariña es una típica vivienda platense de la zona sur del casco urbano, donde los vecinos se conocen todos y aún hay quienes sacan las sillas a la vereda para charlar un rato. Allí el joven Leonardo supo pasar su infancia y adolescencia, y allí aún hoy quienes lo vieron crecer lo recuerdan con cierto asombro y estupor al ver el lugar mediático donde se encuentra.

“Por acá no era de venir con las Ferrari que tenía pero sí con autos importantes -aseguraba en el mencionado artículo un vecino de toda la vida-. Cuando se separó de Jelinek empezó a aparecer otra vez, siempre con autos importados y que iban cambiando. El papá, que es el único de la familia que se quedó viviendo en la casa, es un tipo bárbaro pero no le gusta hablar de su hijo. Una vez, poco después de que Leonardo cayera preso, le pregunté cómo estaba con todo ese lío y se encogió de hombros y no me dijo nada, pero me dio a entender por la mirada que estaba destrozado y le daba todo mucha vergüenza”.

Otro comerciante vecino de los Fariña -y que supo tratar a Leonardo desde pequeño brindó otras postales que parecían no encajar con el personaje que solía prestarse a maratónicas declaraciones en los tribunales de Comodoro Py. “Viajaba en bondi para ir a la facultad y venía a mí negocio con lo justo -recordaba-. No era un pibe pobre porque su familia nunca lo fue, jamás, pero era imposible que tuviera el nivel de vida que uno le veía por televisión. ¿Una Ferrari? ¿La Jelinek? No hace falta ser un genio para saber que en algo sucio andaba...ojalá que se arrepienta en serio y pueda contar todo lo que sabe”.

Ostentoso, petulante ante las cámaras y sobre todo amante del perfil alto durante sus tiempos de prosperidad económica, Fariña conquistó a Karina con joyas de Tiffanys y viajes en jet privado a Miami y Cancún, además de paseos en una Ferrari que después se supo que era alquilada por dos mil dólares diarios.

“Era un pibe normal que llevaba un ritmo de vida normal -declaró en su momento su antigua novia Varacalli-. A mí me hizo regalos, pero ninguno de miles de dólares. La verdad, no sé de dónde habrá sacado la plata con la que apareció después. Ni siquiera sé si semejante fortuna es de él... no creo que sea de él”. Profecía o acaso simple sentido común, lo que decía su ex novia parece cobrar sentido por estas horas, cuando fue condenado a 5 años de cárcel .

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla