Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
EN VIVO

EN VIVO.-- La Cumbre de Líderes sobre el Clima

Ampliar
Dólar Oficial $98,64
Dólar Ahorro/Turista $162.76
Dólar Blue $144,00
Euro $115,29
Riesgo País 1594
Revista Domingo |UNA RUTINA ECO FRIENDLY
Tendencias: plogging, cuando se combina deporte con conciencia ecológica

Nacido en Suecia, este movimiento une actividad física y cuidado ambiental. Se recoge basura mientras se corre, se camina o se realiza cualquier deporte. La Plata ya se sumó al fenómeno

Tendencias: plogging, cuando se combina deporte con conciencia ecológica

Una caminata con limpieza incluida. Dos beneficios en un mismo evento

21 de Marzo de 2021 | 02:38
Edición impresa

Conocido bajo el nombre de plogging, una de las tendencias deportivas que más crece por estos días no es otra que la de combinar ejercicio con cuidado ambiental bajo la sencilla premisa de salir a correr, trotar o caminar y, al mismo y tiempo, recolectar los desechos que se encuentran al paso. Si bien la pandemia movilizó y potenció al “plogger interior” que muchos llevan adentro, la mayoría de quienes lo practican coincide en que el gran motor de esta práctica es la necesidad ya afianzada en muchas generaciones de cruzar dos cuestiones fundamentales de la vida: la actividad física y la ecología.

El nombre –que a muchos aún les suena algo impostado- proviene de la mezcla entre el running y la expresión sueca de “plocka upp”, que significa levantar del piso. En este caso, su traducción práctica describe a los corredores que van levantando la basura que encuentran a medida que desandan su circuito, algo para lo cual tienen que incluir trabajos de elongación y flexibilidad en las piernas. En Europa y los Estados Unidos los grupos de ploggers dejaron de ser novedad hace tiempo. Aquí, en los últimos dos años y medio la tendencia se instaló con fuerza entre los que están cansados de ver basura en su ruta de ejercicio.

“Es una manera de ayudar un poco al medio ambiente y al mismo tiempo generar conciencia”, explica el profesor de Educación Física Mauro Regal, uno de los tantos profes de La Plata que coordina grupos para salir a correr. En su caso, los equipos de plogging que organizó fueron de los primeros de la Ciudad y tuvieron su origen en la cantera de Gorina hace ya unos tres años, antes de la urbanización actual y en días en donde aquel paisaje corría el riesgo de ser convertido en un basural.

“Fue hermoso porque se sumó un montón de gente y se logró recolectar muchísima basura”, recuerda Regal, para quien, dado los incendios recientes y los basurales que acaso influyeron para que el fuego se propague, “sería muy necesario hacer un gran plogging en el parque Pereyra Iraola. Hay mucha basura, desperdicios que se acumulan y que son un peligro ecológico muy serio. Lo mismo en lugares con río: la cantidad de mugre que hay en esas zonas siempre nos llama la atención. En playas prácticamente desiertas cercanas a Magdalena nos encontramos con orillas repletas de plásticos y de basura depositadas por el propio río. Por la belleza del paisaje, son zonas ideales para ejercitarse y ayudar a mantener limpio el medio ambiente”.

“Lo que nosotros buscamos con plogging es realizar el pequeño gesto de generar un cambio”

 

Para hacer plogging solo se necesita ropa y calzado deportivo, un guante y una bolsa, se hace un trote suave y, a medida que uno se topa con un residuo, se realizan sentadillas o estocadas para levantarlo. La basura que se junta se lleva en una bolsa y se tira en el lugar indicado a lo largo del recorrido o al final. No solo se limita al running: el plogging se acopla perfectamente con otros deportes como andar en bicicleta, rollers, hacer trekking y caminatas. “El plogging podría hacerse tranquilamente en la ciudad –aventura Regal-. Hay gente que todavía no tomó conciencia de la importancia de dejar un envase de plástico en un cesto de basura. Parece algo elemental pero no muchos lo cumplen, y el plogging en ese sentido también es una buena forma de hacer docencia. El objetivo es llevar una bolsa y juntar cualquier basura que veamos. No cuesta nada y es, además, una buena forma de entrenar la visual. Esto surgió en Europa pero llegó para instalarse en las grandes ciudades de todo el mundo”.

Para Silvano Marcelo Polla, en tanto, uno de los promotores de la disciplina en el país, el plogging “puede generar un cambio enorme a partir de ese pequeño gesto que es juntar el plástico o el papelito que otro tiró. No cuesta nada y se ayuda un montón”.

EN TODO EL PAÍS

La iniciativa nació en Suecia, a mediados de 2017, a partir de la inquietud de Erik Ashtrom, corredor y ambientalista que buscó una solución al problema con el que se encontraba cada vez que salía a correr: una gran cantidad de residuos ya sea en la calle o en la naturaleza.

Hace un par de años, la movida desembarcó en la Argentina tras la iniciativa de Paula Gosso Eguia, médica veterinaria marplatense, preocupada por el impacto ambiental en el ambiente marino. Gosso creó Plogging Argentina con sede en Mar del Plata, en 2018, y rápidamente el movimiento se extendió por todo el país.

Así como ocurre en nuestra ciudad, donde conviven decenas de ploggers y de grupos como “Dynamo”, “Runners callejero”, “Elite running”, “Barra energética”, “La huella” o grupos como el de parque San Martín que son fieles cultores del plogging, todos los días aparecen nuevos grupos que se suman a la tendencia, ya sea promovidos en forma individual o por agrupaciones, ONG’s o desde establecimientos educativos o gubernamentales en distintos rincones del país.

Si bien no existen cifras oficiales, hay registrados “ploggeros” en al menos 18 provincias, entre ellas Buenos Aires, Santa Fe, Salta, Chaco, Neuquén, Corrientes, La Rioja, Córdoba, Tucumán, Río Negro. Tal es el caso de Andrés Olivares en Comodoro Rivadavia, que empezó con esta actividad de “aprendiz de héroe” -como él dice- cuando en una playa vio que su hijo no podía avanzar por la cantidad de basura que había.

“Es una manera de ayudar un poco al medio ambiente y al mismo tiempo generar conciencia”

 

En General Rodríguez, mientras tanto, ya en nuestra provincia, un grupo de vecinos se sumó a esta movida y se entrenan en el Polideportivo Municipal mientras levantan los residuos a medida que recorren kilómetros. En San Isidro la ONG “Vamos a Hacerlo Argentina” organizas las jornadas “Limpiamos en movimiento”, y también en el norte del país, en Posadas, donde el ambientalista Fernando Santacruz es un entusiasta animador de la iniciativa.

“Para hacer plogging, -cuenta Silvano Polla- solo se necesita ropa y calzado deportivo, un guante y una bolsa. En mi caso la cabeza me hizo un click cuando estaba con mi hijo a la vera del arroyo Napostá y vimos cómo una persona llegaba con un carrito y descargaba un montón de basura a la orilla del río. Ante la impotencia y el dolor de ver esa basura arrojada en un lugar donde yo iba a disfrutar con mis hijos me tocó en el corazón y me dije ¡Algo tenemos que hacer! y de ahí en más no paré”.

Ezequiel Cinquegrani, estudiante de Educación Física, y Claudia Padilla, buzo y patinadora, se sumaron desde el inicio a la iniciativa de Polla bajo la consigna “No es mi basura, pero es mi planeta”. Así empezaron a salir con una bolsita de nylon -que pronto les quedó chica-, y a partir del 19 de septiembre, Día Mundial de Limpieza del Planeta, de forma más organizada.

Una constante entre quienes realizan plogging es la variedad de basura con la que se topan

 

“Con una propuesta de EcoPunto y de limpieza con plogging, nos metimos en canoas en el Napostá y sacamos todo tipo de basura -contó Silvano-. Lo que nosotros buscamos con plogging es realizar el pequeño gesto de generar un cambio, que sea una puerta de entrada a otro tipo de relación con el medio ambiente, contribuir para tener un planeta más limpio y sano”.

“El cambio -precisó- es dar ese mensaje, que, cuidando mi salud con la actividad física, haciendo una estocada, una sentadilla o subiendo y bajando de la bicicleta, puedo estar ayudando a mi planeta, recolectando los residuos que están en un lugar que no es el adecuado, a los que nosotros llamamos ‘basuraleza’”.

En enero pasado, Plogging Bahía llevó a cabo tres “Ploggatlhon” (maratón ecológica), con recorridos de hasta 8 kilómetros. Y si bien las medidas sanitarias por la pandemia limitan la asistencia a grupos de no más de 30 personas y todos con barbijos, muchas familias y personas de todas las edades -desde 6 años hasta abuelos de 75- participaron de la actividad. A cada uno se le entregó 2 bolsas al inicio del evento para recolectar la mayor cantidad de residuos posibles.

PLÁSTICO Y COLILLAS

Una de las cosas más repetidas entre quienes realizan plogging es la variedad de basura con la que se topan en su ruta de ejercicio. “A orillas del río hay un montón pero también en parques y en zonas agrestes donde la gente no respeta la prohibición de arrojar residuos”, explica Regal, quien precisa que el plástico no sólo es un elemento contaminante sino también de los más frecuentes a la hora de recolectar basura.

Un panorama similar es el que traza Polla: “Lo que más se encuentra -dice- es nylon, latas de aluminio, plástico y muchas colillas”. Sobre las colillas el impulsor del plogging en Bahía explicó que “nosotros intentamos que lo que hacemos sea educativo. Que ‘la colilla no es semilla’, decimos, que no la tienen que dejar en la arena. Por eso juntamos las colillas en botellas y las llevamos para fabricar aislantes o ecoladrillos”.

 

Qué es
El plogging es un movimiento global reciente y originario de Suecia que aprovecha el running y otros deportes al aire libre para retirar los residuos que ensucian nuestras ciudades y espacios naturales. La idea de esta iniciativa sostenible es muy simple: los participantes (ploggers) salen a la calle con una bolsa de basura para recoger los desperdicios que se encuentran durante la práctica deportiva.

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Las jornada de plopping incluyen ropa deportiva, bolsas de residuos y guantes, para estar resguardados del contacto directo con la basura

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla