Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,63
Dólar Ahorro/Turista $215.54
Dólar Blue $238,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
Deportes |ENFOQUE ALBIRROJO
El problema de Estudiantes no fue la derrota sino la ansiedad e incertidumbre por su futuro

No sabe si juega un clásico en 10 días cuando su plantel está licenciado, tampoco quién renovará y hay sondeos por varios de sus jugadores

El problema de Estudiantes no fue la derrota sino la ansiedad e incertidumbre por su futuro

El equipo que cayó en Liniers: varios desaprovecharon su chance y otros se empezaron a despedir / Fotobaires

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

26 de Mayo de 2022 | 04:54
Edición impresa

La derrota 4-0 de Estudiantes sobre Vélez no pasó desapercibida. No les fue indiferente a sus hinchas. Es muy difícil saber si a la mayoría les molestó tanto o sólo a un sector. Pero hubo quejas por la forma en la cual perdió, situación que de manera directa favoreció al rival que el martes por la noche lo derrotó, casi sin esforzarse. Pero veamos un poco más allá.

¿Tanto puede molestar esa caída, por goleada? No parecería. Este plantel de Estudiantes hizo demasiado durante el semestre como para ser blanco de críticas y para nada, se entiende, que un 0-4 en un partido final de la fase de grupos pueda borrar de un plumazo una historia llena de prestigio en la Copa Libertadores. Es verdad que nadie recordará dentro de 5 años que el Pincha jugó con suplentes ese partido con Vélez, tan cierto como que nadie recordará directamente el partido. Ni siquiera el DT, que le pifió bastante en el armado.

Cuando el Pincha se aseguró el primer puesto en Brasil, tras derrotar a Bragantino, la sensación en el ambiente era que ante Vélez no iba a jugar nadie. No lo decían sólo los protagonistas y la prensa, era el deseo de los hinchas. Parecía ser el momento para que los jugadores tomaran un descanso, luego de cuatro meses muy intensos. Algunos, incluso, se habían hecho amonestar pero otros no. Todo indicaba que otra vez jugaría un equipo de emergencia.

¿Y si jugaba Rogel y recibía una tarjeta amarilla? ¿Qué pasaba si en lugar de Valdez el expulsado era Emmanuel Mas? Ni hablar con algún lesionado... La bronca hubiese sido mayor a la derrota porque lo que se avecina es tan o más importante que lo pasado.

Por eso el “problema” de Estudiantes está en su futuro inmediato, con dudas e incertidumbre, algo que genera mucha ansiedad: ¿quiénes serán los jugadores que se marcharán y cuáles los que llegarán? A menos de dos semanas del inicio del torneo de la Liga Profesional y a un mes de los partidos de octavos de final nadie puede asegurar que Ricardo Zielinski mantenga la base de su plantel y son tantos los rumores de posibles ventas que no hacen otra cosa que generar dudas.

Tiene a su plantel licenciado y la LPF colocó el clásico en la primera fecha: ¡en 10 días!

 

Que no renuevan varios, que el Loco Díaz se va a Emiratos Árabes, que hay una oferta por el Corcho Rodríguez desde Villarreal, que en México buscan a Gustavo Del Prete... Mucho ruido en el peor momento, pero tan inevitable que nadie puede detenerlo, al menos ahora.

Este mercado de pases es una trampa para los clubes argentinos, que tienen el inicio de un torneo tres semanas antes que se terminen tantos contratos (30 de junio) y mucho antes que se cierren en Europa y ligas compradoras como la mexicana. Entonces la pregunta es una sola: ¿con cuál plantel se afrontarán las competencias?

El fútbol argentino, además de sus propios problemas económicos que escapan al fútbol -es cierto-, tiene que convivir con una pésima organización y cero planificación, que en este caso golpea a todos los clubes pero muy en especial a Estudiantes, que en el momento de definiciones no conoce el plantel con el que luchará la triple competencia que se le avecina.

Muchos jugadores podrán estar a consideración del Ruso aun no sabiendo si se irán de Estudiantes, tales los casos de Manuel Castro, Fabián Noguera, Pellegrini y el propio Fernando Zuqui. Es más, hasta podrían jugar el partido de ida de los octavos de final de la Libertadores pero no así la revancha.

Castro tendría todo listo para irse, Noguera no responde, Zuqui hizo un guiño para seguir y Pellegrini depende de los nuevos dueños del Inter de Miami.

Es tan complejo el futuro que el cuerpo técnico decidió darles una semana de descanso a sus jugadores y días después se enteró que en la primera fecha del próximo torneo, que se iniciará en 10 días, el rival sería Gimnasia. Sí, el clásico dentro de casi nada y los jugadores desparramados en diferentes sitios del país y el mundo.

Se reintegrarán a los entrenamientos el próximo lunes y en una semana podrían estar jugando el partido (o uno de ellos) que los hinchas le dan más importancia. Sí, sin previo aviso y con un calendario que se va armando con el correr de los días a prueba y error, como siempre en el fútbol argentino. Por eso, la derrota en Liniers no parece ser el problema que tiene o por el cual debe transitar Estudiantes sino toda la incertidumbre que lo acompaña y que en la mayoría de los casos no se puede hacer demasiado.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla