Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,79
Dólar Ahorro/Turista $181.15
Dólar Blue $219,00
Euro $122,73
Riesgo País 1916
Opinión |LA PROVINCIA
Arrastre vs. voto útil, en el centro del ring de campaña

Por JOSE PICON

Arrastre vs. voto útil, en el centro del ring de campaña

Aníbal Fernández, ayer, durante una recorrida por la estación transformadora de Santa Clara del Mar junto a su compañero de fórmula, Martín Sabbatella

11 de Octubre de 2015 | 02:18

La campaña electoral ingresó en la etapa de las definiciones. En un terreno donde ya queda poco espacio para la especulación y en el que los principales candidatos jugarán las cartas más pesadas que les quedan.

Ya hay registros concretos de esa realidad. Mucho más palpables en sectores de la oposición que buscan descontarle terreno al Frente para la Victoria en la vasta geografía bonaerense.

Los principales candidatos a gobernador se abrazan a los números de diversas encuestas que, aseguran, les sonríen. La realidad se verá en exactamente dos semanas y si ese sueño que acunan por estas horas terminará revelándose como una dulce realidad o se convertirá en pesadilla.

En el Frente para la Victoria hay cierta dosis de optimismo por los guarismos que acercaron sus consultores en las últimas horas. Indican, dicen fuentes cercanas al candidato presidencial del oficialismo, que Daniel Scioli estaría cosechando en la Provincia un 42% de intención de voto, una suba de casi dos puntos en relación a las Primarias de agosto.

Cerca del Gobernador celebran ese pequeño estirón, pero estirón al fin, tanto como el estancamiento que, dicen, envuelve a Mauricio Macri. “Estamos a punto de ganar en primera vuelta”, se entusiasman.

La cuestión bonaerense tiene dos facetas de análisis en el FpV. Una es el caso de Scioli. La otra, remite al aspirante a la Gobernación, Aníbal Fernández.

En el oficialismo admiten que el jefe de Gabinete está entre 3 y 4 puntos por debajo de la intención de voto del aspirante presidencial. Pero aún así, aseguran que esa merma no pondría en riesgo su eventual triunfo el domingo 25.

CORTE MODICO

“Puede haber 3 ó como mucho 4 puntos de corte en contra de Aníbal, pero Vidal no llega ni por casualidad al 37%”, analizan al referirse a la candidata bonaerense de Cambiemos.

En el FpV apoyan esa hipótesis en el rigor estadístico de la historia de las elecciones bonaerenses, donde el voto selectivo plasmado en el corte de la boleta sábana no excedió esos parámetros. “En general, va toda entera”, evalúan.

La excepción que rompió el molde se produjo en 2011, cuando Francisco De Narváez, que iba para la Gobernación en un frente con el radicalismo, estuvo bastante más arriba de ese promedio en relación al entonces candidato presidencial, Ricardo Alfonsín.

El sciolismo, mientras tanto, trabaja por estas horas en profundizar la estrategia de acumulación política. Resuelto a ir por el voto peronista que no lo votó en agosto -Scioli concentrará buena parte de la actividad proselitista que queda en el segundo y tercer cordón del Conurbano- se lanzó a la caza de dirigentes que se venían cobijando bajo el paraguas del Frente Renovador de Sergio Massa.

Ex candidatos a intendente, concejales y dirigentes sueltos por aquí y por allá son trofeos codiciados en el oficialismo. “Todo suma”, dicen los negociadores del oficialismo.

Pero esa captación no se agota en la coyuntura. Pensando en el futuro y una posible presidencia de Scioli, ya hay operadores cercanos al mandatario trabajando para llevarse al redil sciolista a un grupo de legisladores nacionales que todavía hoy responden a Massa.

Aníbal Fernández deja hacer. Ya lo ha dicho: si sube Scioli él también se verá beneficiado. En los últimos días se concentró en recorridas por el interior bonaerense, un territorio que le resultó mayoritariamente esquivo en las Primarias. Y en las próximas horas buscará dar una señal de gobernabilidad cuando muestre al equipo que tiene pensado poner al frente de lo que sería el nuevo ministerio de Industria en caso de acceder a la Gobernación.

EL VOTO UTIL

El macrismo y Cambiemos aparecen lejos de esa medida euforia oficialista. Manejan otros números, mucho más halagüeños para Vidal que para el propio Macri. Aún cuando afirman que el candidato presidencial comenzó a experimentar “un leve crecimiento” en territorio bonaerense, se entusiasman, y mucho, cuando les llegan encuestas que miden a la postulante a la Gobernación.

“Está 6 puntos arriba de Aníbal”, aseguran. Pero en el PRO no se descuidan porque conocen que ese trabajo en base a preguntas segmentadas por candidatos que marcan ventajas para Vidal, puede que quede sepultado por el arrastre de la boleta presidencial de Scioli.

Sobre ese aspecto pivotea la nueva etapa de campaña de Vidal: la búsqueda del denominado voto útil. La candidata profundizará la estrategia tendiente a polarizar con Aníbal Fernández, machacar con que no hay ballotage en la Provincia para elegir gobernador y que, en consecuencia, el domingo 25 se juega todo a suerte y verdad.

“Se habla tanto de segunda vuelta que tenemos medido que mucha gente se cree que hay ballotage para gobernador”, dicen cerca de la candidata. En esa tarea esclarecedora se metió por estas horas Vidal en busca de concentrar el voto opositor.

Por estos días, además, Cambiemos prevé pasarle la zaranda a esas encuestas para determinar qué voluntad de corte existe en el electorado bonaerense. Según trascendió, se harán sondeos boleta en mano que se dejarán a los ciudadanos, para afinar si esa supuesta preeminencia de Vidal sobre Aníbal registra similitud en la simulación electoral.

“María Eugenia está muy bien, hay distritos del interior donde arrasa”, aseguran en su equipo de campaña. Pero las dudas vuelven al principio: la performance de Macri.

“Mauricio tiene que levantar más, si no, no hay corte que alcance para ganar la Provincia”, blanquean en el gobierno porteño.

Ayer en La Plata el candidato presidencial buscó mostrarse como el único candidato opositor en condiciones de derrotar a Scioli en el ballotage al convocar a todos aquellos que en las Primarias votaron por el resto de los postulantes de la oposición.

En esa misma sintonía anda Sergio Massa, quien transita la Provincia tras el objetivo de desbancar a Macri del segundo lugar del podio y colarse en una eventual segunda vuelta con Scioli. Como el macrismo, va por el voto útil con la consigna de que es el “unico” capaz de ganarle al oficialismo en segunda vuelta.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla