Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“Vamos a salir adelante y a ganar en el Bosque también”

Juega con tranquilidad y disfruta del momento. “Hace un año me hice el tatuaje del Diez, siempre usé ese número. Diego es mi ídolo. Llegó y me hizo debutar, todavía no lo puedo creer”, comentó el juvenil albiazul

“Vamos a salir adelante y a ganar en el Bosque también”

Matías Miranda pasó por la redacción del diario. “Diego es un fenómeno, es un ídolo”, dijo / Dolores Ripoll

Walter Epíscopo

Por: Walter Epíscopo
wepiscopo@eldia.com

17 de Noviembre de 2019 | 03:22
Edición impresa

Se mueve con mucha tranquilidad. Con sus 19 años, Matías Miranda demuestra seriedad, casi calcada a la de su compañero José Paradela (que tiene un año más) y a quien nombra durante la charla. Hasta hace poco jugaba en Reserva, pero el cuerpo técnico lo llevó al banco ante River y lo hizo debutar; pasó lo mismo con Godoy Cruz y Newell´s entrando en el segundo tiempo. Pero el debut como titular llegó nada menos que en el clásico. “Desde chiquito soñaba con jugar el clásico en Primera”, cuenta con una sonrisa. Es que a los 6 años se puso la camiseta del Lobo tras haber pasado por el club infantil VRADI de su Tolosa natal, y no se la sacó más jugando en infantiles y juveniles. “Hoy uso la camiseta 22 porque era una de las que quedaba, pero además es bien de Gimnasia”, confiesa el juvenil, confeso hincha albiazul.

Hoy es titular y todo parece un sueño, y casi como una premonición hace un año atrás, entre los diferentes tatuajes que tiene, se hizo un “10” en su brazo izquierdo. Y justamente Maradona lo hizo debutar ahora en su amado Bosque. “Diego siempre fue mi ídolo y siempre usé la diez, por eso me hice el tatuaje. Es una locura que justo él me hizo debutar en Primera. Todavía no lo puedo creer”, dice Mati.

- Dió la sensación que no te pesó nada, pasar de Reserva a Primera. Lo tomaste muy natural.

- No, la verdad que no me pesó el cambio. Igual siento como que me fui adaptando de a poco a lo que es Primera. Estoy en Reserva hace 3 años y siempre iba una semana, o pasaba un mes y volvía a ir algunos días. Así que medio como que me fui adaptando a lo que es entrenar o jugar con Primera. Si bien es otro ritmo, creo que me fui adaptando bien y en el momento que me tocó debutar traté de hacerlo lo más natural posible.

- Con el agravante de pelear un descenso, la pelota quema y hay muchas responsabilidades.

- Sí, más allá de que la pelota quema, también está la parte en la que vos te tenés que mostrar. Así como le pasó a José (Paradela) mismo. Tratamos de hacernos cargo nosotros de la pelota, de hacer jugar al equipo lo mejor posible, porque si es una realidad que es dificil. Pero bueno, hay que mostrarse y sino lo hacemos ahora que estamos jugando, no vamos a poder mostrar lo que podemos dar.

- Llegaste muy chico a Gimnasia, y a los pocos partidos de debutar te toca jugar un clásico, algo que muchos esperan.

- Sí, fue algo muy lindo. Era un sueño que tenía desde chiquito jugar un clásico en Primera, más siendo hincha de Gimnasia. Así que traté de disfrutarlo lo más posible, aunque es muy difícil por la presión que hay en estos partidos, por el clima que se vive. Pero bueno, traté de disfrutarlo todo lo que pude.

- ¿Cómo vas viviendo toda esta experiencia, con el plus de tener a Maradona en el banco?

- No, es algo único tener a Diego. Jamás... jamás... jamás, me hubiese imaginado que justamente él me haga debutar en Primera, contra River y en el Bosque. Pero es una persona que te ayuda mucho, te da consejos y los tenés que tomar porque son todos para bien. Ayuda mucho a los pibes, y por ejemplo ahora a José (Paradela) y a mí nos está dando la posibilidad de jugar y nos cae en muchas cosas que son para aprender y para mejorar. Pero más allá de todo eso, Diego siempre fue mi ídolo y tenerlo ahí es muy lindo, un orgullo terrible.

- ¿Te sorprendió la posibilidad del debut, de jugar en Reserva a tener la responsabilidad de la Primera? ¿Sentías que se podía dar?

- No me sorprendió tener la resonsabilidad en Primera, porque sabía que en cualquier momento me tocaba. Y se que en mi posición tenés que agarrar la pelota, hacer jugar, correr, ahora meter... El técnico también pide que corras, que metas, así que hay que adaptarse lo más rápido posible. Es así. Pero también me fueron aconsejando de a poco gente del Club, como los técnicos de Reserva, Martini y Messera, me decían, “dale Mati que falta poquito, no aflojes, no aflojes”. Terminé jugando buenos partidos en Reserva y me fueron viendo el Gallego (Méndez) y Diego. Me subieron la semana previa con River que siento que me fue bien, y desde ahí arranqué, en el banco con River y como titular me tocó el clásico.

- ¿En estos partidos qué te sorprendió del fútbol de Primera?

- Lo que más me sorprendió, más que nada cuando jugás contra gente de experiencia, ves como juegan con tanta facilidad. Como que las cosas las hacen de una manera tan natural. Creo que esas cosas las vas a ir ganando con los partidos, con el roce. Pero sí, lo que más me sorprende cómo juegan los tipos grandes.

- Vuelvo al debut, a aquella espera con River. ¿Pudiste dormir la noche anterior?

- (Sonríe) Bueno, costar, me costó, obvio. Me acuerdo que no lo podía creer. Concentramos en Estancia Chica y yo preguntaba todo, quería saber todo. Pero también hay muchos pibes en el plantel que me fueron aconsejando bien. Con muchos compartí Reserva, así que me adapté, creo que bastante rápido.

- Nombraste un par de veces a José Paradela, están haciendo una buena dupla, a pesar de su juventud, jugando con mucha seguridad.

- Sí, yo con José me llevo muy bien, hace un año que jugamos juntos en Reserva. Tuvimos la posibilidad de jugar muchos partidos juntos y nos entendíamos bastante bien. Y Siempre decíamos que ya nos iba a tocar hacerlo juntos en Primera. Y bueno, llegó. Por suerte ya estamos ahí, y ahora nos queda seguir trabajando y demostrando para poder mantenernos más que nada.

- Se viene Arsenal, ahora van por el primer triunfo de local que tanto necesitan ¿no?

- Sí. Creo que es un buen partido para tratar de ganar de local de una vez. Más que nada por nosotros y por la gente también, porque siempre está y siempre banca. Y me parece que hubo partidos donde se hicieron las cosas bien pero no se pudo llevar un resultado positivo. Pero siento que ya se van a ir acomodando las cosas, vamos a salir adelante y vamos a empezar a ganar en el Bosque también.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla