Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Una jornada con incendios dramáticos: tres familias perdieron todo y piden ayuda

El más grave tuvo lugar en 157 y 34, donde las llamas destruyeron varias casillas y mataron a un perro que quedó encerrado

Una jornada con incendios dramáticos: tres familias perdieron todo y piden ayuda

Las víctimas ante los restos de lo fue su casa, en romero / el DIA

9 de Diciembre de 2019 | 02:41
Edición impresa

La lluvia comenzó a arreciar por la tarde y en Melchor Romero una familia debió permanecer en su casa sin techo, consumido horas antes por un voraz incendio. “No nos podemos ir por miedo a que nos roben lo poquito que nos quedó”, se lamentó Noemí (34) en diálogo con este diario.

La mujer y su familia, compuesta por tres menores -de 11, 8 y 7 años- y su marido Eduardo (30), fueron víctimas de un siniestro que comenzó en la casilla lindera, habitada por una mujer mayor y su hijo discapacitado. Ambas construcciones quedaron prácticamente destruidas por las llamas.

En las últimas horas, en 81 bis entre 132 y 133 sucedió algo similar. Alicia, la damnificada, también perdió la mayor parte de sus pertenencias y se vio compelida a solicitar la colaboración de los vecinos. “Lo que sea es bienvenido, aunque lo más urgente es una heladera pequeña porque tengo una medicación que necesita refrigeración”, manifestó.

GRITOS Y TENSIÓN EN LA MADRUGADA

Conforme señaló Noemí, “el fuego comenzó en la casa del al lado, como a las cinco de la mañana”. Eduardo se despertó “al escuchar los gritos de la señora, que pedía ayuda”, añadió.

Ambos salieron con rapidez de su hogar para intentar ayudar a la vecina. Pero no esperaban encontrarse con semejante escena. “Cuando fuimos ya era un infierno, no pudimos hacer nada”, explicó la joven.

Enseguida, llamaron a los bomberos, mientras ayudaban a los dos moradores de la vivienda a guarecerse.

A la mujer “la sacó mi marido”, contó Noemí. Lamentablemente, “al perro no llegamos a buscarlo porque el fuego ya era muy grande”. La mascota, de nombre Rocky, falleció en medio del desconsuelo de su dueña.

Los bomberos “tardaban en llegar” y entre los frentistas que se reunieron ante los pedidos de ayuda intentaron sofocar de alguna manera las llamas. Sin embargo, la presión del agua era poca y no pudieron hacer nada.

Entonces, sucedió lo peor: el siniestro pasó a la morada de la pareja, que no perdió el tiempo y sacó a los tres chicos del interior. Ante la mirada incrédula de los propietarios, el incendio empezó a consumir su propio inmueble.

Según consignó Noemí, “teníamos mitad material y mitad casilla porque estábamos construyendo todavía”. En esa línea, añadió que “de la parte de material quemó las puertas y parte del techo, que cayó arriba de la cama de una de las nenas. Menos mal que las sacamos con tiempo, podría haber sido una tragedia”.

Entre los elementos que perdieron están “el lavarropas, el secarropas, tres bicicletas, toda nuestra ropa y los materiales que estábamos guardando para seguir edificando”. Varias dotaciones de bomberos trabajaron en la zona logrando extinguir el fuego después de más de una hora.

“Se quemó todo, quedamos prácticamente en la calle. Y ahora se viene la lluvia...”, lamentó la víctima. Por otro lado, aquellos interesados en ayudar pueden comunicarse al

221-4403595.

UN CORTOCIRCUITO

“Yo lo único que dejo enchufado cuando me voy a trabajar es la heladera”, confió Alicia (55). Por eso no se explica cómo se originó el siniestro que arruinó su domicilio en 81 bis entre 132 y 133. Según indicó, tuvo lugar “entre las 13 y las 13.30” y se enteró porque “me llamó mi ex marido que se estaba prendiendo fuego mi casa, a él le habían avisado los vecinos”.

En medio del caos que se generó, “mi hermano que vive al lado llamó a los bomberos”, agregó. Los rescatistas “vinieron rápido por suerte, arriba mi casa es toda de madera y podría haber sido mucho peor”, afirmó. De cualquier forma, “se quemaron varias habitaciones, electrodomésticos, el aire acondicionado de mi cuarto. Pude rescatar algo de prendas de vestir, pero lo que es blanco lo perdí todo”, detalló Alicia.

Destacó que “aparentemente fue un cortocircuito o una sobre tensión en los disyuntores, la verdad es que no quedó claro”. Asimismo, dejó el teléfono 221--4369323 para cualquier colaboración.

SUSTO

Por último, en 50 entre 132 y 133 el incendio de un galpón causó susto aunque por fortuna no pasó a mayores. “Sospechamos que lo inició mi hermano, que tiene una perimetral y no se puede acercar pero los vecinos nos dijeron que lo vieron. Lo empezamos a apagar con agua de una zanja, nos ayudó la Policía”, explicó Milagros. En el lugar vive Inés (42) con otros sus hijos. Ninguno resultó herido.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla