Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN UNA PRIMARIA DE ENSENADA

Acusan a una maestra de primer grado de “cachear” a alumnos de entre 5 y 6 años

Madres denuncian que la docente puso a sus hijos “contra la pared” luego de que le faltara dinero. Ya hay una investigación en curso

Acusan a una maestra de primer grado de “cachear” a alumnos de entre 5 y 6 años

La Escuela Primaria 1, de Ensenada, donde dicen que una maestra “cacheó” a los alumnos/ César Santoro

Cuando en el mediodía del miércoles de la semana pasada Daniela Branda leyó el mensaje, un escalofrío le recorrió el cuerpo y le erizó la piel. Le dio “impotencia” -cuenta a EL DIA- y quiso salir corriendo a la Escuela Primaria Nº 1 “Bernardino Rivadavia”, de Ensenada, donde su hija de 6 años cursa 1º A. Quiso, pero no pudo: a la misma hora hacía guardia como técnica en el laboratorio en el Hospital Mi Pueblo de Florencio Varela.

Volvió al grupo de WhatsApp de mamás de la escuela, releyó el texto enviado por una de ellas. “Decía que a la maestra le había faltado dinero y acusaba a los nenes -reconstruye Branda aún incrédula-, que los había puesto de espaldas, con las manos y la cara apoyadas en la pared, que les revisó las mochilas, metió sus manos en los bolsillos, que a los varones los ‘cacheó’”.

Para Branda, la gravedad del caso agrega un dato insólito, como es que el hecho haya ocurrido cerca de la hora de salida del colegio: “Según lo que dicen los chicos, esperó que estuvieran en la fila y que no hubiera testigos”.

El mismo testimonio repitieron ante sus padres al menos diez alumnos -de una matrícula que se aproxima a los 30- de entre 5 y 6 años. “Son nenes que salieron hace tres meses del jardín”, subraya Branda, que hoy se debate entre el “miedo” y la “bronca”. La mamá es una de las más activas de un grupo de diez que desde la semana pasada reclaman por el esclarecimiento del caso. Juntas, denunciaron lo sucedido ante la vicedirectora, pidieron explicaciones, alguna reunión. Juntas siguieron con estupor que durante casi una semana la maestra en cuestión se mantuviera al frente del aula de 1º A, hasta ayer, cuando, tal como contaron padres y confirmaron fuentes de la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires (DGCyE), la docente se tomó licencia. En tanto, las autoridades del colegio evitaron responder a las consultas de EL DIA.

INTERVENCIÓN DE PSICÓLOGAS

“Ya tomaron intervención los inspectores y un equipo de psicólogas está hablando con los chicos”, informaron en la (DGCyE), desde donde también aseguraron que ayer hubo reunión con los padres.

“Se tardó demasiado -asevera el grupo de madres-. Hoy (por ayer) se hizo la primera reunión porque nosotras mismas fuimos a buscar a las autoridades. Pero durante una semana los chicos estuvieron con la misma maestra, como si no hubiera pasado nada”.

En la Provincia aseguraron que, tras entrevistar a los directivos del establecimiento educativo, harán el seguimiento del caso con una investigacion administrativa que ya está en curso y que a partir de allí “se tomarán las medidas disciplinarias necesarias”. ¿Qué tipo de medidas? Es algo que aún no se precisó.

INDIGNACIÓN

“Nos gustaría haber escuchado la versión de la maestra, pero ayer faltó a la reunión”, apuntan las mamás y añaden que, según pudieron saber, la semana pasada la docente “pidió disculpas en un encuentro improvisado, bien temprano y del que participaron pocas madres”. Allí, habría manifestado su “equívoco”.

A Branda no la convence y, como el resto de las mamás, pide que se eche luz sobre el caso - “en el colegio dicen que tienen sus tiempos, pero es mi hija, estoy desesperada”- y exige respuestas: “¿Cómo cualquiera puede acusar de ladrones a nuestros nenes sin que haya consecuencias? ¿Cómo, con todo lo que está pasando, cualquiera puede tocar sus cuerpos?”. El sentido común se impone, la mamá cierra tajante: “No es no. No podés hacer eso con nadie. Menos tratar de ladrón a un nene. Menos, tocarlo”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla