Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL DELANTERO, DE 36 AÑOS, NO SE OLVIDÓ DE SUS RAÍCES Y CONFIRMÓ QUE SE RETIRARÁ EN CAMBACERES

“Mi mayor deseo era ascender y ahora quiero jugar la Superliga”

El ensenadense Javier Rossi disfruta el mejor momento de su carrera como futbolista. Y del ascenso con Central Córdoba de Santiago del Estero

“Mi mayor deseo era ascender y ahora quiero jugar la Superliga”

Javier Rossi junto a sus hijos Francesco y Bianca; su esposa Daiana, y en la remera, la imagen de su hijo Valentino / EL DÍA

Por LEANDRO DUBA

lduba@eldia.com

Javier “Bicho” Rossi, ensenadense de pura cepa, vive sus horas más importantes y más felices como futbolista profesional. Y no es para menos. Acaba de ascender a la Superliga argentina con el plantel de Central Córdoba, de Santiago del Estero, después de superar por penales, en una definición dramática, a Sarmiento, en Junín.

El delantero, de 36 años, y surgido del semillero de Defensores de Cambaceres, habló ayer con este diario, en la tranquilidad de su hogar y acompañado de sus hijos Francesco y Bianca, y de su esposa, Daiana.

Con muy poca voz, pero con una felicidad absoluta, que envolvió su humanidad por completo, el Bicho volcó sus sensaciones después de semejante éxito futbolístico con el equipo santiagueño.

“Este ascenso fue increíble, hermoso por dónde se lo mire. Obviamente que vale muchísimo para mi carrera, porque no es poca cosa ascender a primera división. Con muchísimo laburo y sacrificio se pudo lograr”.

“Uno tiene que ser agradecido de la vida. Camba me dio la chance de ser profesional. Y estaría encantado de volver”

Javier “Bicho” Rossi

 

Más adelante agregó que “uno sueña con este tipo de cosas. Porque a cualquiera le gustaría ascender a primera división y con un equipo que dejó todo dentro de la cancha y que afrontó el campeonato de la B Nacional con una responsabilidad mayúscula. Por eso estoy emocionado, porque mi mayor deseo era jugar en la máxima categoría”.

Javier Rossi, quien anotó diez goles en 28 partidos jugados con la camiseta “albinegra”, tuvo la suerte de marcar uno de los penales, en la definición ante Sarmiento. Pero además, se destapó durante el Reducido, pues le marcó dos goles a Almagro (uno en la ida, y el otro en José Ingenieros). Y en el 1-1 con Sarmiento, en el cruce jugado en Santiago del Estero.

“Es mi primer ascenso a la Superliga y el tercero en mi carrera como jugador profesional. Ascendí con Villa Dálmine, en 2014, con Morón, en 2017, y este, con Central Córdoba. Sin dudas que es el más esperado, el que soñé y el más importante de mi trayectoria. No hay palabras para describir este momento”, explicó Javier Rossi, quien llegó al equipo santiagueño a mediados del año pasado.

Consultado sobre si es conciente del logro deportivo que acaba de conseguir y que su nombre ya forma parte de la historia del club Ferroviario, Rossi enfatizó que “con el tiempo iremos tomando verdadera dimensión de lo que logramos. Cuando uno esté en otro lado o en otra etapa, y tenga que venir a Santiago, ahí aparecerán esos momentos que jamás se olvidarán. Pero insisto, es lo más hermoso que me sucedió como jugador profesional”.

“PERSONALIDAD Y MUCHO CORAZÓN”

Javier Rossi describió las razones de este ascenso y del deseo de continuar en el club. “El equipo tuvo personalidad, coraje y corazón. Nosotros nos caracterizamos por eso, por tener un corazón enorme, que sabe salir adelante en las difíciles. ¿Mi intención? Sin dudas que es quedarme y jugar la Superliga, que es lo que siempre soñé. Vamos a esperar un par de días, descansar y ver cómo sigue todo. La única forma de cambiar de aire es que me contrate algún otro equipo de primera división. Pero acá estoy muy cómodo, y feliz. Ojalá pueda cumplir el deseo de jugar la Superliga”.

Y agregó: “después de los penales, se me vinieron muchísimas cosas a mi mente. Es increíble lo que logramos. Nadie nos daba como candidatos. Y cuando entramos al Reducido nos decían que íbamos a quedar eliminados ante Platense, ante Almagro y después con Sarmiento. Al final, quedamos nosotros y fuimos los justos ganadores. Los merecimientos pueden ser de muchos equipos, pero el que hace los goles o el que trabaja los partidos fuimos nosotros. Todo eso se me vino a la cabeza. Lo mal que arrancamos y cómo terminamos; los momentos malos de la vida; fue un cúmulo de cosas, pero que en definitiva, se convirtieron en felicidad”.

A CAMBACERES LO TIENE SIEMPRE PRESENTE

El Bicho Rossi, en medio de la charla, no se olvidó de sus raíces.

“Sí, me gustaría terminar en Cambaceres. Me siento en un buen momento como para seguir a este nivel. Quiero buscar y darle lo mejor a mi familia. Llegado su momento, estaré encantado de volver al Rojo. Uno hay que ser agradecido de la vida, porque Cambaceres me dio la chance de ser profesional. Es el equipo que me inició y con el tiempo, quisiera agradecerle todo lo que me dio”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla