Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Caligaris: “Somos el tío que está tomando fernet en la barra con la corbata en la cabeza”

La banda cordobesa llega el domingo a La Plata para levantar la bandera de divertir hasta el final, como su nombre indica

Caligaris: “Somos el tío que está tomando fernet en la barra con la corbata en la cabeza”

Caligaris, el domingo a las 20 en la sala de 58 entre 10 y 11 / Popart

14 de Junio de 2019 | 05:43
Edición impresa

Caligaris llevan el nombre de un payaso cuya leyenda se relataba en el Circo de los Hermanos Muñoz de donde proviene el combo de rock latinoamericano: al parecer, hubo una vez un famoso payaso “Caligari”, que mientras desarrollaba su rutina, entre las vueltas y caídas del payaso, murió en escena, disimulando su agonía como parte de su acto.

Y ese es el espíritu de la banda formada en Córdoba, en 1997, que llegará el domingo a la Ciudad para presentarse en el Ópera, a las 20, enarbolando la bandera de divertir hasta el final. “Una de nuestras canciones, ‘Luchemos por la causa’, habla de eso: luchamos por la causa de la alegría. Nos tomamos en serio la alegría, pensamos que pasarla bien es parte de la vida y tenemos que tratar de tirar esas energías”, dice Martín Pampiglione, una de las voces del grupo, en diálogo con EL DIA. “El rock tiene una pose de cara seria, campera de cuero... nosotros no tenemos esa pose. Nosotros, si fuéramos a una fiesta de rockeros, seríamos el tío que está en la barra tomando fernet con la corbata en la cabeza”, define, al ángulo: está claro que Caligaris lleva el ADN cordobés a flor de piel.

Claro que la fiesta y el bailongo es considerado en ciertos ámbitos banal, particularmente en nuestro país, lo que ha provocado que Caligaris cuente con muchísima popularidad en América latina, aunque no haya ingresado aún en ese panteón que es el canon del rock nacional. “Lo veo en las entregas de premios”, dice Pampiglione sobre esta discriminación hacia la risa, “el mejor actor siempre lo gana el que hace drama. Y Argentina está muy influenciada por la música rioplatense, el tango... Pero el rock latinoamericano tiene más que ver con Los Auténticos, Los Fabulosos, nosotros, bandas que tienen instrumentos latinos, timba, conga, una música que en Argentina... cuesta un poquito más”.

La banda cordobesa llegará a La Plata el domingo luego de viajar por Estados Unidos y México con su show, “Espíritu Payaso”, el mismo que se verá en el Ópera y que cuenta con “una lista bastante potente” con “momentos para saltar y emocionarse” más, claro, el elemento circense de siempre. “Hacemos canciones para ver, cada canción tiene su historia sobre el escenario, entre el circo, el teatro y las pantallas”, explica Pampiglione.

FIESTA EN TIEMPOS DE CRISIS

Pero esta fiesta multidisciplinaria tiene que montar su carpa en tiempos de crisis, en Argentina y América latina. No hay problema, dice el vocalista: “El escenario tiene una magia muy especial, y la gente, que son los verdaderos protagonistas, vienen a vernos predispuesta a divertirse, a olvidarse de sus problemas: nosotros somos solo la banda sonora”.

“Cuando una banda llega a las tribunas de la cancha es como que le dan el diploma de popular”

Martín Pampiglione
Cantante de Caligaris

 

Además, con 22 años en las rutas, la banda está acostumbrada a lo que parece cíclico, la infinita sucesión de crisis al sur del río Bravo. La banda se encontraba grabando su primer disco, “Yernos perfectos”, de hecho, durante la crisis del 2001, y Pampiglione recuerda cuando “se fue todo a las nubes”. Pero el disco salió en 2002, cuando las esquirlas de aquella crisis aún herían al pueblo, y el festivo primer trabajo de los cordobeses terminó provocando el primer estallido en la historia de Caligaris. Desde entonces, el éxito de la banda ha crecido sostenidamente, al punto de que varias canciones suyas suenan en las canchas de América latina: “Somos una banda eminentemente popular, cuando una banda llega a las canchas es como que le dan el diploma de popular”, se ríe Pampiglione.

Y la aventura lleva ya más de dos décadas, aunque el cantante “no podría decir un secreto” de este suceso: “Tratamos todos de tirar del mismo carro y siempre trabajar. Atrás de cada show, de cada disco, hay mucho trabajo, y el trabajo es lo que generalmente lleva al éxito”, lanza, a modo de explicación.

Hoy, algunos de esos pibes que empezaron en 1997 ya peinan canas, y donde antes querían, después de los shows, en medio de una gira, salir a tomar algo y conocer a alguna chica, ahora “estamos todos casados, con familia”, se ríe Pampiglione. Pero el trabajo del que habla el vocalista continúa: Caligaris está metido en el estudio, preparando su nuevo disco, del que ya se conoce el primer corte: “Queda en esta noche”, con Ciro, se estrenó esta semana y ya suma más de 600 mil reproducciones. Seguramente, sonará el domingo en la Ciudad.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla