Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CONTROVERSIA Y CONFLICTOS ENTRE DOS PODERES DE LA PROVINCIA

Tras el cruce de Vidal, el titular de la Corte bonaerense salió a bajar el tono

Después de que De Lázzari advirtiera que en la Justicia Federal hay “causas armadas” y “fallos mediáticos”, Vidal le dijo públicamente que “si conoce delitos tiene que denunciarlos”. Ayer, el juez puso paños tibios

Eduardo De Lázzari (Titular de la Corte bonaerense).- “En el orden federal hay causas armadas artificialmente, abuso de testigos de identidad reservada, de arrepentidos”

María Eugenia Vidal (Gobernadora).- “Si cree que hay causas armadas o persecuciones está obligado a denunciarlo. Uno tiene que ser consecuente con lo que dice en la acción judicial”

Las tensiones entre el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia Eduardo De Lázzari y la gobernadora María Eugenia Vidal tuvieron ayer un nuevo capítulo. El juez, que había lanzado fuertes críticas contra el funcionamiento del fuero federal, donde dijo que hay “causas armadas”, salió a bajar el tono con un comunicado en el que aclaró que no se refería a las causas que se siguen contra la ex presidenta Cristina Fernández y ex funcionarios kirchneristas. Fue luego de que Vidal, le advirtiera al presidente del máximo tribunal de la Provincia que “si conoce delitos tiene que denunciarlos”.

La nueva polémica se inscribe en una serie de cruces entre el Ejecutivo y la Corte bonaerense desde que, en abril pasado, De Lázzari asumió la presidencia por el sistema rotativo que tiene el tribunal entre sus integrantes. Se trata de un juez con fuertes vínculos con el peronismo, que ocupó el cargo de Secretario de Seguridad de la Provincia durante el gobierno de Eduardo Duhalde.

La semana pasada, De Lázzari dio el discurso de apertura de unas jornadas de la Red de Jueces Penales bonaerense que se hicieron en Campana. Ante ese auditorio, dedicó varios párrafos a hablar de la Justicia y señaló que en los tribunales federales hay una serie de malas prácticas que, dijo, amenazan con trasladarse a la Provincia.

“Estoy hablando de causas armadas artificialmente, estoy hablando de abusos de testigos de identidad reservada, de arrepentidos, de factores de presión que inducen, fomentados y fogoneados por ciertos medios de prensa, a dictar condenas mediáticas y que llevan a un panorama sinceramente deplorable, en donde influyentes de todo tipo, espías, traficantes de escuchas telefónicas, con ciertas complicidades de algunos magistrados y miembros del Ministerio Público, terminan por generar un panorama que es absolutamente preocupante”, advirtió De Lázzari.

Los dichos del presidente de la Corte tuvieron enorme repercusión y abrieron un nuevo frente de tormenta con el gobierno de Vidal. La frase de De Lázzari pareció apuntar directamente a los juzgados federales porteños de Comodoro Py, donde se tramitan las causas contra Cristina Fernández y ex funcionarios del gobierno kirchnerista.

La propia ex presidenta replicó las palabras de De Lázzari a través de su cuenta de Twitter, en el marco de las críticas a la Justicia Federal por el manejo de las causas en su contra. “Por favor, escuchalo atentamente. El que habla no es un político. No es oficialista. Tampoco es opositor. Es el Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires. Imperdibles 2 minutos 56 segundos para entender lo que pasa en el Poder Judicial de tu país”, escribió Cristina como comentario del video del titular de la Corte en Campana.

“QUE LO DENUNCIE”

A la polémica se sumó Vidal. El domingo por la noche, la Gobernadora brindó una entrevista televisiva en la que fue consultada por los dichos de De Lázzari. Allí, redobló la apuesta y le advirtió que si tenía pruebas de delitos, debía denunciarlo. “Cuando uno es responsable de un poder, y voy a poner mi ejemplo, si yo sé que hay un delito, y la persecución y el armado de causas lo son, yo estoy obligada a denunciarlos, no soy una comentarista de la realidad”, dijo la gobernadora bonaerense.

En tanto, ayer trascendió que el Procurador Julio Conte Grand, pidió una copia de las declaraciones del juez De Lázzari para que sean remitidas al fiscal general del Departamento judicial de La Plata, Héctor Vogliolo, quien abrirá una causa para determinar eventuales responsabilidades penales.

Pocas horas después de esa entrevista de Vidal, ayer por la mañana la oficina de prensa de la Corte difundió un comunicado en el que buscó bajar el tono al asegurar que se estaba refiriendo a otras causas y no las que tienen procesados a Cristina Fernández y ex funcionarios.

En el comunicado, De Lázzari aseguró que sus dichos “fueron tomados ligeramente”.

“En esa oportunidad, entre otras cuestiones, el expositor alertó a los magistrados presentes en torno a lo que denominó ‘abuso del proceso penal’. Con esa finalidad, advirtió que comenzaban a registrarse situaciones conflictivas en el ámbito provincial, a semejanza de lo que públicamente es conocido en la órbita federal, en donde se está substanciando una trascendente causa ante el Juzgado Federal de Dolores, con intervención de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata y del Tribunal de Casación Penal”, señaló la Corte, en referencia a la causa que lleva adelante el juez Ramos Padilla sobre espionaje y extorsión que tiene procesado y detenido a Marcelo D’Alessio.

De Lázzari aclaró que no se refería a las causas contra Cristina

 

Asimismo, De Lázzari aclaró que no particularizó “los casos registrados en sede provincial por la reserva que impone el estado de las respectivas actuaciones”.

Además, se refirió ala situación del fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, apuntado por supuestamente brindar información al espía y falso abogado D’Alessio, Su caso es analizado por un Tribunal de Enjuiciamiento que podría resolver su destitución.

Desde que asumió la presidencia de la Corte en abril pasado, De Lázzari mostró un alto perfil y se convirtió en protagonista de varios cortocircuitos con el gobierno bonaerense, firmando resoluciones en las que planteó cuestionamientos por los fondos que precisa de Poder Judicial. Por caso, se negó a prestar la firma para la jura del juez Sergio Torres, cuyo designación había sido impulsada por Vidal, con objeciones sobre la acreditación de la residencia bonaerense del ex juez de Comodoro Py.

Anoche, en tanto, desde la Corte se difundieron declaraciones de otro ministro, Héctor Negri, quien salió a tomar distancia de los dichos de De Lázzari. “Sus manifestaciones deben ser entendidas a título individual, extrapoladas de la labor propia del Tribunal”, afirmó el juez decano de la Corte bonaerense.

Y agregó: “Ni a esta Suprema Corte ni a su presidente le caben, entre sus atribuciones, emitir juicio sobre la actividad de otros tribunales de jurisdicción federal ni de ninguna otra jurisdicción que le sea ajena, ni tratar de influir de algún modo en sus respectivas decisiones”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla