Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |Alumnos de tercer año
Con juegos de roles entrenan en Derecho para formarse en los juicios por jurado

Detalles y la trastienda de uno de los ejercicios que realizaron estudiantes y docentes en el edificio Karakachoff

Con juegos de roles entrenan en Derecho para formarse en los juicios por jurado

alumnos y docentes en plena acción. simulacro de juicio por jurados en 48 entre 6 y 7/ dolores ripoll

9 de Julio de 2019 | 02:23
Edición impresa

La mujer habla y solloza. Refiere un enfrentamiento entre dos hombres a los que conoce: uno, con el que ha iniciado una relación, herido de muerte, en estado de coma; el otro, su exposo, el imputado por presunto intento de homicidio, al que califica como “violento”. El hecho que narra ha ocurrido en una heladería céntrica de Ensenada y se escribe sobre un fondo de hipótesis en el que se mezclan la violencia de género, los celos, la defensa propia.

Cada tanto, la declaración es interrumpida por la querella, la defensa, el fiscal, el tribunal que juzga. El proceso se repite con el relato de cada testigo y en la dialéctica espesa del juicio, cada nuevo testimonio puede erizar la piel de quien lo presencie. Todo ocurre bajo la mirada silenciosa de un jurado de 12 personas, quienes al final de la jornada deberán resolver el caso, decidir si declaran culpable o no al acusado.

Parece real, pero es el simulacro de un juicio por jurados. Parecen jueces, abogados, fiscales, testigos, pero son alumnos del 3º año de abogacía. La escena tiene lugar en el atardecer de un martes en el aula juicio -ubicada en el 7º piso- del edificio Sergio Karakachoff de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y es una de las instancias finales de la cátedra 2 de Derecho procesal 1, cuyo titular es el Dr. Emir Caputo Tártara.

“La idea es que a través de este juego de roles los chicos puedan visualizar cuál es la función de los diferentes actores en un proceso de este tipo. Ellos se entusiasman mucho”, dice a EL DIA María Verónica Fiz Stacco, que es auxiliar docente de la comisión 6, a cargo de Diego Dousdebes. La actividad, destaca la abogada, surgió al calor de la implementación de los juicios por jurados en la Provincia, en 2015.

Aunque es parte de un mandato constitucional que data de 1853, sólo cinco provincias -junto a Buenos Aires, Córdoba, Neuquén, Chaco y Río Negro- implementan el procedimiento, aplicable a todos los casos penales que llegan a juicio. El acusado es el que decide si quiere ser juzgado por un jurado popular, compuesto por mujeres y hombres en partes iguales, legos en Derecho y quienes solo determinan si el acusado es culpable o no. La pena la fija el juez.

Para el decano de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UNLP, Miguel Berri, se trata del cumplimiento de un mandato constitucional que “garantiza la participación del pueblo en un poder del Estado”, además de consagrar “los principios republicanos conjuntamente con el proceso penal acusatorio, lo que nos hace salir de las rémoras del absolutismo”.

“Permite que la ciudadanía pueda tomar intervención activa en causas resonantes, evitando la justicia por mano propia”, evalúa Juan Pablo Rincón Nieva, que es ayudante diplomado de la cátedra. El abogado aporta algunos datos: desde su aplicación en la Provincia, un 70% de los casos se han resuelto por culpabilidad -“antes llegaban al 90%”, recuerda-, contra el 30% por inculpabilidad. También que, según datos oficiales de 2018, desde 2015 se realizaron 250 juicios. Pero en La Plata -“el departamento judicial con menos juicios por jurado”, apuntan los docentes- se han hecho apenas 6.

“Yo aún no he hecho ningún juicio de este tipo”, dice el juez del Tribunal Oral en lo Criminal IV, Juan Carlos Bruni, quien ha presenciado el proceso desde el fondo del aula que da a la calle 48: el desfile de alumnos; los testimonios del “acusado” -de su “ex” e “hijos”-, de la “médica” -ataviada con ambo y estetoscopio- que atendió al herido; las estrategias de la “querella” y la “defensa”; el “fiscal” mostrando el presunto cuchillo homicida; finalmente el “jurado” declarando “no culpable” al “imputado”. “Yo he aprendido con ustedes”, reconoce Bruni.

La jornada y el “juicio” declinan. Baja el telón de la clase: “Hoy fue todo un teatro, pero mañana será real”, alienta al alumnado el profesor Rincón Nieva, y el aula estalla en aplausos.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla