Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Por una obra, la saga de la falta de agua suma otro capítulo y afecta a más barrios

En diferentes zonas del casco urbano en los últimos días se agravaron los problemas -ya crónicos- con el suministro. Absa informó que están reemplazando un equipo de bombeo en Bosques. Se completaría recién hoy

Por una obra, la saga de la falta de agua suma otro capítulo y afecta a más barrios

En la usina Bosques están cambiando un equipo de bombeo. Esa usina provee a la del Parque Saavedra / Absa

16 de Agosto de 2019 | 03:11
Edición impresa

Absa dijo ayer que “la empresa trabaja en el reemplazo de un equipo de bombeo en la Usina Bosques” y que “por tal motivo podría registrarse baja presión en las zonas aledañas y en cercanías del parque Saavedra, ya que allí se recibe agua proveniente de Bosques”. Se aseguró que las tareas terminarán hoy. Pero la descripción sobre los sectores de la Ciudad afectados, así como de la magnitud de los problemas que los afectan que se hace en el comunicado de la compañía, queda muy pero muy corta.

Desde 20 y 70 hasta 1 y 35, decenas de vecinos y vecinas vienen reclamando por falta de agua o por baja presión desde el miércoles pasado.

Hubo quejas desde 1 y 44 hasta 26 y 72, desde 72 y 5 hasta 117 entre 65 y 66, y un largo etcétera que incluye a sitios muy distantes entre sí y con problemas que van mucho más allá de una baja de presión circunstancial.

Por caso, mientras ayer a la tarde caminaba por 19, la vecina Isabel Martínez contó a este diario que “en mi cuadra (entre 67 y 68) llevamos por lo menos un mes con graves problemas en el suministro de agua”.

Remarcó que el servicio “casi nunca es normal. Un día nos cortan el agua desde la mañana hasta la noche. Y luego vuelve un hilito que no sirve para llenar el tanque. Estamos así dos o tres días y se vuelve a cortar”, reseñó Isabel.

“¿Absa? Ya no llamo. Me cansé. Pero mi vecina insiste, y ni siquiera la atienden. No hay respuestas a los reclamos de las personas”, disparó.

Luego aclaró que ella no sufre el problema en toda su magnitud porque “desde hace tiempo puse una cisterna de mil litros. Fue el único modo. De lo contrario, prácticamente no te podés bañar porque el tanque no llega a llenarse. Es más, cuando la falta de agua dura varios días, le doy a mis vecinos en baldes”.

En la esquina de 19 y 68, Norma calificó el problema de agua que sufre la zona -que depende de la usina del Parque Saavedra- como “crónico”.

“En los últimos años, casi todos los vecinos pusieron una cisterna. Es el único modo de no quedarse días y días sin agua”, aseguró, dando una idea de la gravedad del problema. ¿Sin cisterna no se llena el tanque? “Casi nunca”, subrayó.

Vecino de calle 68 casi 18, Roberto Farina llegaba a su casa con el taxi. Consultado sobre el tema, no dudó un segundo en lanzar: “¿Agua? Sí, siempre tengo problemas. El servicio es un desastre absoluto”.

Ya en el interior de la vivienda, Roberto mostró sus facturas. “Pago más de 600 pesos por mes por algo que no recibo. Porque cuando no está cortado el suministro, la presión es patética”, enfatizó.

“Los cortes permanentes y la bajísima presión son problemas de larga data. Las cañerías son de la época de la fundación”, ironizó, para insistir sobre los importes e intereses que aplica la empresa prestataria. Con otra boleta en la mano, dijo que “por atrasarme en el pago de esta factura me cobraron casi un cien por ciento de multa. Y todo, por un servicio que no prestan. Es una vergüenza. Acá, quien no tiene una cisterna no puede vivir”, planteó.

Lo que dice Absa

En el comunicado que difundió ayer, la empresa prestataria del servicio en la Región, Aguas Bonaerenses SA (Absa), informó que “se trabaja en el reemplazo de un equipo de bombeo en la Usina Bosques”.

“Las tareas comprenden la desinstalación del equipo existente, la revisión de la instalación eléctrica, la readecuación y la posterior colocación de la bomba nueva”, describió el área de comunicaciones de la firma.

Luego, como se indicó, aclararon que “por tal motivo podría registrarse baja presión en las zonas aledañas a la estación de bombeo, además de aquellas ubicadas en cercanías del parque Saavedra, ya que allí se recibe agua proveniente de Bosques”.

“Los trabajos finalizarán durante la jornada de mañana (por hoy). El servicio comenzará a normalizarse de manera paulatina. En caso de que el agua se vea turbia, se debe dejar correr hasta tanto recupere su aspecto habitual”, recomendaron.

Claro que allí nada dice de los problemas “crónicos” de baja presión y cortes frecuentes que describen vecinos de distintas barriadas platenses.

En la víspera, en el diario se continuó registrando reclamos de vecinos y vecinas de la Ciudad, tal como viene sucediendo desde principios de la semana pasada.

Fernando, quien vive en las inmediaciones del parque Saavedra -delimitado por las calles 12, 14, 64 y 68- expresó que “es imposible que se llene el tanque. No hay nada de presión. Absa es un desastre. Y las facturas, cada vez más caras”.

“No entendemos porqué a los vecinos que no tuvieron luz por el gran apagón los compensaron, y a nosotros que seguimos sin agua nadie nos ayuda”, reflexionó Alicia desde 19 y 69. Cerca de allí, Daniel remarcó que “los inconvenientes empezaron hace una semana” y que “ni siquiera se puede utilizar el baño”.

“Hay una presión de agua ínfima”, señaló Marcela desde 1 y 35, en la otra punta de la Ciudad.

También se comunicaron vecinos de 5 y 72; 58 y 11; 1 y 44; 117 y 65; 20 y 70; 2 y 67, entre muchos otros.

Los vecinos de distintos barrios hablan de problemas “crónicos” de cortes y de baja presión

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

En la usina Bosques están cambiando un equipo de bombeo. Esa usina provee a la del Parque Saavedra / Absa

Isabel Martínez, vecina de 19 entre 67 y 68 “ El servicio casi nunca es normal. Un día nos cortan el agua desde la mañana hasta la noche. Luego vuelve un hilito que no sirve para llenar el tanque. Estamos así dos o tres días y se vuelve a cortar. A la empresa (Absa) ya no llamo. Me cansé. No dan respuestas”.

Norma, vecina de 19 y 68 “ El problema de agua que sufre la zona es crónico. En los últimos años, casi todos los vecinos pusimos una cisterna, porque de otro modo todos nos quedaríamos días y días sin agua. Sin cisterna, los tanques no se llenan a causa de la presión, que es insignificante”.

Roberto Farina, vecino de 68 y 18 “ Siempre tengo problemas con el agua. El servicio es un desastre absoluto. Pago más de 600 pesos por mes por algo que no recibo, porque cuando no está cortado el suministro, la presión es patética. Es un problema de muy larga data”.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla