Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Mañana tendrá que verse las caras con independiente

Como en el 2015, no será un partido más para Milito

Por segunda vez en su vida, y nuevamente como técnico de Estudiantes, tendrá que enfrentar al club que lo formó y lo tiene como ídolo

Como en el 2015, no será un partido más para Milito

el abrazo de milito y pellegrino en aquel partido / fotobaires

Más allá de que su cabeza está puesta en Estudiantes, el partido de mañana ante Independiente será más que especial para Gabriel Milito porque le tocará enfrentar, tal como le ocurrió cuando dirigía al Pincha en 2015, al club que lo formó como futbolista y que marcó la vida para siempre.

Su relación con el Rojo comenzó desde muy chico, ya que realizó todas las divisiones juveniles allí. En diciembre de 1997 le tocó debutar en Primera División de la mano de Jorge Gordillo y rápidamente se ganó un lugar dentro del equipo.

Gracias a su personalidad, y teniendo buenos rendimientos en la defensa, se ganó la cinta de capitán con tan solo 20 años. Una lesión ligamentaria estancó su ascendente carrera, pero en el 2001 recuperó protagonismo perdido de la mano del Tolo Gallego y fue una pieza fundamental en el Independiente campeón del Apertura 2002.

Con 172 partidos en sus espaldas, la cinta de capitán en su brazo y un título nacional, el Mariscal fue vendido en el 2003 al Real Zaragoza de España. Allí comenzó su exitosa carrera en el fútbol exterior, que tuvo como pico su participación en el Barcelona de Pep Guardiola y decenas de convocatorias a a la Selección, en donde nunca se olvidó del Rojo a pesar de las distancias.

En agosto del 2011 pegó la vuelta a Independiente tras participar con la Selección Argentina de la Copa América. A pesar de la enorme expectativa, sintió que no estaba en la mejor física y futbolística y al año siguiente colgó los botines.

“Le agradezco al club el haberme dado la posibilidad de volver, siempre quise retirarme en Independiente, mi casa. Ahora quiero digerir esto y después en un futuro veré que hago. Obviamente quiero reencontrarme con el fútbol”, dijo el día que anunció su retiro.

el día que fue al libertadores de américa como dt de estudiantes

La carrera como entrenador de Gabriel Milito se inició en la Reserva de Independiente, aunque su primer club de Primera fue en Estudiantes. En aquel primer período del 2015, el Mariscal se enfrentó por primera vez al club del que es ídolo.

Fue un 30 de agosto en el Libertadores de América: Milito por primera vez llegaba al estadio del Rojo como integrante del equipo rival (en este caso, DT). Fue recibido con aplausos y significó un momento movilizante para él. El resultado de aquel partido fue 1-1 y el gol del Pincha lo marcó Gastón Fernández picándola desde el punto penal. Mauricio Pellegrino era el técnico de Independiente.

su paso como dt del rojo

Tras alejarse de Estudiantes en diciembre del 2015, y tras seis meses de descanso, Milito volvió a Independiente a mediados del 2016 para ponerse el buzo de entrenador. Fue, casualmente, el primer DT en poder utilizar el centro de entrenamiento que fue construido gracias a su aporte y el de Sergio Agüero.

Su ciclo comenzó de la mejor manera, ya que eliminó a Lanús (venía de ser campeón argentino) en la Copa Sudamericana. Pero en el torneo internacional luego quedaría eliminado en manos de Chapecoense y en el certamen local algunos malos resultados (como el 0-3 frente a Racing) empezaron a complicar el panorama.

En la conferencia de prensa que brindó el pasado viernes, y haciendo referencia a la reciente eliminación del Rojo en la Sudamericana, recordó lo que le ocurrió a él siendo entrenador: “Sé lo que es quedar afuera de esa copa porque lo viví y además me formé en ese club. Eso lo vuelve mucho más peligroso”.

En total dirigió apenas 19 partidos con una efectividad de 52,6% entre las tres competencias: torneo local, Copa Argentina y la mencionada Sudamericana.

“Lo mejor es dar un paso al costado. No es una decisión fácil para mi. No fue un paso más, pero no fui capaz de conseguir lo que pretendía. Siempre recordaré de forma muy especial mi paso por el club, pero siento que es el momento de dar un paso al costado. Agradezco la oportunidad que me dieron, agradezco el cariño y pido disculpas a aquellos que tenían una gran ilusión con mi llegada”, sostuvo el día que decidió su renuncia.

segunda vez que lo enfrenta

Milito enfrentará mañana a Independiente por segunda vez en su carrera como entrenador. A diferencia de lo que ocurrió en 2015, esta vez Estudiantes será local y no tendrá encuentro con los hinchas del Rojo.

Vale aclarar que, en su etapa como jugador, nunca tuvo que enfrentarlo.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla