Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
DESTACADO DE LA CARTELERA

Juan Rodó: sin el vampiro y como un “Gallo” embaucador, vuelve a la Ciudad

A la espera de los treinta años de “Drácula”, el proyecto que lo marcó para siempre, el actor y cantante llega hoy con “Los Fantástickos”, el musical más longevo de Broadway, en el que se pone en la piel de un villano de circo

“LOS FANTASTICKOS”, UNA VERSIÓN SIMULADA DE “ROMEO Y JULIETA”

María Virginia Bruno

vrbuno@eldia.com

Las casualidades o causalidades de la vida hicieron que, en 1991, Juan Rodó, predestinado a ser Jonathan en el elenco original de “Drácula”, terminara interpretando al Conde de Transilvania en el musical de Cibrián-Mahler que lo catapultó a la fama nacional e internacional, y al que volverá -él dice que no es oficial aún, pero Pepito lo confirmó la semana pasada en diálogo con EL DIA- en 2021 cuando se cumplan 30 años de su inolvidable estreno.

Es inolvidable porque los Lecture -Tito y su tía (¿amante?) Ernestina-, productores y dueños del mítico estadio de Corrientes y Bouchard que ahora se puso a la venta, habían acordado la realización de sólo cuarenta funciones, sin embargo, el éxito fue tal, que Rodó y compañía tuvieron que ponerle el cuerpo, la voz y el alma a esos personajes emblemáticos una y otra vez, reponiéndose cada cinco años.

-¿Alguna vez te pesó?

-Absolutamente, no. “Drácula” sólo me ha dado satisfacciones. Sí, en un momento, muy al principio, quizás tenía miedo que la gente no pueda sacarme de ahí. Pero eso es pasado. Yo he demostrado que soy Juan Rodó, que puedo hacer otros roles, y demostrar que soy un actor versátil. Pero Drácula es la obra que más permanezca en mi vida y con mucha alegría. He aprendido a quererlo cada vez más, y a entender que ese fenómeno que sucedió con el público en su momento, y que continúa sucediendo, es único e irrepetible. Y uno no puede estar más que agradecido a eso.

-Ibas a ser Jonathan y, por esas cosas de la vida, terminaste siendo Drácula. ¿Qué lectura hacés de esa situación a la distancia?

-Ese cambio se produjo, sí, y son esas cosas que suceden constantemente en la vida, que se modifican, y que si uno sigue el camino, que tiene signado o que le toca transitar, y lo hace con absoluta devoción, trabajo y convicción, las oportunidades de la vida van cambiando y está en uno saber tomarlas. Yo estaba feliz en su momento de haber sido Jonatan, y fui más feliz por ser Drácula, y todo lo que trajo. Entiendo que no fue una casualidad sino una causalidad. Creo que eso lo supe capitalizar.

Nacido en la Ciudad de Buenos Aires en la convulsionada década del 60, debutó como barítono en el Teatro Argentino en 1989 en una puesta de “Rigoletto”. Un año después se calzaría los colmillos y su vida cambiaría para siempre.

Su actividad profesional fue creciendo en paralelo, y a la sombra de su vampiro, abriéndose otros caminos, entre la lírica -cantó con Plácido Domingo en el Colón-, la docencia -fundó una escuela propia en 2012- y la producción -llevó a las tablas “Phantom”-, aunque siempre con un pie dentro de la interpretación en el musical, el género en el que se mueve como pez en el agua, y en el que ha protagonizado “La Bella y la Bestia”, “Los Miserables”, “Las mil y una noches”, “Dorian Gray”, “Jack, el destripador” y, entre otras, “Jekyll & Hyde”.

En este sentido, esta noche, Rodó llegará a La Plata como protagonista de “Los Fantástickos”, con música de Harvey Schmidt y letras de Tom Jones, considerada la obra más longeva del off de Broadway, una especie de versión simulada de “Romeo y Julieta” que, según el cantante, persiste desde su estreno en 1960 por ser “una historia simple, bien contada, con mucha poesía que muestra el alma o la cocina del acto teatral”.

La historia tiene, reconoce Rodó, “un mensaje que trasciende la barrera del tiempo, que tiene que ver con el crecimiento, con la salida de la ingenuidad hacia la adultez y cómo es ese traspaso que está a veces enraizado en el dolor, en las frustraciones y que, en base a la sumatoria de esas cosas, hace al ser humano evolucionar y crecer”.

Fábula atemporal de amor que logra ser nostálgica y universal al mismo tiempo, “Los Fantástickos” nos presenta a un chico (Matt), una chica ( Luisa) y sus dos padres vecinos que, con el objetivo de que se enamoren, los engañan fingiendo pelear y de esta manera tratar de mantenerlos separados.

En eso mucho tendrá que ver El Gallo, criatura que viste Rodó, un personaje doble, por un lado narrador, omnisciente, y por otro lado, “una especie de villano de circo, un poco estafador”, lo que se dice, un chanta.

De raíces españolas, su Gallo, cuenta el actor, es medio primo del personaje de Dulcamara en el “L’elisir d’amore”, que vende pociones mágicas y aventuras mentirosas.

Rodó, por primera vez, rompe la cuarta pared y eso fue lo que más lo entusiasmó de este proyecto. “Es un personaje distinto, que tiene conexión directa con el público y que a la vez, cuando entra a la historia, entra con galanura y humor, un recurso que no exploré tanto en mis roles”, confiesa.

Con pocos elementos escenográficos, donde todo el desarrollo de la acción dramática pasa por la actuación, la obra necesitaba de un “muy buen director” y Rodó no dudó en sugerir a Diego Ramos, que venía de debutar en la dirección dentro del género, con muy buenas críticas, en “Falsettos” y “Tommy”.

Al cantante le pareció bienvenida esa incorporación fresca y sin vicios del actor en su rol de capitán, “ porque es un amante del género, porque hace mucho años que lo viene haciendo y lo conoce y, fundamentalmente, porque es un gran actor y me parece que, a veces los directores, no conocen las necesidades de los actores, lo que daba una combinación perfecta para una obra que, fundamentalmente, es de atracción actoral”.

Sebastián Codega, Emmanuel Degracia, Manuel DI Francesco, Luis Levy, Gustavo Monje, Mariano Musó, Jorge Priano y Eluney Zalazar completan el elenco de este musical, que se ofrecerá hoy y el próximo sábado en Teatro Estudio, 3 entre 39 y 40.

Para agendar

Qué: “Los Fantástickos”

De: Harvey Schmidt -música-, Tom Jones -letras-

Por: Diego Ramos

Cuándo: Hoy y el sábado 31

Dónde: Teatro Estudio, 3 entre 39 y 40

“Una historia simple, bien contada, con mucha poesía, que muestra la cocina del acto teatral”

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla