Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $175,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1480
Opinión |Editorial
Frente a los incendios forestales hacen falta recursos suficientes

Frente a los incendios forestales hacen falta recursos suficientes
1 de Octubre de 2020 | 04:25
Edición impresa

Los incendios forestales no dan tregua a nuestro país. Se han perdido en los últimos meses más de 200 mil hectáreas en frentes de fuego abiertos en muchas provincias, con valiosos patrimonios arbóreos afectados y que tardan años en reproducirse. A su vez, muchas poblaciones y vecinos linderos a los incendios atravesaron y lo siguen haciendo toda clase de peligros, tanto para sus vidas como para sus bienes materiales. La situación ciertamente catastrófica vuelve a poner de relieve la necesidad de que la Argentina se encuentre mejor preparada para enfrentar estos siniestros, esto es la de contar con elementos y personal suficientes para combatirlos y sofocarlos con prontitud y eficacia.

Según informó el Observatorio de la Nasa, la situación en nuestro país queda enmarcada dentro de la crisis climática regional, como consecuencia del aumento de la sequía, las altas temperaturas y los fuertes vientos, lo que constituye el ambiente propicio por el que se propagan los incendios. Sin embargo, no representa el origen de los distintos focos de fuego ya que en algunos casos se ha hablado de acciones intencionales o de imprudencia.

El problema más acuciante -que se presenta ahora en la provincia de Córdoba donde los incendios forestales arrasan desde mediados de agosto gran parte de la serranía y ya quemaron más de 60.000 hectáreas de monte, flora, fauna, pastizales y hasta viviendas-, mostraba en las últimas horas un panorama desolador a pesar del esfuerzo de bomberos y vecinos que vienen luchando día tras día contra las llamas.

Los focos más intensos se concentran en la zona cordobesa de San Clemente, en el Valle de Calamuchita, donde se quemaron pinares y vegetación autóctona en una vasta extensión, pero también en Alta Gracia, donde los fuegos aún siguen activos y quemando todo a su paso. Se sabe que miles de hectáreas fueron arrasadas entre los filos de los cerros por el incendio que se inició la semana pasada en cercanías a Villa Carlos Paz, en el Valle de Punilla, en lo que ha sido calificado como un verdadero desastre ambiental.

Tal como se viene informando los incendios principales afectaron y en algunos casos siguen afectando a los humedales del Delta, el bosque serrano de Córdoba, al monte formoseño y también hay focos en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Salta, Jujuy, Tucumán y Chaco, entre otras. En Corrientes, se detectaron últimamente más de 8000 focos activos.

A su vez, todavía no se ha dimensionado la mortandad de animales salvajes y de las haciendas que debieron ser rescatadas para salvarlas de los distintos focos de fuego, en lo que resultan ser otras de las penosas secuelas ambientales de los incendios. Aunque, desde luego las situaciones más graves se presentan cuando son las localidades las que se ven acosadas por los grandes siniestros y numerosas familias pierden sus pertenencias por las llamas, que también suelen destruir sitios históricos.

Lo cierto es que la experiencia acumulada y la que puede obtenerse de otras naciones donde también existen grandes extensiones de bosques o pastizales y deben combatirse situaciones similares, debiera servir para que pudieran reducirse los daños que provocan estos siniestros.

La imprescindible disponibilidad de aviones hidrantes, la existencia de cuerpos de bomberos provistos de recursos –capacitados para combatir a las llamas en zonas boscosas y rurales- así como la presencia de organizaciones de guardabosques, vertebrándose entre todas ellas una defensa civil ágil y eficaz, resultan ser requerimientos impostergables. De lo que se trata es de encontrar respuestas rápidas para defender vidas humanas y patrimonios muy valiosos, poniéndolos a resguardo de las calamidades climáticas, de la acción de imprudentes y de las desviaciones de los pirómanos.

Para ello es preciso que el Estado, a través de decisiones políticas acertadas, concierte la presencia de todos los recursos necesarios al servicio de la lucha contra el fuego, antes de que tan valiosos patrimonios naturales queden devastados por cualquier tipo de desastre.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla