Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Deportes |EL ÁRBITRO URUGUAYO FREDDY DA ROSA ECHÓ A TROBBIANI, PONCE, CAMINO Y TEVES
“Sentimos que había algo raro detrás de aquellas expulsiones”

A 37 años, Julián Camino recordó aquel partido copero contra el Gremio de Brasil, en La Plata, en el que Estudiantes, con cuatro jugadores menos, logró alcanzar un empate con sabor a hazaña

Leandro Duba

Por: Leandro Duba
lduba@eldia.com

8 de Julio de 2020 | 04:44
Edición impresa

Ningún hincha de Estudiantes se podrá olvidar de aquel partido memorable, con sabor a hazaña, que protagonizó el equipo conducido por Eduardo Luján Manera, la noche del 8 de julio de 1983, en el viejo estadio de 57 y 1, cuando con siete jugadores alcanzó un histórico e impensado empate (3-3) frente al poderoso Gremio, de Porto Alegre, que a la postre, se consagraría campeón, en el marco de la segunda fase de la Copa Libertadores de América.

A 37 años de aquella noche copera, épica, que se mantendrá en el recuerdo por siempre, Estudiantes sacó adelante un partido que lo tenía prácticamente perdido, no sólo por el poderío futbolístico que exhibió Gremio, sino por los polémicos fallos del árbitro uruguayo Luis Freddy da Rosa, que terminó expulsando a cuatro jugadores albirrojos, algo impensado y que después de más de tres décadas no hubo ninguna explicación.

Julián Camino, uno de los puntales de aquel recordado equipo, que el año anterior se había coronado campeón del fútbol argentino, mantuvo una charla con este diario y recordó aquella hazaña futbolística, quizás la más importante en la historia del club.

“Sabíamos que ganando, teníamos la clasificación asegurada para la siguiente fase de la Copa. Empezamos el partido, y a la media hora nos expulsaron a Trobbiani y Ponce, que para nosotros eran Messi y Maradona. En solo un minuto, nos quedamos con dos jugadores menos en un partido que ya se había calentado. Hubo algo raro ahí, que jamás se explicó, porque no te pueden echar casi en simultáneo a dos jugadores. La historia había comenzado mal, porque cuando estaba por mover Gremio, Trobbiani se adelantó, y allí, el árbitro lo amonestó, como dando a entender que nadie se lo iba a llevar por delante. Primero Trobbiani y después el Bocha, que la verdad, no hizo nada. Ahí nos empezamos a dar cuenta que en el fondo había algo raro, porque jamás antes se habían expulsado a dos jugadores por protestar. Mi expulsión se puede entender, porque le pegué una trompada a uno, pero la de Marcelo y el Bocha, no. Así y todo, nos pusimos en ventaja, pero después del gol de Gurrieri, el equipo se vino abajo. Y tenía sus razones”, explicó el ex lateral derecho.

Y agregó: “Teníamos enfrente a un gran adversario. Imaginate, que con dos tipos menos, nos dan vuelta el resultado, y para nosotros, fue un golpe muy fuerte, imposible de pensar en una recuperación y más cómo estaban jugando. Estudiantes llegaba muy bien en todo sentido, pero el equipo se desmadró después de esas expulsiones. Tras el tercero de ellos, me echan a mí, y después a Teves. En los vestuarios, mientras me estaba bañando, esperaba más el cuarto de Gremio que el descuento nuestro. Seguíamos el partido por radio. Vino el descuento, pero no sentía demasiado alboroto de la gente, hasta que llegó el empate. Ahí nos abrazamos todos. Fue un momento único, especial para nosotros. Una cosa de locos... Pensar que si ganábamos, teníamos grandes chances, pero no pudo ser. Una lástima porque creo que estábamos en condiciones de jugar la final de esa Copa Libertadores”.

Julián Camino, ya convocado ese año para la Selección que comandaba Carlos Bilardo, insistió: “Ese Gremio era muy bueno. Pero la verdad, hasta el día de hoy no sabemos qué sucedió con las expulsiones. Fue impresionante haber quedado en la historia porque jamás pensé que llegaríamos al empate. Como te dije, esperaba más el cuarto que el descuento...”

En el repaso de ese partido histórico, Julián Camino dijo “cuando hacíamos los viajes con la Selección, supimos que los otros compañeros como el Gringo Giusti, Trossero e Insúa, habían seguido el partido por televisión, gritaron los goles y celebraron la hazaña que alcanzamos. Aquel equipo, con Eduardo Manera a la cabeza, siguió la misma filosofía de Carlos (por Bilardo). Su inteligencia pasó por no tocar nada del equipo. Siguió de la misma forma. Y pensar que a ese grupo les faltó Gottardi y el Tata Brown, que estaban en Colombia”.

El ex defensor del Estudiantes campeón, no se olvida del gran equipo que era Gremio.

“Tenían un equipazo, que después, se consagrarían campeones. En esa formación estaban Tita, China, Caio y Renato. Me acuerdo cuando jugando para la Selección, enfrentamos a Brasil en un amistoso, en la cancha de River, y en el que ganamos por 1-0 con gol de Ricardo Gareca. Ese Brasil tenía en sus filas a varios jugadores de ese Gremio. Mucha calidad y capacidad de juego...”

Y remató: “son recuerdos que jamás se olvidarán. Ni mucho menos las expulsiones, que nos condicionó durante todo el partido. Estoy convencido de que si no nos hubiesen expulsado a esos cuatro jugadores, la historia hubiese sido otra. Once contra once era otro partido. Había que jugarlo, claro, pero no sé cómo hubiera terminado. Estudiantes llegaba muy bien, tanto en lo físico, como en lo futbolístico y mental. Y tenía todo para alcanzar la final”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla