Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,08
Dólar Ahorro/Turista $181.63
Dólar Blue $219,00
Euro $122,97
Riesgo País 1961
Opinión |Editorial
Otra evaluación muestra que el sistema educativo del país está en caída libre

Otra evaluación muestra que el sistema educativo del país está en caída libre
2 de Diciembre de 2021 | 01:53
Edición impresa

Otra evaluación internacional volvió a marcar el gravísimo deterioro del sistema educativo argentino y del bajo nivel que exhiben los estudiantes de nuestro país, de acuerdo a las referencias ofrecidas en estos días por la Unesco, a cargo de las pruebas ERCE (Estudio Regional Comparativo y Explicativo), que expusieron con elocuencia la verdadera caída que sufre la escuela pública. En realidad ese resultado no fue una sorpresa ya que el deterioro de la enseñanza es evidente aunque muchos prefieren ignorarlo. Desde los pocos días de clase -sin contar el período de la pandemia- son una primera manifestación del poco interés de los gobiernos en la formación de niños y jóvenes.

Cabe señalar que las pruebas se realizaron en 2019 y los resultados, dados a conocer en las últimas jornadas, registraron un retroceso preocupante en los rendimientos de los alumnos. Expertos marcaron el “notorio atraso del sistema educativo argentino”, cuyos escolares no sólo no tuvieron un buen desempeño respecto a años anteriores sino que experimentaron un fuerte retroceso, ya que por primera vez en 13 años se ubicaron por debajo de los promedios en disciplinas como Matemática, Lectura y Ciencias Naturales.

El ministro de Educación nacional indicó que “este deterioro es una realidad que no podemos soslayar y dejar de poner sobre la mesa, ya que sólo reconociendo la naturaleza de los problemas podemos trabajar con un objetivo claro y urgente para corregirlos”.

Las pruebas ERCE abarcan a 16 países del continente, evalúan aprendizajes de estudiantes de tercero y sexto grado en las áreas de Lenguaje y Matemática, en tanto que la prueba de Ciencias Naturales fue rendida sólo por sexto grado. Argentina quedó situada entre los promedios más bajos en 4 de 5 pruebas. También hubo una regresión en términos comparativos, porque algunos países mejoraron con respecto a años anteriores. Entre estos se encuentran Brasil, Perú y República Dominicana, este último ubicado por encima de la Argentina.

El educador Jaim Etcheverry, presidente de la Academia Nacional de Educación, afirmó que lo acontecido “es lamentable y una vergüenza. Estos resultados confirman una tendencia que se viene dando desde hace veinte años, incluso en otros estudios como Pisa y Aprender”. El especialista advirtió que en muchos puntos nuestro país está por debajo del promedio de otros países de la región. Otro especialista, Alieto Guadagni, expresó su preocupación por la decadencia educativa del país y remarcó que “la riqueza hoy está en el recurso humano”.

Si bien ningún indicador puede sintetizar la multiplicidad de factores que hacen a la formación de una persona, estas pruebas internacionales tienen la ventaja de contar con un amplio reconocimiento en el mundo y permiten comparar el desempeño de los sistemas educativos a lo largo del tiempo. Sería, entonces, desatinado no extraer conclusiones acerca de los resultados, basándose en cuestionamientos o relativizaciones de tipo técnico. Los pocos logros y las muchas frustraciones están a la vista, a menos que se prefiera no ver.

Está cada vez más claro entonces, tal como lo vienen señalando muchos especialistas, que nuestro país debe impulsar un vigoroso replanteo de la educación, que lo coloque a la altura de los desafíos contemporáneos.

Para ello es preciso, sin pérdida de tiempo, sin debates estériles o eufemísticos, jerarquizar a sus planteles docentes y, en lo esencial, estimular a los jóvenes al hábito del estudio y de la lectura, puesto que son valores que siguen apareciendo como un medio irremplazable para formar la personalidad e instalarla en la realidad histórica y social en que viven. Pero también el sistema educativo debe profundizar en plenitud, materias como la Matemática e irradiar los nuevos aportes que ofrece la tecnología -los medios audiovisuales, las computadoras, las llamadas ciencias duras- como factores definitorios de una formación cultural completa.

La educación argentina hoy está en deuda con millones de chicos que acuden a ella para formarse como futuros habitantes de un mundo cada día más exigente.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla