Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,70
Dólar Ahorro/Turista $172.75
Dólar Blue $186,50
Euro $120,89
Riesgo País 1629
Información General |INCLUSO FRENTE A LA AMENAZA DE LA VARIANTE DELTA
Tercera dosis: concluyen que no se necesita aún

Un estudio publicado en The Lancet indica que las vacunas son “altamente efectivas contra la enfermedad grave”, por lo que no se requiere por ahora aplicar un refuerzo

Tercera dosis: concluyen que no se necesita aún

Uruguay es uno de los países vecinos que ya aplica terceras dosis / Télam

14 de Septiembre de 2021 | 00:43
Edición impresa

Luego de que la Organización Mundial de la Salud instara a los gobiernos a retrasar la aplicación de terceras dosis contra el Covid para que los países más atrasados pudieran vacunar a su población de mayor vulnerabilidad, un estudio internacional indica que no sería necesaria la aplicación de refuerzos aún.

El estudio, que fue publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet, concluyó que las vacunas anti Covid son “altamente efectivas contra la enfermedad grave”, por lo que no se requiere todavía administrar una tercer dosis que refuerce su nivel de protección.

“Incluso en poblaciones con altas tasas de vacunación, los no vacunados siguen siendo la principal causa de contagios’’, señala el estudio, realizado por un equipo de expertos de cinco países en el que participaron además científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de otras instituciones sanitarias.

Los autores del trabajo afirmaron que sus conclusiones no se ven afectadas por la amenaza que supone el avance de la peligrosa variante Delta a nivel mundial.

Y es que según un promedio de resultados obtenidos en estudios observacionales, la vacunación actual muestra una eficacia del 95% contra la enfermedad grave, tanto por la variante Delta como por la Alfa, y de un 80% contra el contagio por cualquiera de ellas.

Los investigadores destacaron además que incluso si los anticuerpos contra el virus en personas vacunadas bajan al cabo del tiempo, eso “no necesariamente significa una reducción de la eficacia de las vacunas contra la enfermedad grave”.

En ese punto, argumentaron que el motivo podría estar vinculado a que la protección contra el desarrollo de una enfermedad virulenta no sólo depende de “las respuestas de anticuerpos, que pueden ser a corto plazo en algunas vacunas, sino también por las respuestas (inmunes) memorizadas y la inmunidad mediante células, que generalmente duran más”.

“Tomados en su conjunto, los estudios disponibles no aportan pruebas creíbles de que esté habiendo un declive sustancial de la protección contra la enfermedad grave, que es el principal objetivo de la vacunación”, explicó Ana María Henao-Restrepo, una de las responsables de la investigación.

En sintonía con la predica de la OMS, Henao-Restrepo advirtió que se podrá salvar el mayor número de vidas si, en lugar de usarse como refuerzo, las vacunas “se ofrecen a personas que tienen un riesgo apreciable de enfermar de gravedad y no han sido vacunadas aún”.

La investigadora sostuvo además que si hubiera en última instancia algún beneficio en administrar la vacuna de refuerzo, ésta no superaría los beneficios de proporcionar esa protección inicial a las personas que aún no han sido inoculadas.

Y es que si las vacunas se administran donde son más necesarias, esto “podría acelerar el fin de la pandemia al inhibir la evolución de las variantes”, explicó Henao-Restrepo.

Los autores del estudio sostienen por otra parte que una dosis de refuerzo será más útil y duradera si se administra un preparado diseñado para combatir futuras nuevas variantes y no las actuales.

“Aunque la idea de reducir el número de casos de Covid aumentando la inmunidad en personas ya vacunadas es atractiva”, cualquier decisión en este sentido “debe estar fundamentada en la evidencia” científica y “sopesar los riesgos para las personas y la sociedad”, dijo la coautora del estudio Soumya Swaminathan.

Dos de los autores del artículo, los doctores Phil Krause y Marion Gruber, son inspectores de vacunas para la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), quienes recientemente anunciaron su renuncia.

Entre los otros 16 autores están expertos en vacunas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Sudáfrica y la India, además de la Organización Mundial de la Salud, que ha pedido una moratoria sobre las vacunas de refuerzo para dar prioridad a los países pobres que no han recibido siquiera la primera dosis.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla