Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
El Mundo |SIGUEN LOS EXPLOSIVOS PODCAST DE CORINNA
Tras “matar a Dumbo”, el rey se quedó sin corona

La examante de Juan Carlos de Borbón dio detalles del viaje a Botswana para cazar elefantes que demolió el prestigio del monarca

Tras “matar a Dumbo”, el rey se quedó sin corona

Juan Carlos de Borbón y Corinna Larsen / Web

24 de Noviembre de 2022 | 01:23
Edición impresa

Tras ocho años de la abdicación del que hasta entonces era conocido –y protegido– como “el rey que salvó a la democracia española”, la examante de Juan Carlos I, la empresaria alemana Corinna Larsen, volvió a revelar detalles desconocidos hasta hoy de algunos episodios vividos en aquella etapa en la que, pese a que ya no tenían una relación de pareja, el rey emérito seguía muy presente en su vida.

En ese marco, la mujer dio pormenores de los días previos a la escandalosa foto del padre del rey Felipe VI de España en África. En un nuevo episodio de su podcast titulado “Matar a Dumbo”, Larsen describe cómo la caída en aquel safari en 2012 en la que el entonces rey se quebró la cadera, significó también el desplome institucional y personal del hombre que durante casi cuatro décadas había sido considerado como un héroe intocable para la opinión pública.

Según menciona en el podcast, Corinna y Juan Carlos I no estaban pasando un buen momento en lo que respecta a la pareja, ya que el monarca de 74 años le había confesado una infidelidad -única cosa que su examante le había remarcado que no le perdonaría. El affaire se había dado en los últimos tres años con Sol Bacharach, una abogada valenciana de impactante parecido con Larsen, como si todas fueran parte de “una especie de estructura de harén” de mujeres distinguidas y platinadas. “Nunca volví a confiar en él, me mantuve en guardia incluso siendo sólo amigos”, afirma en el podcast Corinna, que se enteró de que no era la única amante del rey en medio de un reproche por haberlo dejado solo tanto tiempo, al regresar a España tras cuidar a su padre durante una agonía de meses.

Por lo que da a entender Larsen, aquella escapada a África, de la que también participó Philip Atkins, su primer esposo, fue exclusivamente con tono de amistad.

La empresaria se encarga de remarcar que no estaba enterada del polémico viaje al que Juan Carlos I la invitó por sorpresa junto a su hijo menor Alexander, que entonces tenía 10 años. De hecho, señala que fue un gesto del rey emérito hacia el niño por su cumpleaños. Durante el relato, la mujer también describe que el monarca tenía un especial vínculo con el menor, y hasta lo describe como su “padre espiritual”.

En esta línea, la empresaria relata que una vez que arribaron a Botswana (a donde viajaron en el avión privado de Corinna) se trasladaron a un exclusivo camping donde cada uno tenía su propia carpa -con todos los lujos y comodidades-. Al proseguir con su narración, la mujer indica que mientras ella solía acompañar a su hijo a un safari apto para menores, Juan Carlos I se iba a cazar elefantes, una actividad legal en la zona en la que estaban. Los grandes cazadores, como el rey español, pagan fortunas por disparar a un elefante y llevarse como trofeo sus colmillos de marfil.

Sin embargo, la mujer recuerda que el motivo que desató todo el escándalo y caída del monarca se dio a raíz de una noche de juerga en la que Juan Carlos I hizo una fiesta en su carpa y terminó cayéndose borracho, lo que le provocó una hemorragia interna.

“Hay que evacuar al rey de inmediato”, le dijo el jefe de Seguridad a Corinna, y le pidió que, para mantener la máxima discreción, el traslado de regreso se hiciera en su jet privado. Ni siquiera tuvo tiempo de armar las valijas. Subieron a Juan Carlos al avión en una silla de plástico y empezaron a prepararlo para la cirugía. En cuanto aterrizaron en España, el rey ingresó al quirófano.

Al día siguiente, Corinna se despertó con el llamado de su madre: “¡Dios mío! ¿Qué hiciste?”. El safari del monarca con su examante ya estaba en las noticias. Y a partir de allí, la crisis sólo fue empeorando. Al poco tiempo se filtró una foto de una cacería anterior, en 2006, en la que se ve al rey posar con el sol de frente y un rifle en la mano delante de un elefante muerto. El animal tiene la trompa doblada y apretada contra un árbol. Al rey se lo nota orgulloso. La imagen es demoledora. El salvador de la democracia española ha matado “a Dumbo”, como dice el director de Comunicación del monarca, Javier Ayuso en el podcast. Fue una desafortunada cadena de sucesos que mancharon la imagen de Juan Carlos l y lo llevaron a desaparecer de la esfera pública.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla