Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Temas del día:
Buscar
Deportes |DURO CACHETAZO EN EL ARRANQUE DE LA LIGA PROFESIONAL

Vélez le dio la peor bienvenida a los pibes de Gimnasia

En el estreno de Chirola Romero como DT, Gimnasia perdió 3 a 1 ante Vélez. Janson y dos de Walter Bou marcaron la diferencia. Guillermo Enrique descontó para el Lobo

Vélez le dio la peor bienvenida a los pibes de Gimnasia

Facundo Aché
fache@eldia.com

31 de Enero de 2023 | 04:47
Edición impresa

El debut menos deseado. Sin dudas. También, rendimientos y resultados que estaban dentro de las posibilidades. Vélez tiene jerarquía y experiencia que Gimnasia perdió en este receso, con una apuesta de riesgo a favor de los pibes y de equilibrar la economía que será un camino con más rosas que espinas.

Lo aguantó 20 minutos Gimnasia. Fue ese espejismo en el cual parecía que el cuidado de la pelota le iba a permitir mayores posibilidades en el juego, principalmente desde la chance de asociar y tratar de acomodar al equipo con el paso de los minutos. No era fácil porque enfrente Pratto buscaba lugares por detrás de Ignacio Miramón para quitarle referencias a los centrales albiazules y tanto Lucas Janson como Walter Bou esperaban con cuchillo y tenedor más la servilleta en el cuello para encontrar una pelota en el espacio que quedaba entre la línea de 4 y el arquero Tomas Durso.

Finalmente, no llegó de esa manera la apertura del marcador. Sobre los 25 minutos, Vélez fue empujando con corners al Lobo contra su área y tras una de esas pelotas quietas ejecutada por Francisco Ortega, hubo un rechazo de Guillermo Enrique hacia adentro y Lucas Janson de cabeza no tuvo inconvenientes para derrotar a Durso. Fue el 1 a 0, el golpe de realidad para los pibes que no estaban haciendo un mal partido más allá de la anemia ofensiva que lo dejaba siempre muy lejos de Leonardo Burián.

Con el resultado a favor, Vélez se sintió más cómodo en el juego. La experiencia de sus hombres, el manejo de los tiempos y la peligrosidad latente de Janson y Bou en ataque eran un permanente anuncio de peligro para Gimnasia, un boxeador que no tenía punch y de piernas débiles pata el retroceso. Y así fue el nocaut -siguiendo con la alegoría boxística- en el inicio del segundo tiempo, aunque faltaba mucho para eso. De hecho, otra vez Lucas Janson casi pone el 2 a 0 con un remate desde lejos.

A Gimnasia le faltaba clonar a Ignacio Miramón, que parecía necesitar compañía. El equipo casi no pudo abastecer a Rodrigo Castillo, con Benjamín Domínguez sin poder desequilibrar nunca a Guidara y con Eric Ramírez lejos de esa zona donde puede sacar provecho de cierto olfato goleador, de un sentido de la oportunidad que lo convirtió en el primer semestre de 2022 en un buen socio para Cristian Tarragona.

Tomás Muro ya dejó atrás a su marcador e inicia un ataque para Gimnasia. La jugada, finalmente, no traerá consecuencias / PrensaGELP

Las conclusiones al final de la primera mitad fueron tranquilizadoras para un Vélez que se sintió ganador desde el gol de Lucas Janson. Para el Lobo, se habían corporizado todos los fantasmas de las ausencias. Rodrigo Rey, Agustín Cardozo, Brahian Alemán, especialmente, eran los faros que ya no están. Empezar así, estaba dentro de las posibilidades, mucho más al tener enfrente a un muy buen rival como este Vélez. Se todos modos, lo peor en la noche de Liniers estaba por venir para el equipo de Chirola.

En el inicio del segundo tiempo, se terminó de caer la estantería del equipo de Sebastián Romero. En un fútbol de detalles, a la salida de otra pelota quieta tras un despeje de Durso, Miramón (de todos modos, uno de los mejores) quiso controlar la pelota en la medialuna y se la sirvió a Walter Bou, que con un disparo seco puso el 2 a 0. Y enseguida, el mismo Bou puso el tercero en una acción que debió haber sido gol antes y que un par de salvadas providenciales evitaron. En el último despeje, el ex Gimnasia estaba en el lugar justo para el remate seco y el 3 a 0.

Con vergüenza, con ímpetu y con cambios, Gimnasia fue. Puso el juego en el campo de Vélez (ayudado porque el local le quitó el pie al acelerador) y así evitó la goleada. Ingresaron Maximiliano Comba e Ivo Mammini por Benjamín Domínguez y Tomás Muro (ambos de flojos rendimientos) y esas variantes le cambiaron la cara al equipo, especialmente por la fuerza y la entrega del “Domador” que jugó como para garantizarse una camiseta titular ante Defensa y Justicia el lunes próximo.

Así, primero el Tripero fue hacia el campo enemigo y después tuvo alguna chance de gol, como ese remate desde lejos de Alan Sosa que Burían sacó al corner con cierto esfuerzo. Justamente de una pelota quieta, Guillermo Enrique alcanzó a desviar al gol para el descuento mens sana y su primer grito en primera división. El 3 a 1 colaboró en que el resultado final no fuese tan antipático pata los pibes Lobos.

Chirola hizo cambios en defensa, por la lesión de Felipe Sánchez (sólo un susto) que permitió el ingreso de Tomás Fernández, mientras que Nicolás Colazo entró por Matías Melluso. Hubo tiempo para Nicolás Contín por Eric Ramírez y el Tanque nunca terminó de acomodarse para patear en la única que tuvo. De todos modos, la imagen del final fue menos traumática para el Lobo.

Imágenes. De eso se trata. Quizá ni una ni la otra sean reales. Ni la diferencia amplia del segundo tiempo ni la levantada final. Contra equipos como Vélez, hay que decirlo, Gimnasia estará este año mucho más cerca de perder que de ganar. Igualmente, habrá que evitar las conclusiones tras este primer partido, porque es injusto que Vélez en Liniers funcione como termómetro. La temperatura de la campaña la dará el correr de las fechas. Tal vez entrarán al equipo hombres de más experiencia. Quizá en 10 o 15 fechas algún juvenil explote y para otros jugar en primera pase a ser lo cotidianeidad y no la novedad. Chirola no tiene un equipo, lo está buscando. Desde sus espaldas anchas creadas por el cariño de la gente, necesitará tiempo. No es fácil. Quizá el semestre muestre que la apuesta de riesgo salió mal y haya que salir al mercado a pegar un volantazo. Hoy, Gimnasia necesita paciencia y tranquilidad. Y puntos, que quizá estén en el Bosque. Lo demás estará demás. El plantel es este. Las decisiones fueron estas. Y la situación económica del club es la que derivó en esta apuesta por los pibes, que tienen que seguir caminando su propio camino. Recién empiezan a escribir su historia y el resultado final está lejos. No en esta oscura noche en Liniers.

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

ESTA NOTA ES EXCLUSIVA PARA SUSCRIPTORES

HA ALCANZADO EL LIMITE DE NOTAS GRATUITAS

Para disfrutar este artículo, análisis y más,
por favor, suscríbase a uno de nuestros planes digitales

¿Ya tiene suscripción? Ingresar

Básico Promocional

$98/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $1520

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Suscribirme

Full Promocional

$128/mes

*LOS PRIMEROS 3 MESES, LUEGO $2350

Acceso ilimitado a www.eldia.com

Acceso a la versión PDF

Beneficios Club El Día

Suscribirme
Ir al Inicio
cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$98.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $1520.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla