Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Golpearon a una de las víctimas

Mientras todos descansaban, una banda tomó por asalto dos departamentos en 10 y 67

Cinco ladrones atacaron las viviendas, que alquilan una estudiante universitaria y un joven empleado. Los ataron y revolvieron todo

Mientras todos descansaban, una banda tomó por asalto dos departamentos en 10 y 67

la policía acudió ante el pedido de auxilio de las víctimas/césar santoro

“Así no se puede seguir. Ya no se puede salir a trabajar ni a hacer las compras”, repetía, angustiada, Carmen Mantori, la propietaria de dos departamentos con jóvenes inquilinos que ayer al mediodía fueron escenario de una entradera protagonizada por una banda de cinco ladrones, según informó la Policía.

Arriba vive un muchacho que trabaja a diario, hasta el final de la tarde. Abajo, una estudiante universitaria que el martes por la noche había recibido la visita de una amiga. Todos descansaban cuando fueron sorprendidos por los delincuentes.

Según se estableció en los primeros tramos de la investigación policial, ingresaron primero al departamento de la planta alta, donde ataron al dueño de casa y le dieron algunos golpes que no le generaron lesiones de consideración, se indicó en la escena del delito.

Luego, bajaron a la casa de la universitaria oriunda de la localidad de General Alvear. Allí también ataron a las chicas y revolvieron todo en búsqueda de objetos de valor. El desorden impidió establecer la magnitud del robo durante la tarde de ayer.

Mientras las víctimas radicaban sus denuncias en la comisaría novena y efectivos de la Policía Local preservaban el estado en que habían quedado las viviendas, esperando la llegada de los peritos, Mantori señaló que “la Ciudad está muy insegura. Hace dos meses me robaron acá cerca, mientras hacía compras en un negocio de 4 y 68. No fue la única vez. El año pasado dos pibes en moto me abordaron cuando llegaba a mi casa. Eran cerca de las nueve de la noche y me ordenaron quedarme quieta pero les tiré con el bolso y me metí adentro”.

Los investigadores buscan establecer si esta vez los ladrones también huyeron en moto y si sus movimientos fueron tomados por cámaras de seguridad.

En la primera versión del hecho se detalló que el ingreso al departamento de planta alta se produjo sin forzar la cerradura.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...