Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 22 °C
Nublado
Humedad: 91 %
20.4.2018
Una tarde a pura emoción

Más mala que una cebolla: Pampita hizo llorar a Pico todo el programa

En su debut en Telefé, la modelo le sacó jugó a su relación con Mónaco, quien se quebró dos veces y, además, anunció que “habrá sorpresas” en este 2018: ¿se viene el bebé o el casamiento?

Más mala que una cebolla: Pampita hizo llorar a Pico todo el programa

Pampita consuela a Pico tras hacerlo llorar en su programa: la modelo quiso ganar rating aprovechando su relación con el ex tenista / Telefé

Pampita aterrizó en la tevé abierta: la modelo devenida conductora inició ayer en Telefé la temporada de “Pampita Online”, el programa que condujo en el cable el año pasado, intentando sacarle el jugo a su intimidad con una entrevista a su pareja, Juan “Pico” Mónaco.

La apuesta no le salió tan bien: a pesar de la atracción que generaba ver a los dos en pantalla, y al hecho de que explotó el conocimiento de la vida privada de Pico al punto de hacerlo llorar y emocionarse dos veces a lo largo de la hora de programa, la morocha midió 6.5 puntos de rating, empatando en la franja horaria con “Pasapalabra”, de los rivales de El Trece.

A Pampita se la vio algo nerviosa, interrumpiendo a menudo los momentos fluidos de un programa donde también sus panelistas se mostraron algo atados, faltos todavía de química y de ritmo. Entre magazine y programa de chimentos, Pampita, jugando a ser Susana Giménez, se rodeó de fuertes figuras y amigos de toda la vida buscando acelerar esa soltura en escena: Sol Pérez, cuyo segmento sobre Derecho en la vida cotidiana (es estudiante de la carrera) quedó para la próxima; Luis Piñeyro; Angie Balbiani, Fede Bal y Barbie Simmons acompañan en el envío a la modelo.

Esta última reveló cómo “Pampita Online” nació en una “pijamada” de Ardohain, quien tras las presentaciones de rigor de su equipo dio paso a Pico, intentando sostener los 12 puntos de rating dejados por el enlatado “Elif”. Spoiler: no lo logró.

Y eso que el programa contó con la presencia ilustre del gran Osvaldito, estrella tuitera que abrió el programa con un video donde rompía cosas y cerró el programa comiendo sobrecitos de uno de los auspiciantes del show (Osvaldito, para los desprevenidos, es el perro de Pico y Pampita).

Mano a mano con Pico, Pampita comenzó livianita su cuestionario a un Pico que respondía con el casete puesto y, para colmo, era interrumpido por una ansiosa Pampita. Pero, claro, la modelo conoce al dedillo la vida de su pareja y sabe lo que lo puede conmover: le puso un video de sus sobrinas saludándolo y, casi al instante, Mónaco se quebró al punto de, ahogado en sus propias lágrimas, no poder hablar.

La emoción a flor de piel de Pico tenía como motivo el hecho de que se confesó arrepentido de haber dedicado tiempo en el tenis y no a su familia. “El tenis me sacó muchísimo”, balbuceó Mónaco, agarradito de la mano de Pampita, y agradeció estar “rodeado de cariño”, un cariño del que hizo partícipes a los hijos de Pampita. “Trato de jugar a ser padre”, se le escapó al ex tenista, que luego dio marcha atrás y dijo que intenta ayudar “desde el espacio que me toca, respetando al padre y a la madre”.

Más intimidades

Pampita intentó otra vez quebrar a Pico trayéndole al piso a su amigo de la infancia, Francisco, que despertó interés en las redes sociales. La presencia de su amigo distendió al ahora conductor televisivo, más aún cuando también se sumó a la entrevista el resto del panel. “Odio el chat de mamis del colegio”, confesó Mónaco, y dijo tener pesadillas con los flashes del teléfono de su pareja, que no lo deja dormir. Para colmo, acostumbrado a dormir en el hotel, Pico contó que al principio de la relación, lejos de estar contento, sufría cada noche los pedidos de cucharita de su novia. Todavía en actividad, terminó montando una pared de almohadones entre ambos hasta el retiro.

La parejita reveló otras intimidades, como las quejas de Pampita por el desorden de Mónaco (“ahora soy un Lord”, afirmó Pico, amaestrado), pero la cosa nunca se puso demasiado picante. Si hasta censuraron a Fede Bal cuando, en un afán transparente por generar polémica y titulares faranduleros, le preguntó a la parejita por el récord a la hora del acto sexual. “No es para este horario”, tiró Pampita risueña, y dijo que “yo después tengo que ir a la puerta del colegio”. Entre evasivas, la pregunta de Bal se disipó en el aire.

Jugando con los panelistas, Pico eligió a Argentina campeón mundial sobre Estudiantes de la Libertadores pero enfrentó luego una pregunta más difícil: ¿hijo o casamiento? Entonces, Mónaco fue sutil, pero claro: “Ambas son muy lindas... Son muy tentadoras las dos... Puede ser un 2018 con sorpresas... Es un año importante para mi, el año pasado dejé el tenis, sentí un vacío muy grande, mi cabeza pensaba todo el tiempo en eso. Pero después mi cabeza empezó a pensar en otras cosas que dejé de pensar cuando jugaba al tenis, como formar una familia”, tiró, antes de que Pampita lo frenara: “No arruinemos la sorpresa”, se le escapó a la modelo. Está claro, estos dos ya llamaron a la cigüeña...

Para el final, la modelo guardaba otro “recuerdo” de la vida de Mónaco para forzar el llanto: y lo logró fácil, dejando clarita la naturaleza emotiva de Pico, que se quebró, otra vez hasta quedarse sin voz, recordando a su tía, la mujer que lo alentó siempre y murió cuando él tenía 17 años.

7
Puntos de rating marcó “Pampita Online”, empatando virtualmente con “Pasapalabra”, de El Trece, como lo más visto de la franja

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...