Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un gesto para aplaudir

La solidaridad viaja en vasos de sopa para los que necesitan afrontar el frío en la Ciudad

En 58 entre 8 y diagonal 73 ofrecen la infusión gratuita para todos. “La cocina me apasiona y si ayudo me gusta mas”, dijo el impulsor

La solidaridad viaja en vasos de sopa para los que necesitan afrontar el frío en la Ciudad

pablo rodríguez ofrece una sopa caliente gratis a quien lo necesite, en pleno invierno / dolores ripoll

El frío más intenso ya comienza a imponerse en la Ciudad. Las marcas térmicas de los últimos días de otoño serán propias del invierno que está a la vuelta de la esquina, y en La Plata hay respuestas solidarias para todos los gustos. Una de las más sobresalientes es la que protagoniza Pablo Rodríguez, que tiene un local de venta de comida y ofrece sopa gratis a quién lo necesite. Su ejemplo se viralizó y en estas horas fue destacada su labor para ayudar a quienes menos tienen. Pero en este caso también se lo ofrece a quienes tienen dinero para contar con ese vaso que puede resultar salvador para cargar energías.

Rodríguez tiene su local en 58 entre diagonal 73 y 8 y anuncia en una pizarra que hay sopa caliente gratis para el que quiera probarla. En su escala busca ayudar a calentar motores aprovechando su pasión por la cocina. De verdura y de pollo pueden salir los vasos de sopa. “De fideos no hago porque se pasan y quiero que la gente tome algo rico”, asegura Rodríguez, quien toma como algo natural ayudar a la gente con esta infusión.

“Contra el frío, pase y pida una sopa”, dice el cartel de la puerta del negocio céntrico.

“Siempre tuve la idea de dar comida al que no puede comprarla y también al que puede y quiere probarla para dar batalla al tiene frío”, apunta el cocinero que se dedica a todo. Elaborar los productos, comprar los insumos y, por supuesto, venderlos. “La sopa es algo que a mi no me genera tanto gasto y es algo que con poco puedo ayudar y reconforta”, resumió Rodríguez.

A su vez dijo que “la cocina es mi pasión y no me cansa”, al tiempo que resaltó: “Le di para adelante con esto que puede se la puerta para ampliarlo un poco más adelante. Ya vino gente e incluso le convido a los clientes con la idea que repliquen el gesto”.

El joven de 34 años hace 2 meses que se instaló en el centro y junto a su esperanza de progreso agrega el ingrediente solidario.

OTRAS EXPERIENCIAS

En 19 y 35 un puesto de venta de pan tiene un gesto similar. Pone a disposición de la gente que no puede afrontar la compra una canasta con el pan que no vendió el día anterior.

“La gente sentía vergüenza para pedir pan. Se quedaba hasta que se fueran los clientes y después se animaban a pedir. Al ver que esa situación seguía decidimos ayudar y hay clientes que compran productos para poner en esa canasta que queda vacía cada vez más temprano”, dijo uno de los dueños del local de La Loma.

La iniciativa de un café pendiente sigue en pie en la Ciudad. En qué consiste?. Un cliente paga un café a cuenta de alguien que no puede hacerlo y se lo deja a quien quiera tomar la infusión pero no tiene recursos para pagarlo. En un kiosco de 46 entre 4 y 5 funciona este sistema que se lleva a cabo en distintos locales de la Ciudad desde hace unos años. En el local de 46 también entregan un alfajor para acompañar el café caliente que puede paliar las bajas temperaturas. En estos días las marcas bajarán notablemente, según el Servicio Meteorológico Nacional.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...