Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Golpes, peleas, llantos, gritos, insultos y amenazas: el infierno de ser vecino de Esmeralda Mitre

Fernando Roldán se tuvo que mudar del edificio en el que vivía con su familia por las “faltas de respeto” y la “prepotencia” de la actriz

Golpes, peleas, llantos, gritos, insultos y amenazas: el infierno de ser vecino de Esmeralda Mitre

Esmeralda Mitre suma un nuevo escándalo, ahora, con un vecino / web

13 de Noviembre de 2019 | 02:49
Edición impresa

Esmeralda Mitre tiene una personalidad especial. En el último tiempo, la actriz, dejó de lado el bajo perfil que había mantenido tiempo atrás, y asomó un costado mediático que la ha llevado a pelearse en vivo en programas de televisión e, incluso, a abandonar otros por no sentirse cómoda con alguna situación.

De lengua picante, y sin filtros, Mitre se convirtió en un rendidor personaje en materia de rating, amado y odiado en la misma medida.

Lo que no se conocía, hasta ayer, era cómo era Esmeralda detrás de cámara, y un vecino la deschavó. El hombre en cuestión le dijo al portal A24 que, harto de “las faltas de respeto” y de la “prepotencia” de la oveja negra del clan Mitre, tomó cartas al asunto y la denunció por amenazas, insultos y malos tratos.

“Golpes en el piso, peleas no sé con quién, todo el tiempo, lloraba, gritaba, después el desfile tremendo de gente. Ella siempre le decía al encargado que tenía derecho a hacer lo que quería en su edificio y que si quería hacer una fiesta, la hacía. Siempre decía que ella es Esmeralda Mitre y que hacía lo que quería. Fue un infierno vivir eso”, aseguró Fernando Roldán.

Según dijo, “en cualquier hora arrancaban los descontroles, a las 10 de la noche, y eran las 7 u 8 de la mañana y seguían. Insoportable. Llamamos a la policía. La primera vez que la llamamos le agarró un ataque de furia que fue tremendo: bajó y nos preguntó si habíamos sido nosotros, le tocó el timbre a todos los propietarios para preguntar quién había sido”.

El vecino manifestó que con su mujer y su pequeña hija tuvieron “miedo” de las reacciones de la actriz. “Amenazaba a la policía, les preguntaba los nombres y sus apellidos. Maldades nos hicieron unas cuantas, nos arrancaron la manija de la puerta, nos amenazaba cara a cara, que nos iba a meter presos. Pasaba a veces que nos golpeaba la puerta, nosotros abríamos y nos agredía verbalmente y nos decía que nos iba a meter presos”.

De las amenazas, a los insultos en un santiamén pasaba Esmeralda: “En un momento, con una cara de asco total, me dice ‘judío’. También me dijo negro de mierda. Yo no soy de la colectividad pero los respeto y trabajo con judíos”.

Antes de mudarse del coqueto edificio en el que vivían, debido a este martirio diario, improvisó algunas medidas contra el avasallamiento de Mitre.

“Teníamos que poner cartones en la ventana porque ella tenía una luz en su ventana con la que nos apuntaba. Con mi esposa nos reíamos porque vivíamos en Barrio Parque y teníamos que poner cartón en la ventana”, contó el hombre.

Según su relato, la actriz “también tuvo problemas con la estación de servicio que está a mitad de cuadra porque dejaba tirados los autos y se iba, los vecinos tenían que llamar a la grúa. No le importa nada. Hace lo que quiere”.

Roldán mostró un video en el que se la ve literalmente sacada, tratando de impedir que él, su hija y su perra suban al ascensor. Cuando ella se percata que el hombre la está filmando, lo amenaza con llamar a la Policía.

“Dos veces me cruzó en el ascensor y me empezó a gritar. Nos trabó la puerta con una cara completamente violenta. El problema es que yo iba con mi nena en brazos. Era un delirio vivir ahí, es una tortura”, cerró el hombre.

¿QUÉ DIJO ESMERALDA?

Consultada por este nuevo escándalo, Esmeralda Mitre negó los dichos de su ex vecino.

Según su versión, Fernando Roldán “debe necesitar plata, debe haber vendido esta noticia falsa por unos mangos”.

Esmeralda aseguró que el vecino se mudó porque “lo echaron” por “no poder pagar el alquiler”.

Además, negó que haya hecho fiestas, al menos, en el último tiempo. “Si hubiera habido, sería genial, pero no hay”, dijo, entre risas.

“Mis padres me regalaron este departamento cuando tenía 20, y ahora tengo 37. Nunca tuve un problema en 17 años. Casi no estaba”, manifestó en su defensa Mitre, que contó que se mudó a este lugar de nuevo cuando se separó de Darío Lopérfido.

La actriz dio vuelta el relato. Dijo que el denunciante “era un fan” de ella, que le “pedía fotos” todo el tiempo hasta que, según ella, en un momento le dijo que terminara con el acoso.

“Una vez se me apareció en el palier, tipo acosador. Se me metió en el departamento para ver cómo era”, agregó Mitre, negando todos los dichos de su ex vecino.

La versión de Esmeralda tenía un testigo: a su lado, en el móvil que le dio a América, estaba junto al portero que afirmaba cada uno de sus dichos.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla