Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |¿QUIÉN NO TUVO EL CASSETTE DE “JOYRIDE”?
Las cosas ya nunca serán iguales: murió Marie, la voz de Roxette, sonido de una generación

Falleció a los 61 años, tras una larga lucha contra un tumor que le diagnosticaron en 2002. Peleó y volvió a los escenarios en 2009, y regresó a Argentina, donde la idolatraban. Pero desde 2016 comenzó la lucha final

11 de Diciembre de 2019 | 04:03
Edición impresa

Fue parte de la banda sonora de una generación entera, la que creció en la frontera de las décadas del 80 y 90 y que en los malones se cansó de bailar hitazos como “It must have been love”: por eso, golpeó fuerte a la generación X la muerte, ayer, de la cantante del grupo sueco Roxette, Marie Fredriksson, a quien en 2002 le fue diagnosticado un tumor cerebral y que llevaba casi 15 años luchando contra la enfermedad.

Finalmente, la blonda platinada murió a los 61 años: “Con gran tristeza tenemos que comunicar que Marie Fredriksson, de Roxette, murió en la mañana del 9 de diciembre, tras una larga batalla de 17 años contra el cáncer”, señalaron los representantes de la artista en el texto. Inmediatamente, los sub 40 se volcaron a YouTube y Spotify para reproducir la catarata de éxitos que inundó las radios desde 1986, cuando Fredriksson fundó junto a Per Gessle el dúo sueco Roxette con el objetivo de llevar su música más allá de las fronteras de Suecia.

La rubia, nacida el 30 de mayo de 1958, había debutado dos años antes en solitario, convirtiéndose en una de las artistas más queridas y exitosas de su país, pero soñaba con trascender fronteras: por eso, dos años más tarde unió fuerzas con Gessle, y “juntos comenzaron su histórico viaje” que en los años siguientes los convertiría en una de las mayores bandas de pop del mundo, agrega el comunicado.

La banda alcanzaría fama internacional con el tema “The look” al que siguieron muchos otros números uno en el top 100 de Billboard como “Listen To Your Heart”, “It Must Have Been Love” (de la banda sonora de “Pretty Woman”) y “Joyride”.

FUROR EN ARGENTINA

Siguieron otros grandes éxitos como “Dressed For Success”, “How Do You Do!”, “Sleeping In My Car”, “Dangerous”, o “Fading Like A Flower”, entre muchos otros: en Argentina, no había hogar o auto que no tuviera el cassette de “Joyride”, “Look Sharp!” o “Tourism”, los trabajos más exitosos de la banda.

Tal era el furor en Argentina por el combo, que Roxette visitó varias veces el país realizando shows desde Neuquén a Córdoba. La primera vez fue en 1992, en la cumbre de su éxito en nuestro país: la banda tocó en Vélez, y Marie lució la camiseta argentina. El show se vio en vivo por “Hacelo por mi”, el ciclo que conducía Pergolini.

Tres años después volvieron: esta vez tocaron en Ferro ¡y en el show de Tinelli!, que por entonces llevaba al piso de “Ritmo de la noche” a las principales figuras del espectáculo. Su último trabajo entonces, “Crash! Boom! Bang!”, era disco de platino en Argentina, con más de un millón de copias vendidas. Tardarían 15 años en volver: en 2002, le diagnosticaron a Marie un grave tumor cerebral que la obligó a someterse a un tratamiento agresivo y “gracias a su espíritu luchador”, la cantante pudo regresar gradualmente a partir de 2009 a los escenarios.

En 2011 volvieron al país frente a una multitud, y tocaron en el Luna y en Córdoba; en 2012 fue la última vez del dúo en Argentina, a puro disfrute, llevando aquellos himnos inolvidables de la adolescencia argentina por Neuquén, Mar del Plata, Rosario y Córdoba, además de Buenos Aires. Los fans pudieron ver así a Roxette en su mejor versión, porque, como dice el comunicado, “si Marie era grande en el estudio, el escenario era su hábitat natural”.

EL FINAL

La banda sacó varios discos más desde el regreso de Marie a la música, pero en 2016 los médicos le recomendaron que dejara los escenarios y se centrara en su salud.

Fue el comienzo del final para la artista, que se fue ayer dejando marido y dos hijos, “nos deja un gran legado musical” y “su maravillosa voz, fuerte y a la vez delicada”, así como sus “mágicas actuaciones” serán recordados por todos aquello que tuvieron la suerte de ser testigo.

Sobre todo, por su principal testigo, Per Gessle, la otra mitad de Roxette, que dio las gracias “por todo” a la cantante, a la que calificó de “excelente músico, maestra de la voz e increíble intérprete”.

“Gracias por pintar mis canciones en blanco y negro de los colores más maravillosos. Fuiste en cuarenta años la más maravillosa de las amigas. Me siento honrado y feliz de haber tenido la oportunidad de compartir tanto de tu tiempo, talento, calor, generosidad y sentido del humor. Las cosas ya nunca serán iguales”, escribió.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Marie Fredriksson y Per Gessle, la dupla que explotó en todas las radios a fines de los ochenta y principios de los noventa en argentina

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla