Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La cartera educativa provincial interviene en el caso

Padres fueron a la Justicia por una maestra que habría golpeado a chicos de un Jardín

Se trata del establecimiento Colibrí, que está en 63 entre 1 y 2. Algunos chicos fueron trasladados a otro servicio educativo

Padres fueron a la Justicia por una maestra que habría golpeado a chicos de un Jardín

padres se quejaron por el presunto maltrato de una docente a chicos de un jardín de infantes/ dolores ripoll

Momentos de revuelo se viven entre la comunidad educativa del Jardín de Infantes Colibrí -de gestión privada-, ubicado en calle 63, entre 1 y 2, donde un grupo de padres de alumnos de entre 3 y 4 años denunció a una maestra por presuntos maltratos hacia sus hijos. Los hechos ya son investigados por la Justicia platense, que comenzó a tomar declaración testimonial a los progenitores y analiza avanzar con la realización de Cámara Gesell a los niños.

El primer caso, que tracendió en las últimas horas, llegó a oídos de una mamá a fines de abril, cuando advirtió un extraño malestar en su hijo: “Lloraba todo el tiempo, me decía que no quería ir más, hasta que un día le pregunté qué le pasaba y me contó que la señorita le había pegado en la cabeza porque un día se subió a una mesa, porque se portaba mal, como si eso la justificara”, aseguró a EL DIA Ester Maldonado, una de las denunciantes en la causa radicada en la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº11, a cargo del fiscal Álvaro Garganta.

Tras la revelación del pequeño, las denuncias se acumularon como una bola de nieve. En la puerta del jardín, en los últimos días de abril Ester se lo contó a otra mamá, que esa misma noche confirmó por boca de su hijo “que la maestra le había pegado a otros cinco o seis chicos, que además les gritaba e insultaba”, pudo reconstruir Verónica Bevilacqua, que asegura haber explotado en llanto cuando su hijo le confirmó lo que no quería escuchar: que a él también “le pegó una cachetada, porque pensó que había empujado a un nene”.

Bevilacqua, que también se presentó como denunciante en la fiscalía de Garganta, asegura que casi no pudo dormir aquella noche. Esperando conciliar el sueño, inició un intercambio en el grupo de WhatsApp de padres del colegio que duró hasta la madrugada: “Todos decían que sus hijos habían sido asustados por esta maestra, que les pega, que los empuja o les grita y que por eso lloran, o no quieren ir al Jardín, o se orinan encima”, aseveró.

Días después, la preocupación se transformó en una nota firmada por 28 padres que presentaron ante las autoridades del establecimiento educativo. Tras tomar conocimiento del caso, las autoridades de la Dirección de Educación de Gestión Privada de la provincia de Buenos Aires actuaron casi de inmediato: “Ante las denuncias por presunto maltrato, las inspectoras se presentaron en el lugar y se resolvió disponer una pareja pedagógica, es decir una docente que permanece en clase para supervisar” a la maestra cuestionada, indicaron en Educación. A su vez, aclararon que se abrió una investigación junto a los propietarios de la institución, a los que EL DIA intentó contactar.

Esta vía resolutiva, no obstante, no convenció a todas las mamás y por eso al menos tres optaron por judicializar el caso. “Nos dijeron que la supervisión finalizará después de las vacaciones de invierno, tras lo cual la maestra volverá a estar sola frente a los chicos. Ella no puede estar más”, criticó Verónica Bevilacqua, quien decidió reubicar a su hijo en otro establecimiento.

También otras mamás intentaron con el cambio de jardín. Pero, a esta altura del año y en una ciudad en la que la falta de vacantes suele ser un problema recurrente, no tuvieron la misma suerte. Ester Maldonado, por ejemplo, ya resolvió que dejará de enviar a su hijo al jardín tras las vacaciones de invierno: “Porque en esa fecha los chicos quedarán solos con la maestra, la preceptora y la directora, cuyos tratos tampoco son los mejores”, alertó. En la Provincia, en tanto, no pudieron confirmar qué ocurrirá luego de receso invernal.

Mientras, como se dijo, las investigaciones continuarán por la vía institucional y judicial, “con los testimonios de las mamás, analizando si los chiquitos están en condiciones de declarar sobre un caso que es muy delicado”, concluyeron fuentes de la fiscalía.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla