Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un mal crónico de la ciudad que enardece a los vecinos

Autos que tapan un garaje ajeno, la epidemia que suma escraches

Un vecino de 44 entre 10 y 11 se hartó de que le bloqueen el paso y fotografió 24 vehículos en infracción. Esta semana un auto estuvo 13 horas obstruyendo la salida de su casa

Del interminable catálogo de inconductas viales de los automovilistas platenses, pocas generan tanta irritación a los vecinos como la práctica de estacionar obstruyendo el garaje ajeno. Y cada vez son más los que, hartos de padecer este trastorno cotidiano al que nadie le pone fin, deciden tomarse algún tipo de “desquite por mano propia”.

Ahora el protagonista fue un vecino de 44 entre 10 y 11 y está harto de que le obstruyan el ingreso al garaje de su casa y de los trastornos que le provoca esta situación. Por ello, registró cada uno de los vehículos que en el último tiempo le taparon la entrada a su domicilio y les tomó una foto a cada uno. En cuestión de semanas, en total sacó 24 fotos.

Gastón Begué es el vecino que viene padeciendo esta “epidemia” y le contó los detalles a EL DIA. “Se trata de un garaje que está bien señalizado y claramente se ve la prohibición para estacionar. Si bien es una zona céntrica o en la cuadra siguiente hay un colegio (San Luis), nada justifica que me tapen el ingreso”.

“Cansado de sentirme perjudicado y que jamás vi que a uno de los infractores le coloquen la multa correspondiente, les fui sacando fotos a cada uno que tapaba el ingreso”, contó.

El vecino detalló el episodio que lo terminó de hartar. “Ayer a la tarde-noche (por el jueves) llegué en mi camioneta y en la subida al garage me encuentro con que había un Renault Clio de color negro. Me resigné y decidí esperar para poder guardar mi vehículo”.

Indignado, Begué detalló que “a las 21 salí de mi casa para entrar la camioneta y resultó que todavía estaba el auto. Llamé a Control Ciudadano y mi indignación fue aún mayor. Me dijeron que a esa hora no disponían de agentes de guardia para poder venir y que le labren una multa. Y el sistema de remolques aún no se puso en vigencia, por más el intendente lo prometió hace varios meses”.

“Me tuve que resignar y subir mi vehículo por la vereda y hacer varias maniobras para poder acceder al portón de mi garage, una locura”, lamentó.

Pero el episodio no terminó ahí. Ayer a la mañana, cuando Gastón se disponía para arrancar su jornada e ir hacia su trabajo, se encontró con que el auto aún permanecía allí: “¡Casi 12 horas habían pasado!”, dijo. Según le comentó su mujer, el Renault Clio recién fue retirado pasadas las 11 de la mañana.

Hace algunas semanas, varias situaciones similares terminaron con la reacción de los frentistas ante casos similares. “Hasta ahora me pude contener para no cometer ningún acto ni ser protagonista por un hecho violento, pero casi que se lo merecen”, expresó.

Lejos de tratarse de un caso aislado, lo que le sucede a Begué se repite cada vez con más frecuencia. Y también se reiteran las reacciones de los damnificados por esta “mala praxis” de los conductores. El listado de antecedentes incluye, entre otros casos, lo que pasó el 8 de junio de 2017, cuando 47 entre 12 y 13 un Peugeot, que al parecer estaba sobre el borde de la rampa de un garaje, apareció pintado con cal. “Garage”, se leía pintado con enormes letras en el vehículo.

Mientras que el 5 de octubre de 2018, en diagonal 73 y 57, cuando el dueño de casa dejó una nota en el parabrisas de un auto mal estacionado, con tono de reproche. Entonces más tarde el conductor infractor, le dejó una respuesta en el portón: “Le pido mil disculpas, saludos”.

Otro caso se produjo el 23 de junio de 2017, en 15 entre 33 y 34, cuando un vecino a las 8.30 quiso sacar el auto para ir a trabajar y tenía otro en la puerta. Lo llenó de carteles y cuando apareció la conductora grabó un video en el que pedía explicaciones y se volvió viral.

El antecedente más cercano se dio en la zona de 11 y 49, cuando un hombre fue acusado de salir a la calle enardecido y, tras patear la chapa del auto que tapaba la salida de su garage, habría amenazado con un cuchillo y un palo al conductor.

qué dice la normativa

Como se ha explicado en anteriores ediciones, de acuerdo a la ley nacional de Tránsito, un tercero no puede dejar su automóvil en la bajada de una cochera que esté en uso y con el correspondiente cartel que indique la prohibición para estacionar en ese lugar. No obstante la norma, numerosos vecinos se encuentran sin poder retirar el coche de su vivienda porque otro vehículo, sin conductor a la vista, impide el paso. La escena se repite a menudo y el propietario del garaje termina furioso por la demora para salir a la que lo obliga la contravención. Muchas veces pasa más de una hora antes de que aparezca el dueño de auto infractor.

La estadística indica que el mal estacionamiento es, históricamente, la falta que más se reitera en la Ciudad. Dentro de esa infracción la doble fila pica en punta, pero ahí nomás, segunda en el ranking, aparece la ocupación de espacios vedados para el estacionamiento. La contravención contribuye, además, al desorden vial del micro y macrocentro.

En la Comuna apuestan a la vuelta de las grúas para poner algo de orden. Altas fuentes municipales deslizaron en la semana que entre junio y julio empezará a funcionar el sistema, en principio con cuatro grúas, aunque con el correr de las semanas se sumarían otras dos.

Si bien en el pliego con el que se llamó a licitación se lee que el servicio de grúas deberá estar disponible todos los días de la semana, las 24 horas y en todo el partido, según pudo saber este diario en un primer momento se pondrá la mira, sobre todo, en las zonas y horarios del estacionamiento medido.

Se estima que el 15 por ciento de las denuncias vecinales relacionadas con el tránsito apuntan a los conductores que ocupan ramblas y veredas u obstruyen garajes o rampas para discapacitados con sus vehículos.

Los casos abarcan todo el casco urbano y los principales centros comerciales de la periferia

24
fotos registró un vecino de calle 44 entre 10 y 11 de vehículos que estacionaron frente al garaje de su casa, bloqueándole el acceso o la salida en las últimas semanas. Anteayer vivió una situación extrema, cuando un vehículo permaneció mal estacionado frente a su domicilio alrededor de 13 horas. Hizo la denuncia a Control Urbano, pero no logró soluciones. Harto, decidió empezar a “escrachar” a los infractores.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla