Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESTUDIAN LA APLICACIÓN DE NUEVAS MOLÉCULAS

Científicos platenses tras el desafío de ganarle al cáncer

Desarrollan en nuestra ciudad estrategias, a través de la nanotecnología, para la administración de fármacos que mejoren sus efectos quimioterapéuticos

Científicos platenses tras el desafío de ganarle al cáncer

Los investigadores locales en el laboratorio donde se busca avanzar en la lucha contra el cáncer / UNLP

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las patologías producidas por el cáncer son la segunda causa de muerte en el mundo, y científicos de todo el mundo buscan combatirlo. También se lo hace en La Plata.

Ahora, investigadores de la UNLP estudian la aplicación de nuevas moléculas para tratamientos de cáncer y desarrollan diferentes estrategias de administración de fármacos basadas en nanotecnologías para mejorar sus efectos quimioterapéuticos en diferentes tipos de patologías oncológicas.

Este trabajo es desarrollado por el doctor Germán Islan, integrante del laboratorio de Nanobiomateriales perteneciente al Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI) CONICET – UNLP, en conjunto con el doctor Boris Rodenal-Kladniew, del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de La Plata.

Guillermo Castro, responsable del laboratorio de Nanobiomateriales, destacó que “nuestro equipo se encuentra abocado al diseño, caracterización y evaluación de nanosistemas lipídicos híbridos biocompatibles capaces de co-encapsular y transportar moléculas bioactivas extraídas de plantas, que poseen bajo costo y toxicidad nula. Estas moléculas presentan actividad antitumoral en modelos celulares de cáncer de pulmón, mama, hígado y colon, entre otros”.

“La combinación de estas fitomoléculas con drogas quimioterapeúticas actuales tiene como objetivo reducir las concentraciones de los fármacos a administrar, y a su vez desarrollar nuevos sistemas de transporte de drogas que reconozcan selectivamente a las células tumorales y sean capaces de liberar de forma controlada los antineoplásicos en el sitio de acción”, explicó Castro.

Por su parte, el doctor Islan señaló que “el objetivo es desarrollar nuevos transportadores lipídicos nanoestructurados para administración por vía oral e intravenosa. La característica principal de estos transportadores es que resultarán beneficiosos para los pacientes, al reducir los efectos secundarios indeseados relacionados a las elevadas concentraciones y baja especificidad de las terapias antineoplásicas actuales, las cuales afectan tanto las células tumorales como a las normales provocando una elevada toxicidad celular que a su vez puede provocar necrosis tisular, con la consecuente falla de órganos”.

LOS DESAFÍOS

Según destacan los expertos, uno de los grandes retos que presentan los nuevos fármacos para tratamientos oncológicos es su escasa solubilidad en agua.

Una baja solubilidad de una droga limita su accionar en los tejidos, es decir, disminuye su biodisponibilidad a la vez que puede incrementar sus efectos tóxicos. Se calcula que tres de cada cuatro nuevas drogas presentan este inconveniente.

Una de las posibles soluciones a esta problemática es la elaboración de sistemas de vehiculización de fármacos debido a que la dispersión de la droga depende de su relación con la matriz del vehículo transportador, en lugar de su relación con el medio acuoso interno del paciente.

Según explicaron los investigadores, estas nuevas estrategias permiten, en vehículos de tamaño nanométrico, es decir extremadamente pequeños, dirigir el sistema al sitio de acción y de esta manera disminuir la cantidad de droga administrada y consecuentemente reducir sus efectos adversos.

Según se destaca, este hecho es especialmente relevante para desarrollos relacionados a terapias antitumorales, donde los efectos adversos son en muchos casos tan intensos que requieren discontinuar el tratamiento.

Cabe destacar que una de cada 6 muertes son producidas por cáncer, lo que equivale a aproximadamente 9.6 millones de muertes anuales a nivel mundial, mientras que en Argentina, el número de casos fue de aproximadamente 100.000 en el 2018.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla