Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Una zona castigada por el delito

En Tolosa, un raid delictivo y una mañana de terror para una jubilada

La despertaron una serie de ruidos en el techo. Cuando se asomó por una ventana se topó con un ladrón encapuchado, pero activó la alarma vecinal y lo puso en fuga. Venían de robar un auto y en una casa

En Tolosa, un raid delictivo y una mañana de terror para una jubilada

La puerta de entrada de la casa de Nelly y Mariano. El ladrón intentó ingresar primero por allí / s. casali

Nelly (75) y su hijo Mariano (41) sentían una mezcla de temor con algo de sorpresa, aún horas después del episodio con un ladrón que mantuvo en vilo a la mujer durante la mañana de ayer. En dos puertas y en sendas rejas rotas se podía ver el resultado de un fallido asalto, que fue abortado merced a la rápida acción de la jubilada, quien alcanzó a activar el botón de la alarma vecinal y ahuyentar al sujeto.

La propia víctima le relató a este diario cómo fueron esos tensos minutos en los que padeció parte de la inseguridad que, aseguró, afecta particularmente a ese sector de Tolosa.

Según otros dos frentistas de la zona, la casa situada en 527 entre 118 y 119, no fue el único objetivo de los delincuentes.

Los vieron atacar con anterioridad un vehículo estacionado y otra vivienda cercana.

A ese respecto, Mariano señaló que “la esquina de 527 y 118 está terrible, al igual que el resto del barrio. Nosotros vivimos toda la vida acá y esto era un lugar muy tranquilo, ahora es casi un robo distinto por día”.

EL HOMBRE DE LA CAMPERA ROJA

Los ruidos en el techo despertaron a Nelly y la hicieron mirar el reloj que tiene junto a la cama. Eran las 7 de la mañana. Al principio creyó que se trataba de los albañiles que desde hace una semana se encuentran efectuando reparaciones.

La intensidad de los golpes iba en aumento. “Por eso me levanté, porque me llamó la atención. Además, en un momento ya no se escuchaba que venían de arriba sino del patio”, le contó a EL DIA.

Cuando se acercó a la cocina, observó que la ventana que da al patio estaba abierta.

Entonces, lo vio: un desconocido luchaba por entrar utilizando una llave cruz para romper la mampostería y sacar el enrejado.

“No se le podía distinguir bien la cara porque tenía una capucha, pero sí recuerdo que tenía una campera roja”, detalló.

Absorto en su labor, el desconocido nunca reparó en Nelly, quien, por su parte, no perdió un segundo y comenzó a gritar “¡policía, me están robando!”. Y, al unísono, accionó el control de la alarma vecinal.

Sin mucho margen para maniobrar y asustado por el pedido de auxilio de la mujer, el asaltante fue hacia el lavadero, sacó una escalera de madera y subió los escalones con una “rapidez asombrosa” para poder escapar del aprieto.

Al caer del lado de la vereda, un testigo ocular le afirmó a los damnificados que “se lastimó el pie, salió rengueando para el lado de El Mercadito”.

Hace un año, para el Día de la Madre, Nelly sufrió un escruche en el mismo inmueble.

“Por fortuna ella se había ido a comer a lo de mi hermana y no estaba”, sostuvo su hijo. No obstante eso, el incidente de ayer la dejó “con mucho miedo”.

Por lo que ocurrió, agregó, “voy a tener que cercar la puerta que da al patio y la del lavadero, que era lo único que me quedaba. Vivimos así, encerrados”.

Drogas y vandalismo

“Un vecino nos contó que eran dos tipos, que venían de romper una camioneta y sustraer todo lo que pudieron del interior”, explicó Mariano. Entre esos elementos, se hallaba la llave que usó uno de ellos para forzar la puerta delantera y una ventana.

Asimismo, refirió que otra moradora los observó “mientras se drogaban en la esquina, en la parte de las vías”. En ese sentido, manifestó que “evidentemente no estaba en sus cabales cuando vino a robar acá, porque quiso romper el marco con una herramienta con la que iba a ser imposible lograrlo”.

“Si llegaba a entrar, creo que me mataba”, aseguró la jubilada. Una vez el malviviente desapareció de la escena y arribó un móvil de la comisaría sexta, Nelly y Mariano salieron al jardín. De esa forma descubrieron que “había preparado una lijadora vieja que tenemos guardada para llevarse y la tuvo que dejar”. Además, detectaron que otra de las ventanas tenía muescas. “Se ve que quiso entrar por otro sector”, indicaron.

La llave, en tanto, quedó apoyada sobre “una franela, arriba de la mesa del patio”.

Conforme recordó Mariano, “la semana pasada dejaron una Renault Kangoo abandonada en la plazoleta y los asaltos callejeros son cosa de todos los días”, dijo.

“Ya nos mantuvimos una reunión con el Comisario, que parece muy predispuesto, pero necesitamos una solución urgente. Quieren poner una garita en la esquina, vamos a ver si eso ayuda con algo”, destacó por su parte Nelly.

Los dos testimonios que aseveran haber divisado a los delincuentes merodeando por el barrio, reconocieron a uno por una prenda distintiva: la campera roja y el rostro cubierto por una capucha.

DOS ATRACOS EN POCAS HORAS

Por otra parte, a unas diez cuadras del hecho mencionado, el sábado por la tarde un hombre de 35 años sufrió el robo de su moto, una Honda Wave 110 cc.

Según lo informado por fuentes oficiales, el hurto tuvo lugar a las 15 en la puerta de la casa de la víctima, en 116 y 517. El damnificado denunció que el autor “es un conocido”, al que alcanzó a divisar mientras huía con el rodado.

Por último, un ciclista fue sorprendido en las últimas horas por seis sujetos que, a punta de pistola, le robaron la bicicleta y todas sus pertenencias. Sucedió en la rotonda de diagonal 74 y 120.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla