Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $87,17
Dólar Ahorro/Turista $143.83
Dólar Blue $150,00
Euro $103,25
Merval 0,00%
Riesgo País 1429
Policiales |Desde Tolosa a City Bell
Comercios, casas y peatones: robos para todos en Zona Norte

En los últimos meses hubo asaltos de todo tipo. Ayer, ladrones armados atracaron a un verdulero en 521 entre 9 y 10. Y en 134 y 467 aseguran que el delito “está imparable”

24 de Octubre de 2020 | 04:29
Edición impresa

En Gonnet y Villa Castells las últimas semanas fueron “complicadas” para los moradores de ambos barrios, quienes se vieron afectados por una ola de robos que reflejó en más de una oportunidad este diario. En particular, el área de 502 a 500 y de 7 a 11, donde se registraron desde entraderas violentas hasta secuencias de raterismo.

Pero la apremiante situación se extiende a otros sectores de la zona norte platense. Los últimos casos tuvieron lugar en Tolosa y City Bell, y también se debe sumar a Ringuelet, Villa Elisa y Arturo Seguí en la “bolsa” delictiva.

Ayer a la mañana, dos ladrones armados sorprendieron a un verdulero en 521 entre 9 y 10, le sustrajeron la camioneta de trabajo, dinero y el celular. Huyeron, abandonaron el rodado no muy lejos de allí y lo prendieron fuego. La Policía sospecha que, además, utilizaron el vehículo para cometer otros ilícitos.

En tanto, en Camino General Belgrano y 465, un establecimiento educativo recibió la visita de escruchantes. Y en 134 y 467, frentistas y comerciantes de las inmediaciones aseguran que el raterismo “se volvió imparable”. El lunes pasado, según le dijeron a EL DIA, “un grupo de pibes robaron en toda las cuadras de 134 a 137 y de 470 a 466”.

“DALE VIEJITO, DAME LA PLATA”

En 42 años de actividad, Osvaldo (68) sufrió varios robos de diverso calibre, aunque ninguno como el de ayer a la mañana. Según refirió su yerno, “eran las 6.50 y él estaba descargando la mercadería en el local, con la camioneta (una Renault Kangoo) estacionada en la puerta”. Entre cajón y cajón, se acercaron dos muchachos -uno presumiblemente menor de edad- y le pidieron “si no tenía algo para colaborar con una copa de leche”.

Osvaldo se detuvo y entró en la verdulería para entregarles comida, pero en ese momento uno de los recién llegados se le acercó y lo apuntó con una pistola. El otro, sin perder tiempo, se metió en la camioneta. “Dame la llave, dame todo viejito”, le dijo.

El hombre no se resistió, le entregó la poca plata que había en la caja registradora, la billetera y el celular. Con ese botín, el sujeto corrió hacia la Kangoo y salió a toda velocidad.

En la avenida 13 frenaron, giraron en U y retomaron en contramano por 521, al menos hasta calle 5. Después se perdieron de vista. Los investigadores creen que siguieron con los asaltos para finalmente abandonar el vehículo una hora más tarde en 508 entre 5 y 6. En ese paraje cerraron las puertas y la prendieron fuego, aunque por fortuna el rápido accionar de los bomberos impidió que las pérdidas sean totales. Un testigo observó a los ladrones cargar algunas cajas con mercadería y continuar la fuga a pie, por eso intuyen que podrían vivir en las inmediaciones. “Se quemó la alfombra, una butaca y algunas frutas y verduras, pero nada más. Hoy te tenés que quedar contento con eso, están todos bien y el auto funciona para seguir trabajando”, detalló el yerno del damnificado.

La Policía “llegó enseguida y actuó muy bien, no tocó nada y nos cuidó la camioneta”, afirmaron. Sin embargo, el joven manifestó que “el barrio está picante, de los comercios que hay por acá no zafó ninguno. Hay mucho oportunista, ratero, nos sorprendió que éste tuviera un arma de fuego”.

Por otra parte, en 134 entre 467 y 466 desconocidos saltaron un paredón para sustraer tres bicicletas. El hecho ocurrió el miércoles y se encuadra en un contexto de hurtos que perjudica también a los negocios emplazados sobre 467, de 133 a 135. Adriana (43), propietaria de un almacén, señaló que “nosotros abrimos hace tres meses y hace menos de dos nos entraron”. El escruche sucedió la madrugada de un sábado: los delincuentes levantaron la persiana de metal y “se llevaron cerveza, vino, cigarrillos, perfumes, chocolates y otras golosinas”, afirmó.

“Ha sido algo rápido y pensamos que eran adolescentes, por lo que se llevaron y porque la abertura que hicieron era muy estrecha para que pase un adulto”, manifestó la mujer. Para llevarse las bebidas descargaron los cajones de envases vacíos y colocaron botellas llenas.

En general, el delito en ese sector de City Bell se circunscribe a esa forma específica, de raterismo en los jardines de las propiedades o galpones. “A otra señora de la cuadra le sacaron una bicicleta del garage”, agregó.

En tanto, la damnificada relató también que el delito se ve seguido “detrás del country Grand Bell (por 467 hacia 148), donde vivimos nosotros”.

“A mí me robaron la bicicleta, la máquina de cortar el pasto. También conocemos casos de gente a la que le desvalijaron la casa, porque muchas son de fin de semana y no están habitadas”, comentó. La modalidad cambia, no obstante hay una más que llamativa: “Entran por el techo, hacen un hueco y después sacan todo por ahí. La verdad no sé cómo hacen”, remarcó Guillermina.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

La verdulería funciona en 521 entre 9 y 10 desde hace 42 años. “Ya nos habían robado”, dijeron / g. calvelo

Guillermina y su marido abrieron hace tres meses y les robaron/calvelo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla