Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Con la suspensión de los vuelos de regreso, crece la angustia de los platenses varados

Muchos recibieron la noticia de la suspensión de los viajes de vuelta sin la menor idea de cuándo podrán retornar al país ni cómo harán para solventar su estadía

Con la suspensión de los vuelos de regreso, crece la angustia de los platenses varados

Gabriel kohan y su familia cumplen la cuarentena en puerto rico / el dIa

26 de Marzo de 2020 | 02:47
Edición impresa

Luego de que el presidente Alberto Fernández asegurara que los vuelos de repatriación se suspenden y que los argentinos varados en el exterior “deberán esperar un poco”, los cientos de platenses que por estas horas intentan regresar al país desde distintos puntos del planeta expresaron a través de sus cuentas o en llamados telefónicos la angustia y la incertidumbre que les genera no saber cuánto tiempo permanecerán lejos de Argentina.

Las historias se cuentan de a decenas y, a medida que pasan las horas, se conocen nuevos casos de vecinos de la Ciudad a los que les aplazaron las fechas de regreso y ahora no saben cuándo volverán. Uno de esos casos es el de Gabriel Kohan, que se encuentra en Puerto Rico desde el 9 de marzo junto a su mujer y sus tres hijos (un bebé y dos nenas de 9 y 13 años). “Teníamos fecha de regreso para el 23 -cuenta Gabriel-, pero cuando vimos cómo se estaba complicando todo decidimos volver antes. Lo intentamos el día 16, luego el 17 y otra vez el 19. Nada. El 23, Copa Airlines (la aerolínea panameña con la que tenían que volver) nos anunció que había cancelado todos sus vuelos y aquí estamos. Al no haber argentinos, sabemos que de acá no van a salir vuelos de repatriación, por eso nuestra idea era ir a lugares donde haya más argentinos, como por ejemplo Miami, y tratar de regresar desde ahí. Pero la verdad es que con mis nenas chiquitas y con un bebé yo no puedo estar dando vueltas sin saber a dónde ir. Es todo muy incierto. Nosotros viajamos antes de que se desatara todo este desastre, y la verdad es que necesitamos que alguien nos diga algo. Qué hacemos. A dónde vamos. Cuánto tiempo nos quedamos. No sé. Algo. Nos cansamos de llamar al consulado argentino en Miami -porque Puerto Rico no tiene- pero no te atiende nadie. Así que acá estamos, sin salir del hotel y sin saber cuánto tiempo tenemos que aguantar así...”.

Otro caso que ayer desbordaba angustia e incertidumbre era el de Eduardo Cremonesi y Andrea Goncalvez, dos platenses que se fueron el 11 de marzo a Punta Cana y ahora no tienen ni idea cuándo podrán regresar. “Somos muchos los que estamos varados en Cancún -contaba ayer Andrea-. Mi marido y yo teníamos comprados los pasajes de vuelta por Copa Airlines para el 23 de marzo, que nos lo reprogramó para el 23 de abril. Paralelamente intentamos con un vuelo de Aerolíneas Argentinas que saldría el 27 de marzo, pero en el que no entramos. La única que nos queda es esperar hasta casi fines de abril. La gente está desesperada, durmiendo en el aeropuerto, otros muchos colaboran dejando alimentos. Nosotros estamos parando en un hotel cercano al aeropuerto, que sale unos 600 mexicanos por día, lo que equivale a unos 2 mil pesos argentinos por noche, y no sabemos si nos va a alcanzar, ya que no estaba en nuestro presupuesto original permanecer tanto tiempo”.

Una de las cosas que más preocupaba a Andrea era la salud de su marido, Eduardo. “Tiene 67 años, es hipertenso y cuenta con poca medicación. Acá no toman la situación como riesgo y hay pocos cuidados básicos. Los mexicanos dicen que no pasa nada, que hace mucho calor y el coronavirus se muere...”.

Entre los platenses varados en México que ayer se angustiaron con la noticia de la suspensión de vuelos también estaban Nicolás López Osornio y Dianela Gessara, quienes llegaron a Punta Cana el domingo 15 de marzo. “Nos manejamos con nuestros propios ingresos -contaba ayer Nicolás-. Acá la vida es carísima y a eso hay que sumarle el 30%. Cancillería supuestamente está consiguiendo precios accesibles en viviendas para esperar hasta que los vuelos de repatriación se retomen”.

Hasta el momento, es bueno recordar, fueron más de 35 los vuelos los que realizó Aerolíneas Argentinas para repatriar compatriotas, pero ayer se estimaba que aún eran cerca de 10 mil los argentinos que esperan regresar al país, muchos de ellos lo hacen durmiendo en aeropuertos, como son los casos de los que aguardan en Cancún y Punta Cana, entre otros destinos turísticos.

Si bien son números estimativos, calculan que hay alrededor de 1300 argentinos varados en República Dominicana, otros 1500 en México -entre Ciudad de México y Cancún-, no menos de 1500 en Estados Unidos -con foco en Miami y Nueva York-, 1000 en Perú -repartidos entre Cusco y Lima-, otros 1000 en Cuba, 1000 en España, cerca de 900 en Reino Unido, 700 en Francia y otros 700 en Italia. También suman alrededor de 200 los varados en Portugal, 200 en Costa Rica y “un puñado” en Ecuador. La Cancillería señaló, además, que hay grupos en países como India, Nueva Zelanda y Australia, puntos del mapa muy difíciles de conectar en estos momentos.

Otra historia que sumaba desesperación al cuadro de platenses era la de Virginia Ucar, una joven de nuestra ciudad que está viajando por el continente asiático desde el 24 de febrero. “Hay un grupo de 300 argentinos varados en Tailandia”, contaba ayer, sin poder dar, como casi todos, ninguna precisión sobre una eventual fecha de regreso.

Un caso que también vale mencionar es el del grupo de platenses que viajó a Cuba por un torneo de rugby de veteranos. Ayer quedaban once y el panorama también era pura incertidumbre. “Estamos en un hotel porque nos desalojaron de la casa que habíamos alquilado -contaba Alejandro Disanto, uno de los platenses que organizó el viaje-. El mismo día que nos enteramos de la suspensión de vuelos fuimos primero a las aerolíneas y luego a la embajada; ahí nos atendieron pero no tenían ni agua. La segunda vez que fuimos estaba cerrada. Hay gente que está en situación mucho más complicada que nosotros, no tiene dinero ni alojamiento porque llega de las playas al aeropuerto de La Habana y se encuentra con que no puede volver. La incertidumbre es el enemigo más fuerte, un día dicen una cosa y al siguiente dicen otra”.

En tren de sumar más casos -los cuales parecen multiplicarse con el correr de las horas- también vale mencionar el de Lucia Luna Tirado y su novio Federico Martín Graziano, dos médicos platenses varados en Costa Rica con necesidad de volver para, tras cumplir la cuarentena obligatoria, ponerse a trabajar en lo suyo y sumarse así a la pelea que muchos profesionales como ellos están dando en estos momentos.

“Queremos volver para trabajar en la emergencia sanitaria, previamente hacer la cuarentena que nos corresponde -decía ayer Lucia a este medio-. No queremos que el Estado nos pague el regreso, afortunadamente nosotros podemos solventarlo pero necesitamos volver lo antes posible. Nos dieron fecha de regreso para el 14 de abril, así como así. Sin muchas certezas. La embajada argentina tiene buenas intenciones de ayudar pero no tiene estructura, son nada más que dos personas y ahora la prioridad es conseguir medicamentos para los pasajeros que tienen enfermedades crónicas y tienen que seguir los tratamientos y se les están acabando los remedios”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Gabriel kohan y su familia cumplen la cuarentena en puerto rico / el dIa

Algunos de los platenses que permanecen varados en cuba / el dIa

Hay varios platenses entre los argentinos varados en Tailandia / el dIa

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla