Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
La Ciudad |La salud de los más pequeños durante la cuarentena
Caen las afecciones respiratorias entre los niños pero alertan por las consultas tardías

Pediatras advierten por la “tardanza exagerada” en llevar a niños al médico ante cuadros con síntomas claros. Las enfermedades típicas de la época que circulan menos que otros años y los motivos

Caen las afecciones respiratorias entre los niños pero alertan por las consultas tardías
5 de Julio de 2020 | 06:04
Edición impresa

Una de las preocupaciones de las familias es el estado de los niños que ya llevan sometidos al aislamiento social obligatorio más de tres meses y, aunque por un lado eso los protegió de contraer otras enfermedades típicas de la época, como son las respiratorias, también es cierto que la cuarentena los expuso a cambios de humor y otros trastornos que afectan su bienestar.

La médica neumonóloga Silvina Smith –MN 94711- reconoce que este invierno se registra una caída considerable de consultas por enfermedades respiratorias agudas bajas, como son las neumonías y bronquiolitis, cuadros que ya entre mayo y junio históricamente marcan una fuerte presencia en los consultorios.

“Las causas de contagio son habitualmente las escuelas, las guarderías y aquellos espacios en los que los niños están en contacto porque allí las infecciones se transmiten con facilidad”, apunta la pediatra y agrega que, aunque se ve algo de esas enfermedades, no se puede comparar con las que había el año pasado y atribuye eso al distanciamiento social.

Las enfermedades que se atienden por estos días son por ejemplo las crisis asmáticas e indica la médica que en muchos casos se producen por falta de control o abandono de tratamientos.

Los médicos se valen de estadísticas que indican por caso que mientras en el Hospital de Niños de Santa Fe en igual día de junio se recibían en el servicio de emergencias 500 consultas, este año en la misma fecha se atienden 50. En La Plata, desde el Hospital Ludovica local, semanas atrás le dijeron a EL DIA que habitualmente atienden, entre la guardia y los consultorios externos alrededor de 500 consultas diarias, pero con el COVID-19 el número de pacientes se desplomó y llegó incluso a oscilar entre los 50 y los 60.

Maximiliano Salim (MP111.148 MN 94176), médico neumonólogo infantil, integrante del Servicio de Neumonología del Hospital Garrahan y de la Clínica del Niño en La Plata, coincide en que al disminuir la circulación interpersonal baja la incidencia de las enfermedades de esta época.

El profesional, que es miembro del comité de neumonología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), asegura que hubo una reducción en las internaciones y de las enfermedades ambulatorias producidas por virus respiratorio. Asocia eso al encierro y al aislamiento que produjo la cuarentena.

Para los pediatras en general es un hecho que todas las consultas disminuyeron por el temor que sienten los padres a exponer a sus hijos si los llevan a un hospital y por eso se advierte que se tenga en cuenta que hay enfermedades que se pueden complicar por consultas tardías.

“Si un chico tiene dolor abdominal o distintos cuadros severos no se puede demorar 48 horas en consultar a un médico; además ahora se pueden hacer tele consultas o consultas virtuales”, agregó Smith e insistió en que las enfermedades crónicas necesitan un seguimiento.

Smith -Neumnologa Pediatra del Hospital de Niños Pedro de Elizalde y Hospital Britanico, y miembro del Comite de Neumonologia de la SAP- remarcó la importancia de que los menores de un año concurran a los controles, al menos cuando deben cumplir con el plan de vacunación y que las familias deben establecer contactos con los médicos de sus hijos, quienes les informarán cuáles son las razones o las señales de alarma por las que llevar a un niño al médico.

Se insiste en no postergar la consulta al médico si el niño presenta fiebre, signos de malestar fuera de lo habitual, diarrea, dolor abdominal o cualquiera de los síntomas de COVID-19.

En relación al COVID-19, se indica que no se reciben muchas consultas pero en oportunidades hay padres que expresan temor de que sus hijos se contagien.

Se destaca que los médicos están a favor de que los chicos salgan una vez por semana y sepan cuáles son los problemas que obligan a las personas a tomar recaudos para prevenir el coronavirus.

“Hay que fomentar que los chicos salgan al menos una vez por semana, explicarles cuál es la situación y no generarles temor”, asegura la médica. También recomienda promover los espacios de juegos, establecer rutinas, fundamentalmente para el caso de pacientes con tratamientos crónicos, porque eso los ordena. También sugiere proponer actividades deportivas de tres a cuatro veces por semana, al menos media hora en cada oportunidad.

Salim afirma que hay puntos de similitud con lo que pasó cuando ocurrió la pandemia de 2009 con el virus H1N1, “en ese momento había un virus predominante que desplazó al resto de los virus, ahora las mayoría de las infecciones van a estar generadas por el coronavirus y no por el resto de la oferta viral”, explica.

Un aspecto a tener en cuenta es que el coronavirus no afectó en porcentajes altos a la población pediátrica y, cuando se produjo, la mayoría de los casos se dio como una infección sin complicaciones con mínimas manifestaciones de fiebre, decaimiento y dolor de garganta.

No obstante Salim aclara que hay una población de riesgo como son los niños con enfermedades preexistentes y enumera: fibrosis quística, displasia broncopulmonar, asma severa o enfermedades oncológicas. Esos grupos pueden llegar a tener un impacto mayor a la hora de sufrir la infección como sucede con otros virus respiratorios.

La SAP remarca que no hay que abandonar las consultas al pediatra, promover la lactancia materna y mantener la vacunación al día, ya que los centros de vacunación están abiertos y disponibles.

“Remarcamos ante la aparición de síntomas, tos, fiebre, dificultades para respirar, dolor de garganta, pérdida de olfato o gusto, poco frecuentes en otras enfermedades, los padres deben contactar al centro sanitario más cercano o al médico de cabecera”, dice Salim.

Urgencias
Desde la Sociedad Argentina de Pediatría han alertados que se observa “una tardanza exagerada y muy peligrosa de consultas ante cuadros con síntomas claros; estamos viendo internaciones por complicaciones que podrían haberse evitado con una consulta más precoz”.
Prevención
También los pediatras recuerdan que es necesario que las familias mantengan las medidas básicas de prevención de enfermedades agudas en la infancia, la vacunación completa, alimentación saludable, ventilación en los ambientes y evitar el tabaquismo en el hogar.

Si un chico tiene dolor abdominal o distintos cuadros severos no se puede demorar 48 horas en consultar a un médico; además ahora se pueden hacer tele consultas o consultas virtuales”.

Maximiliano Salim Médico neumonólogo infantil

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla