Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
"Es importante el autocultivo y el cultivo comunitario del cannabis pero mediante un registro, que hoy no existe".

Informe especial sobre el proyecto de Ley que presentó el diputado provincial Emiliano Balbín para que se autorice el uso medicinal del aceite cannábico. Hablan cultivadores y profesionales de la salud

"Es importante el autocultivo y el cultivo comunitario del cannabis pero mediante un registro, que hoy no existe".
24 de Septiembre de 2020 | 16:00

Desde hace varios años diferentes personas, asociaciones, científicos, cultivadores y demás intentan legalizar y reglamentar el uso medicinal y terapéutico del aceite de cannabis, hasta hoy una terapia alternativa para transitar o superar algunas patologías.

Mañana -de manera virtual- legisladores provinciales, nacionales, investigadores, intendentes y demás funcionarios realizarán la explicación de un proyecto de ley que ya fue presentado en la Cámara de Diputados bonaerense. 

El 23 de julio tomó estado parlamentario en la provincia de Buenos Aires el proyecto de Ley impulsado por el diputado provincial de Juntos por el Cambio Emiliano Balbín sobre el uso terapéutico del cannabis."Lo que buscamos es un marco regulatorio porque aquí se adhirió a la ley nacional en 2017 y desde entonces no se avanzó. Está autorizado su uso científico pero no el terapéutico y no está regulado el cultivo" , contó el autor del proyecto que busca "se declare de Interés Público el uso de aceite de cannabis y eso permitirá luego promover investigaciones, realizar campañas y convenios. Y también destrabaría su implementación en la cartilla del IOMA y otras prepagas. Nosotros ponemos en cabeza de Salud y Desarrollo Agrario todo lo que esté relacional al uso médico y el cultivo y producción".

"Creemos necesario el autocultivo y el cultivo comunitario pero mediante un registro, que hoy no existe", continuó en relación a la producción nacional teniendo en cuenta que hoy lo que se consume es importado de Chile y Canadá.

 "Cuando una persona tiene una enfermedad muchas veces los médicos proponen tratamientos con medicación. El cannabis, está comprobado científicamente, sirve en la mejora de la epilepsia refractaria, el autismo, lupus o en el combate contra el dolor agudo. Se puede usar en formato de aceite, cremas tópicas o tinturas ingeribles", dijo.

"En algunos países se ha implementado y los resultados a estos tratamientos son muy buenos. Por un lado se minimizan algunas patologías y en otros se mejora la calidad de vida algunos pacientes, sobre todo en los adultos mayores. Funciona mejor el cannabis que otros opioides", continuó el diputado Balbín.

A nivel nacional está la ley 27.350 que habilita la investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados. Esta ley sacó al aceite dentro del registro de drogas peligrosas. "Eso hizo que mucha gente empezara a consumir, porque les quitaba el dolor, les daba apetito y les mejoraba la calidad de vida. Desde ese lugar en la provincia de Buenos Aires se avanzó mucho dentro de la medicina alternativa. Pero al mismo tiempo se le fue de las manos al Estado porque no hay un registro de quiénes pueden producirlo", cerró.

LA DEMONIZACIÓN AL CANNABIS

El proyecto tiene el aval e impulso del odontólogo, cirujano maxilo-facial y especialista en dolores cervicales Ignacio Saffarano, platense de 55 años y egresado de la Universidad Nacional de La Plata. "No es que se nos ocurrió a nosotros; estamos 20 o 30 años atrasados. En el mundo hay una industria farmacológica peleando para que no prospere la industria cannábica".

"La planta de cannabis tiene variabilidad y características propias: posee más de 300 cannabinoides y nostros estamos hablando de 4 o 5 que tenemos estudiadas", explicó el profesional que remarcó el fracaso de la industria farmacológica de querer producir de manera sintética un producto similar al cannabis. "Esta planta tiene productos que hacen bien para determinadas patologías".

De inmediato el doctor, que además es abogado recibido también en la UNLP, aclaró que el cannabis no es primera elección ante un paciente sino la tercera o cuarta. "Cuando me viene a ver un paciente no le doy aceite de cannabis, Busco todas las opciones de la que dispongo y tengo pruebas científicas. Si fracasé con todos y el paciente tiene otras patologías o cormobilidades que le impiden tomar la medicación que le indiqué recién ahí empiezo a plantear la posibilidad del aceite".

"Hay una condena social a la planta y el estigma de que el cannabis es una droga. Hay todo una historia fue demonizado. Hoy una persona puede ir preso por cultivar su propia medicación ' en defensa de la salud pública', como dice la Ley 23.735. Es contradictorio", siguió con su fundamento el profesional.

Otra de las cosas que podría beneficiar el proyecto es la venta legal del aceite, que hoy se consigue por tiendas online internacionales. "Hoy lo comprás en la web y no sabés su calidad. Además como el precio no está regulado te piden de 600 a 5 mil pesos".

"El único camino que hay es el autocultivo pero como hoy no es legal quien lo haga se puede comer un proceso penal si un vecino lo denuncia. Le va a durar 4 o 5 años y aparecer en un registro de narcotraficantes cuando en realidad estaba produciendo aceite a su abuela que tiene artritis", continuó y dijo que el Hospital El Cruce y el Garraham tienen dos protocolos seguros y trabajan en epilepsia refractaria, con muy buenos resultados. "De ahí para abajo es como el brujo de la tribu: me tomo dos gotitas de algo". 

"No es que nosotros lo recomendamos, el mundo lo hace. Lo están estudiando todas las universidades del mundo", cerró y aclaró: "en mi vida fumé marihuana, ahora bien soy capaz de discutir horas en un congreso por el uso del cannabis que tiene cualidades increíbles para personas con diferentes patologías". Y contó el ejemplo de su mamá, que con 85 años dejó la cama para caminar y hacer los mandados con sólo "cinco gotas de aceite por día".

"SE TENDRÁN QUE ANOTAR EN
UN REGISTRO PARA CULTIVAR PLANTAS"

"El proyecto tiene cosas fundamentos económicos, sociales y de salud, porque fomenta al autocultivo, la producción en cantidad a través de clubes de cultivo y otra pata importante: la posibilidad que el Estado genere sus cultivos. Eso permite el acceso universal al producto y una trazabilidad del mismo", le contó a EL DIA Federico Lahbarte, concejal por Juntos por el Cambio del partido de Torquinst, quien además de ser cultivador es parte de este proyecto de ley.

Como primera medida hizo una diferencia entre droga y aceite. "Lo primero que hay que entender es que la Suprema Corte falló dos veces que la marihuana o cualquier sustancia que se use para consumo personal no debe ser penalizada. Dicho esto, una vez que esté el proyecto aprobado, cada persona que quiera ser cultivadora se tendrá que inscribir en un registro. Allí van a figurar quienes, por prescripción médica, necesiten del aceite y se los autorizará a cultivar equis cantidad de plantas. Estará relacionado a su patología. Entonces, si una persona tiene más plantas de las permitidas o bien no está registrada estará cometiendo un delito, del mismo modo en el caso de vender otro producto que no sea aceite".

¿Cómo es su preparación? Así lo cuenta el cultivador: "Se necesita la flor, pero femenina. Se hace una extracción y con alcohol se somete a un procedimiento para que luego de la evaporación queden los cannabinoides de la flor. Esos luego se diluyen en medio oleoso como el aceite de girasol, coco u oliva. Es un proceso muy simple: es más fácil y sano que hacer una torta".

"Las abuelas de antes nos hacían un té de orégano con miel cuando nos dolía la garganta. Esto es prácticamente lo mismo porque es como tomar una cucharada de aceite. Es más parecido a un suplemento dietario que a un remedio. Hace unos años pensaba que era más complejo que hacer nafta, ahora te digo que es una tontería", continuó este concejal que años atrás estuvo detenido junto a un colega por tener siete pequeñas plantas de marihuana en su casa. 

"El efecto no es lo mismo que fumar marihuana. El fumado no es bueno porque uno inhala humo alta temperatura y rápidamente entra en el torrente sanguíneo. El aceite, al tomarse unas gotas, tarda entre dos y tres horas hasta distribuirse", cerró su contacto con este medio. 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla