Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,46
Dólar Ahorro/Turista $180.61
Dólar Blue $209,00
Euro $122,64
Riesgo País 1885
Deportes |ESTUDIANTES DERROTÓ 1-0 A BOCA Y SE PRENDIÓ EN LA LUCHA POR EL TÍTULO
Zielinski cambió a tiempo para un triunfo resonante

Luego de un primer tiempo bastante chato, el DT albirrojo cambió a Apaolaza por Estévez y todo mejoró. Superó al Xeneize para ganar otra vez con un gol de pelota parada

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

16 de Agosto de 2021 | 04:11
Edición impresa

Triunfo contra Boca. Gol de pelota parada. Sin situaciones de riesgo en su arco. Uno de los equipos más goleadores. A dos puntos del puntero en la tabla de posiciones... Demasiados aspectos positivos para Estudiantes, que cerró un domingo perfecto, casi soñado, para empezar la semana mirando los goles en la web, revisando los rivales que se le vienen e ilusionándose -por qué no- teniendo en cuenta el nivel del fútbol argentino.

El Pincha lo hizo otra vez. Pudo ganarle en casa al rival que más veces lo amargó en el historial para dar uno de los golpes de la fecha, un golpe más para un plantel Xeneize que no da pie con bola y está nocaut por un ciclo que no demuestra signos de recuperación.

Este triunfo, que se mete en el podio de los más festejados en su regreso a 57 y 1 (junto con el de River y uno contra ante Unión), tuvo a un protagonista determinante. Y no fue un jugador: su técnico, Ricardo Zielinski, fue uno de los principales responsables porque hizo un cambio en el segundo tiempo que cambió el andar de un partido en el que no pasaba nada. El ingreso de Nahuel Estévez (volante), por un delantero (Francisco Apaolaza) le dio otra dinámica que luego tuvo sus frutos. Ya veremos.

El primer tiempo, como se dijo, fue un bodrio. Boca tuvo la pelota pero no se animó a arrinconar a Estudiantes. Apostó por las subidas del peruano Advíncula por la derecha, a la movilidad de Juan Ramírez y a alguna explosión de Cristian Pavón. Este último fue el único que pudo sorprender a una defensa por demás sólida a los 17 minutos llegó por la derecha para rematar cruzado y cerca del palo derecho de Mariano Andújar.

El Pincha fue muy cauteloso. Primero se hizo fuerte en defensa, con el buen trabajo de sus centrales Rogel y Noguera, que anularon a Briasco en su extraña posición de delantero de área, el correcto quite de Jorge Rodríguez en la mitad de cancha y las intenciones de Fernando Zuqui de aprovechar alguna contra. Pero no pudo tener la pelota ya que sufrió lo poco que pudo hacer Jaime Ayoví, muy solo en ofensiva con un Francisco Apaolaza haciendo el trabajo más sucio de flotar de derecha a izquierda. En los primeros 45 minutos se le contabilizó apenas un remate, desde afuera del área, de Fernando Zuqui que se fue por encima del travesaño.

CAMBIOS PARA CAMBIAR EL RUMBO DEL PARTIDO

Muchas veces se debate respecto al rol de los entrenadores en el fútbol argentino. Anoche en La Plata lo que hizo el DT de Estudiantes sirvió para cambiar el andar de un juego que, hasta ese momento, no le convenía mucho. Adentro Nahuel Estévez por Apaolaza. ¿Qué hace, pensaron los allegados en la cancha y los hinchas en sus casas? Romper el molde y sorprender a Boca.

Estudiantes tuvo más gente en el medio. Y movilidad, por sobre todas las cosas. Así se hizo dueño de la pelota y anuló a los mejores del rival, que sin el balón no pudieron hacer pie. Con Estévez, Zuqui, Rodríguez y Juan Sánchez Miño el Pincha se hizo dueño del partido.

No fue un dominio avasallador, ojo, pero fue superior a su rival. Lo tuvo el ex Spezia a poco de comenzado el complemento pero su remate desde la medialuna lo contuvo Agustín Rossi. Y lo pudo desnivelar a los 16 minutos, cuando Juan Manuel Sánchez Miño entró sin marca por la banda izquierda (buen gesto de Manuel Castro) pero se nubló al pisar el área y remató por por arriba. Hasta ese momento había sido lo más peligroso para los de Zielinski.

Siguió mejor Estudiantes, en la medida que la neblina se instalaba en el campo de juego. A esa hora estaba claro en la cancha que de haber un ganador iba a ser Estudiantes. Y lo fue nomás...

Córner desde la derecha. El primero del partido. Sí, el primero para los de rojo y blanco. Fue Zuqui, quien lanzó la pelota al corazón del área para que allí Fabián Noguera, que ya le había marcado a Boca en la cancha de Quilmes hace tres años y a River en el torneo pasado, le ganó a Carlos Izquierdoz para mandarla al palo derecho de Rossi, que nada, pero nada, pudo hacer. Gol de pelota parada, como tanto gusta en el Pincha. Gol para empezar a inclinar un camino que no tendría retorno.

Boca intentó en los 20 minutos finales (con la adición) llegar al empate. Pero si no había tenido ideas en las primeras cinco fechas y en los 75 minutos jugados, por qué las iba a mostrar en ese momento. Por eso no sorprendió que no estuviera ni cerca de empatarlo. sino más bien de perder por más goles.

Ganó el Pincha, sumó de a tres gracias a la pelota parada (y al cambio de su DT) para quedar a dos unidades del puntero Independiente y bien arriba en la tabla que más le interesa: la de la clasificación a las copas internacionales.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla