Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,69
Dólar Ahorro/Turista $215.64
Dólar Blue $239,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
Deportes |EL EQUIPO DE GOROSITO FUE CONTUNDENTE Y AGRESIVO PARA SEGUIR DANDO PELEA
Aplastó al Patrón y sueña con el clásico

El Lobo goleó 6 a 0 en Paraná y se le abrió un abanico de posibilidades que podrían clasificarlo tercero, dejarlo afuera o bien cruzarse con Estudiantes si entra cuarto

Por: FACUNDO ACHÉ

30 de Abril de 2022 | 04:27
Edición impresa

 

Enviado Especial a Paraná

Demoledor fue Gimnasia en Paraná. Contundente, agresivo y sobre todo, consciente. El Lobo sabía lo que se jugaba en su visita a Patronato y jugó como la parada lo amerita. Salió a golear al rival y lo consiguió con personalidad y sin pasar sobresaltos. Fue 6 a 0 para lograr su tercer triunfo consecutivo y llegar a la última fecha convencido de que puede clasificar. Alemán x 2, Tarragona x 2, Carbonero y Ramírez, los autores de los goles de una noche redonda que lo invitó a seguir soñando.

Para visitar el Bartolomé Grella, con el sabor de la de victoria conseguida contra Unión aún presente en el paladar, Pipo Gorosito decidió cambiar lo menos posible y tocó algo solamente porque la lesión de Germán Guiffrey lo obligó. Se metió Nicolás Colazo en el lateral izquierdo y el resto fue todo igual.

El equipo saltó al campo repitiendo la base de la defensa (Enrique, Morales y Piris), la dupla de contención en el círculo central: Cardozo-Alemán, los extremos Carbonero y Sosa, y el dueto ofensivo Tarragona/Ramírez.

Y salió con todo y decidido el Lobo asumiendo la importancia que tenía el partido en Entre Ríos. Desde el minuto cero se paró en campo en rival y en la primera ocasión que tuvo, se puso en ventaja. Brahian Alemán hizo todo. Le cometieron una falta contra el borde derecho del área, él acomodó la pelota y él mismo la puso en un ángulo cuando apenas iban 2 minutos de juego. Lo que siempre quiere Pipo, ponerse rápido en ventaja, fue conseguido por una obra maestra del 10. Una ejecución como para poner en un cuadro.

Por la obligación que imprime la desventaja, el Patrón salió rápido de su letargo inicial con la premisa de llegar al empate. Tuvo algunas ocasiones de pelota quieta en las cuales Gimnasia mostró desatenciones defensivas pero no pudo ser eficiente. Pero la primera clarita estuvo en los pies de Jonathan Herrera, que aprovechó un mal retroceso Mens Sana para sellar una linda jugada con un buen remate de zurdo que se fue muy cerca de un poste. Rodrigo Rey sólo atinó a mirar.

Iba el local y de ir, se descuidó atrás. En una transición rápida Gimnasia no lo perdonó y a los 23 pudo estirar la ventaja. Eric Ramírez le peleó y le robó la pelota a Oliver Benítez y cuando encaró al arquero le cedió el gol a Cristian Tarragona, que aplicó la ley del ex con un toque de derecha que no pudo sacar el propio ex Gimnasia sobre la línea. Hubo chequeo del VAR por la posición del Perla, pero todo había sido lícito. La dupla encendida volvió a hacer de las suyas.

El equipo sabía que el desafío no era solamente ganar, sino que era ganar por la mayor diferencia de gol posible. Por eso no dejó de buscar el arco de Mansilla y llegó el tercero. Gol que no había llegado antes por algunas malas decisiones de Johan Carbonero, pero que pudo concretar nuevamente el capitán. Brahian Alemán hizo gala de su pegada, otra vez, cuando iban 43 minutos y encontró un balón boyando en el área. Parte externa del pie izquierdo y a cobrar. Gimnasia se iba al descanso con un 3-0 contundente. Contundente y letal.

SIGUIÓ MARCANDO Y SUPERÓ A SARMIENTO

Sin conformarse con los tres de ventaja, el equipo salió al complemento con la intención de seguir atajando y dejar su diferencia de gol en cero. Por eso Tarragona presionó alto y aprovechó un grosero error del arquero Mansilla, que se cayó cuando quiso eludirlo y le dejó el arco a su merced. A los 4, llegó el cuarto. Pero no solo eso, porque cuatro minutos después también consiguió el quinto.

Otro horror defensivo del local y otro provecho sacado por Gimnasia. Esta vez fue Johan Carbonero el que aprovechó un regalito y definió fuerte y bajo de derecha. Diferencia de +1 en la tabla para empardar a Sarmiento y cosecha de 21 puntos.

Para el epílogo Pipo decidió cuidar a algunos y darle minuto a otros. Uno de esos otros fue Benjamín Domínguez, quien armó la jugada del sexto que terminó concretando Eric Ramírez. Arrollador, el Lobo no paraba y seguía alimentando su diferencia de gol pasando al Verde de Junín. La cuenta quedó ahí, más allá de que hubo que revisar el séptimo de Soldano, que fue anulado por una dudosa posición adelantada.

Prácticamente sin adición llegó el final y el Lobo festejó una aplastante goleada que lo hace creer.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla