Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $130,69
Dólar Ahorro/Turista $215.64
Dólar Blue $239,00
Euro $135,85
Riesgo País 2374
Opinión |PANORAMA BONAERENSE
Scioli le arranca una mueca de optimismo al proyecto reeleccionista de Kicillof

José Picón

Por: José Picón
jpicon@eldia.com

19 de Junio de 2022 | 02:03
Edición impresa

Daniel Scioli acaba de desembarcar en el ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación y una de las primeras actividades que desarrolló le demandó volver al histórico edificio que lo cobijó durante ocho años. Viajó a La Plata y se reunió en la Gobernación con Axel Kicillof. Seguramente lo asaltaron los recuerdos, algunos de los cuales podrían cobrar impensado vigor: fue allí, en la Gobernación, donde Scioli dio forma y amasó buena parte de su proyecto presidencial que Mauricio Macri truncó en 2015.

La llegada de Scioli al corazón del gabinete nacional para ocupar un lugar relevante es tomada por Kicillof como un dato auspicioso. Pesa, claro está, el hecho de que ese arribo terminó significando el esperado desplazamiento de Matías Kulfas, blanco de las diatribas del poder bonaerense contra el gobierno de Alberto Fernández. Casi al nivel de las que embolsa a diario el titular de Economía, Martín Guzmán.

En la Gobernación tienen buena sintonía con Scioli, creen que podrán empatizar con él como no lo hicieron con Kulfas. “Daniel sabe lo que es la Provincia y entiende sus necesidades”, describen.

Pero para el Gobernador esa circunstancia conduce a otra: la cuestión electoral y su proyecto de reelección. La figura de Scioli, en épocas de vacas flacas para el oficialismo en materia de candidatos con cierta imagen ponderable, asoma como un dato auspicioso.

Cerca de Kicillof venían observando con honda preocupación algunas señales que bajaban desde sectores del propio oficialismo. Y que en sintonía con las críticas a la administración de Alberto Fernández desde el propio corazón del Frente de Todos, retumbaban con forma de proyección negativa sobre el futuro del Gobierno de cara a 2023.

La llegada de Scioli viene, de alguna forma, a construir al menos desde lo imaginario la posibilidad de que asome un perfil de gobierno distinto, mucho más enfocado en lo productivo y en el desarrollo. En definitiva, que se genere una expectativa nueva frente a la devaluación que registra la imagen de la mayoría de los dirigentes de peso del oficialismo.

“Cerca de Kicillof creen que Scioli puede sacudir la sensación instalada de que en 2023 le toca el turno de gobernar a la oposición”

 

Cerca de Kicillof sostienen que el nuevo ministro puede generar un efecto tonificante sobre el oficialismo. No se atreven a afirmar si el ex mandatario será o no candidato presidencial en 2023 porque hay muchas incógnitas por develar. La primera, tiene que ver con el propio Fernández y su sueño de reelección que sigue alimentando su círculo más cercano.

Pero el dato que importa en la Provincia es que la llegada del ex motonauta puede sacudir la modorra oficial y esa sensación instalada de que el año próximo es el turno de la oposición. En la Gobernación son conscientes, además, de que sin un candidato presidencial de peso, las chances de Kicillof de reelegir se verían complicadas por aquello de que en los turnos electorales se termina plebiscitando lo nacional por sobre lo bonaerense.

Esa sensación de mayor optimismo empiezan a sentir otros actores de peso en la Provincia. Muchos intendentes del PJ creen que la figura de Scioli puede ser clave para la elección bonaerense. Algunos de ellos ya lo quieren de candidato presidencial. Hasta La Cámpora saludó su llegada al gabinete nacional. El encargado fue Andrés “Cuervo” Larroque, vocero de las más virulentas críticas al Presidente y su entorno. ¿Habrá tenido algo que ver la charla que antes de asumir mantuvo el ex gobernador con Cristina Kirchner?

Claro que no todas son lecturas positivas en territorio bonaerense. Hay quienes quieren ver para creer. El antecedente de Juan Manzur tiene su peso en esa lectura cautelosa. Tras la derrota oficial en las Primarias de septiembre, el gobernador de Tucumán se sumó al gobierno nacional como Jefe de Gabinete y parecía alumbrar una nueva estrella en el firmamento peronista. Sin embargo, esa luz se ha vuelto tenuemente perceptible.

Ese arribo de Scioli al Gobierno también genera ruido en otros actores del peronismo bonaerense. La algarabía contenida no es para nada compartida por Sergio Massa.

Acaso la traducción más fuerte de ese malestar haya sido expresada por uno de sus laderos en la Legislatura, el diputado Rubén Eslaiman. “Me desagrada profundamente”, disparó el legislador en sus redes sociales al referirse a la llegada del ex embajador de Brasil al ministerio de Desarrollo Productivo.

Esa definición no es para nada inocente. Refleja la inquietud que genera en el massismo la aparición de un eventual competidor para el tigrense en la carrera presidencial. Ambos con perfiles moderados, que acaso se neutralicen en la disputa por la sucesión oficial, aunque Scioli parte con la ventaja de no tener el desgaste sufrido por el tigrense.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla