Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
La Ciudad |un proyecto tecnico y solidario
De escuela a escuela, adaptan mobiliario para discapacitados

Alumnos del Industrial de Los Hornos modifican sillas y mesas para sus pares de un colegio especial

24 de Septiembre de 2015 | 01:51

Una escuela especial de Tolosa tiene un problema. Los alumnos de una escuela técnica de Los Hornos se lo solucionan.

Dicho así, parece una publicidad. Pero no lo es. Es algo que está ocurriendo en la Ciudad y que tiene como principales ingredientes la complementación de saberes entre colegios públicos y la solidaridad, y que conlleva un pedido a la cartera educativa para que esa rueda virtuosa que se puso a girar no se detenga.

Es que el mobiliario que reciben las escuelas especiales es el mismo que se envía a todos los establecimientos. Y en la Escuela Nº 538 -como en otras de la modalidad- los chicos con discapacidades motrices no pueden utilizarlo. ¿Solución? Estudiantes de 14, 15, 16 años del industrial hornense fueron a Tolosa, hablaron con las maestras, vieron cómo tenían que trabajar con sus alumnos, pusieron manos a la obra y días atrás finalizaron el primer prototipo de silla y mesa adaptada.

“Será sumamente beneficioso”, subrayó la secretaria de la 538, Alejandra Caprile, para enmarcar el proyecto de la Técnica 3 en el “modelo social de discapacidad, que sostiene que el ambiente es el que provoca que una persona se vea con mayor discapacidad. Con el mobiliario adaptado, muchos chicos con problemas motrices pasarán a estar en clase como el resto, y eso tiene un enorme valor”, enfatizó.

Matías Castillo, alumno de 3º año del industrial de Los Hornos, cuenta que en una de las visitas a la escuela especial lo impactó ver a un chico “sentado en el piso, rodeado de almohadones. Era el único modo en que podía estar en clase sin usar la silla de ruedas, porque en los bancos comunes no podía sostenerse, se caía”.

“La visita a la escuela 538 fue muy dura para muchos alumnos. Desconocían esa realidad. Quedaron shockeados, lisa y llanamente. Pero a partir de ese momento no pararon de trabajar hasta lograr la mejor solución”, contó el profesor de taller del ciclo básico y encargado del proyecto, Hernán Salas.

primeros pasos

Todo empezó cuando una trabajadora de la escuela especial que conocía a un docente del industrial le expuso la problemática. La primera visita al establecimiento de 526 y 25, donde existe desde atención temprana hasta nivel secundario para niños y jóvenes con diversas discapacidades, la realizaron profesores y jefes de área (maestros de taller). Luego convocaron a los alumnos.

“Analizamos las necesidades, tomamos apuntes, fotos. Luego, una vez en la escuela, comenzamos a realizar un sinfín de croquis. Fue allá por mayo”, comentó Matías junto con sus compañeros César Zimmermann y Miguel Martínez, también de 3º año.

“Nunca habíamos visto una escuela especial desde adentro. Es increíble el trabajo que hacen las maestras, en muchos casos sin el mobiliario adecuado”, resaltaron los adolescentes.

El profesor Carlos Toledo indicó que “de unos 50 chicos, alrededor de 30 necesitan mobiliario adaptado. Ahora, con materiales que teníamos acá, los chicos han hecho un gran trabajo y terminaron el prototipo. Lo usarán diez días y nos irán haciendo las correcciones necesarias”, apuntó.

A su vez, la secretaria de la Escuela 538 y Toledo coincidieron en que “la cantidad de sillas y mesas que se requiere será financiada por la Cooperadora”.

En ese marco, el docente del industrial expresó: “Nuestro deseo es que el ministerio de Educación nos brinde los materiales para realizar este trabajo a todos los colegios que lo necesitan. Es un ida y vuelta. Nuestros alumnos aprenden y otras escuelas se benefician con la mejora de sus materiales”, resaltó.

Alejandra Caprile destacó el hecho de que “colegios que tienen la capacidad, el recurso humano para brindar estas soluciones, se ocupen de otras escuelas públicas. Es un proyecto técnico y solidario a la vez”.

en detalle

La silla fue reforzada en su estructura. Pero otros son los cambios visibles.

“El respaldo se sube y se baja de acuerdo a las necesidades del chico. Se le agregaron apoya brazos y un elemento antideslizante entre las piernas que se puede mover hacia adelante o hacia atrás para que el niño quede sujeto y seguro contra el respaldo, todo revestido con fundas protectoras. También se le añadió un apoya pies, cuya altura puede regularse. Ahora estamos trabajando en un apoya cabeza”, dijeron los alumnos, quienes estuvieron asesorados por pares del ciclo superior, como José Moriñigo y Facundo Chacón: trabajo en equipo entre estudiantes de distintos años para ayudar a chicos de escuelas especiales y a sus docentes a dar mejores clases. La propuesta cierra por donde se la mire.

Pasando a la mesa, se le incorporó una escotadura para que “el alumno pueda estar pegado a la misma si lo necesita por su problema motriz. La tabla superior se puede elevar hasta un ángulo muy alto, por lo que se le hará un borde de 25 milímetros para evitar que se caigan los elementos, que pueden ser útiles o utensilios de cocina, ya que la mesa sirve para comer”, expresaron.

Empezaron a trabajar 3 en el proyecto. Pero a medida que veían cómo avanzaba y de qué se trataba, se fueron sumando otros. Hoy son 12 adolescentes los que están abocados a lograr que los chicos con discapacidad motriz puedan usar silla y mesa “como todos”, es decir, a bajar una barrera social para mejorar la accesibilidad.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla