OPINIÓN

“Un drama que después es muy difícil de revertir”

| Publicado en Edición Impresa

Norberto Russo (*)

El sobrepeso y la obesidad en chicos cada vez más pequeños es algo que se ve todo el tiempo, sobre todo entre las mamás que sufren ellas mismas sobrepeso. Lo que no está del todo claro es si no registran el problema porque no se dan cuenta o porque no les interesa. Lo más grave es que muchas de esas mismas mamás están convencidas de que el sobrepeso se va a resolver por sí mismo cuando sus hijos peguen el estirón. Pero no es así: cuando se engorda de chico, el cuerpo acumula una mayor cantidad de células adiposas, lo que aumenta las posibilidades de que se sufra obesidad por el resto de la vida. En suma, le crean a sus hijos una predisposición que resulta muy difícil de revertir después.

(*) Médico nutricionista y director de Apadavis.