Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
PRESO POR ASESINAR A UN HOMBRE EN VILLA LUGANO

“Pity” confesó a las cámaras, calló ante el juez y fue a un pabellón psiquiátrico

“Lo maté porque era él o yo”, dijo. Ya en la comisaría se descompensó y horas después lo trasladaron a los Tribunales. La madre de Alvarez aseguró que la víctima lo “hostigaba” y que se sentía “un poco amenazado”

“Pity” confesó a las cámaras, calló ante el juez y fue a un pabellón psiquiátrico

después de permanecer casi 24 horas prófugo, “Pity” se entregó en la comisaría de lugano/clarín

“Lo maté porque era él o yo”, dijo Cristian Pity Álvarez (46) ante las cámaras que lo esperaban en la puerta de la comisaría 52 de Villa Lugano, donde se entregó ayer muy temprano, con una campera multicolor y anteojos negros de marco blanco, por el crimen de Cristian Díaz (36). “Yo disparé, sino me iba a matar él: cualquiera en mi barrio haría lo mismo”, insistió el líder de “Viejas Locas”, quien no se mostró tan locuaz ante el juez Martín Yadarola. Ya en los Tribunales de Talcahuano al 600, y horas después de descompensarse, se negó a declarar. Luego fue trasladado a Ezeiza, a un pabellón psiquiátrico donde “se le brindará alojamiento preventivo para su completo estudio psicológico y psquiátrico”, pidió el magistrado.

El músico será alojado bajo el Programa Integral de Salud Mental (Prisma), bajo el que también están detenidos Giselle Rímolo, Martín Ríos (el tirador de Belgrano, declarado inimputable) y Susana Freydoz (la viuda del ex gobernador Soria).

Al “Pity” se lo acusa de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” de un ex vecino del barrio Samoré, asesinado de cuatro balazos.

Aunque su confesión ante las cámaras no tiene validez legal, al cantante lo comprometen al menos tres testigos, quienes declararon que tras una discusión mató a balazos a Díaz entre las torres 11 y 12 de ese barrio de Villa Lugano.

La novia de Pity Álvarez, bajo juramento, declaró lo mismo. La chica de 24 años inició su relación con el acusado en 2017, pero no se presentó como su novia, sino como una amiga. Aseguró que entre la 1.30 y la 1.40 de la mañana del jueves la víctima se acercó para saludarlo, lo que derivó en una discusión que terminó con Alvarez tomando su arma y disparándole a quemarropa: tres veces a la cara y una al pecho. Hubo un quinto tiro que no dio en el blanco. Recordó la chica que “Pity” caminó luego hacia su auto, cuyas llaves tenía ella en el bolsillo, y que lo siguió -dijo- “en estado de shock”.

La joven admitió haber tocado la pistola calibre 765 que fue hallada en una alcantarilla, a unas cuadras de la escena, y se subió al asiento del acompañante del Volkswagen Polo verde de “Pity”, que él mismo condujo hacia al boliche Pinar de Rocha, en la localidad bonaerense de San Justo (La Matanza), donde tocaba el cuartetero Ulises Bueno. Supuestamente el cantante fue allí en busca de alguien que lo ayudara a escapar o le ofreciera una coartada.

Según la chica, en el camino “Pity” le pidió que le alcanzara un poco de pasta base que tenía en la mochila. Y, ya en la disco, se separaron porque ella se encontró con unos familiares. Fuentes oficiales aseguraron que volvieron a encontrarse más tarde en la casa del padrastro de la joven, en William Morris, donde este hombre quiso convencer a Alvarez de que se entregara. El cantante habría accedido en un primer momento, aunque cambió de opinión en el camino.

Durante el resto del jueves permaneció prófugo. En su departamento de la torre 12 del barrio Samoré, los policías encontraron una hornalla encendida, mucha basura, cinco cachorritos que su perra había parido días atrás y uno más, muerto, en el fondo. También varias jeringas usadas.

La causa avanzó con la declaración de la novia y el hallazgo del Polo, estacionado cerca de Pinar de Rocha. Allí secuestraron los papeles, el boleto de compra venta de una moto, 16 mil dólares, jeringas, envoltorios de pasta base, el pasaporte de Alvarez y dos pipas de estupefacientes, entre otras cosas.

Como hipótesis del motor del crimen, el secretario de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, esbozó la posibilidad de que el hombre asesinado le haya tirado previamente “un cabezazo” al músico o que haya sido un “ajuste de cuentas”.

“TUVO UN ERROR”

Entre los testimonios que se escucharon tras la entrega de “Pity”, el de su madre resaltó con una defensa muy particular: “Mi hijo no es un asesino, tuvo un error muy difícil de volver atrás, pero no es un asesino”, afirmó.

En diálogo con TN, Cristina aseguró que el ex líder de Viejas Locas e Intoxicados era hostigado por la víctima, quien ya no vivía en el barrio Samoré, pero iba con frecuencia porque allí reside su hija. “Siempre que él (Pity) salía de su casa, alguna cosita existía, un roce o un cobro de peaje, ya sea de dinero o de otras cosas”, precisó

La mujer dijo que “lo que pasó fue totalmente impensado porque los planes eran otros”. “Yo hablé con Cristian el miércoles a las 22.30 porque el jueves tenía turno a las 6 de la mañana para hacerse estudios médicos. Se programó para hacerlos todos juntos y que no pierda tanto tiempo porque una de las problemáticas de él era salir de su casa. Ultimamente sentía mucho hostigamiento por ciertas personas que rodeaban el lugar. Se sentía un poco amenazado”, detalló.

En ese contexto, apuntó contra “un grupete que se juntaba en una glorieta entre los jardines del edificio, era algo permanente”. Y sobre los motivos de las amenazas al cantante señaló: “Son chicos que no tienen otra forma de conseguir cosas. No tienen trabajo, no tienen futuro, no tienen un proyecto de vida. En cambio, Cristian, así como lo ven, estaba escribiendo un libro de su vida y lo iba a vender a una cadena de televisión. Tenía proyectos”. La mujer admitió que teme por la vida de su hijo.

 

La pena
De 10 a 25 años de cárcel. Esa es la pena que establece el Código Penal para el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, que le imputan a Cristian Pity Álvarez. El pabellón donde fue derivado aloja hoy a 60 hombres, 10 mujeres y hay 5 en Sala de Ingreso.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...