Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En abasto

Ataron al encargado de una gestoría y a su hija en un asalto, tras simular ser clientes

Fue en 208 y 518, apenas abrió el local. Los asaltantes eran 3 y primero consultaron por el seguro de una moto. Robaron dinero y objetos

Ataron al encargado de una gestoría y a su hija en un asalto, tras simular ser clientes

La gestoría de 208 y 518, donde robaron tres ladrones tras hacerse pasar como clientes / César Santoro

Como si estuvieran esperando que la gestoría arrancara con su actividad habitual, un par de minutos después de que el local de Abasto abriera su puerta público, entraron tres jóvenes delincuentes.

En el comercio “Seguros. Gestoría. Lorena Elizabeth Deluchi”, situado en la esquina de 208 y 518, se encontraban únicamente el encargado y su hija de 13 años.

Al ser atendidos por el empleado, los asaltantes de entrada desplegaron una farsa: se hicieron pasar como clientes y pidieron un presupuesto para la póliza para una moto.

Pero como suele ocurrir en otras situaciones similares, esa puesta en escena se desmoronó en unos pocos segundos. Quizá los necesarios para envalentonarse y ejecutar enseguida el plan los llevó hasta el lugar.

“NO son DE estA ZONA”

Ayer a la tarde, ya más tranquilo, el encargo de ese negocio, que pidió no ser identificado, le contó a EL DIA que “esto pasó dos minutos después de las 9 de la mañana, cuando recién abría el local”.

Enseguida puntualizó que “primero ingresó uno solo, pero antes que se cierre la puerta de entrada, se metieron otros dos”.

Estimó que los integrantes de la banda “deben tener entre 25 y 28 años” y manifestó con absoluta convicción que “no son de esta zona”.

Cuando se lo consultó sobre cómo actuaron los ladrones, detalló que “ni bien los atendí se mostraron interesados en saber cuánto costaba un seguro para una moto”.

Pero lejos de esperar una respuesta detallada del comerciante sobre la consulta realizada, dos de los falsos clientes sacaron a relucir armas de fuego.

No fue la única manera que utilizaron para amedrentar a sus víctimas.

El propio encargado de la gestoría reveló que, además de ser apuntados con las armas, “me ataron junto a mi hija con precintos en las manos”.

Después, con la situación bajo su control, reclamaron a viva voz por el dinero de la recaudación.

Sin embargo, el encargado del negocio aseguró que “sólo pudieron llevarse los 500 pesos en cambio que había, porque recién abría el local y no se había juntado una suma importante”.

“También robaron mi cadenita de oro, mi anillo de casamiento y un celular viejo”, enumeró luego.

Cabe consignar que una fuente policial ligada a la investigación del caso, sostuvo que los delincuentes “huyeron de la agencia con 9.000 pesos”.

“QUERÍAN LA CAJA FUERTE”

Seguidamente, el encargado admitió que “estos delincuentes no se conformaron con la plata que les entregué y me insistían con que querían más. También querían la caja fuerte”.

Ante esa circunstancia de apremio, “entonces les dije que era imposible que se la pudieran llevar, porque está amurada. Y que tampoco tengo la llave para abrirla, ya que pertenece al sistema de Pago Fácil que funciona acá”.

Recién al comprender que no iban a conseguir también ese objetivo, el trío apuró la huida.

“Calculo que habrán estado acá cinco minutos”, reflejó posteriormente.

Por otra parte, el hombre hizo referencia a que “en los 18 años que lleva este comercio, con la de esta vez fue la segunda o tercera vez que entran a robar. Siempre en momentos en que el negocio estaba abierto”.

Y señaló que “estando yo es el primer robo y la verdad que fue un momento muy feo, sobre todo porque estaba conmigo mi hija”.

También mencionó que “el local cuenta con un buen sistema de alarma, quizá por eso nunca nos robaron de noche, con la gestoría cerrada”.

Al preguntársele si esa zona está siendo afectada con asiduidad por el accionar delictivo, aseguró que “no, podría decir que lo ocurrido acá se trató de un caso aislado. Por lo general la zona es bastante tranquila”.

SIGUEN PRÓFUGOS

Vale señalar que una vez consumado el asalto en este comercio y con sus autores en plena fuga, efectivos policiales de esa jurisdicción se abocaron a la búsqueda de aquellos.

Para ello montaron un amplio operativo de persecución por diversas calles de Abasto, sin que hasta el momento pudieran dar con los maleantes.

En la comisaría séptima se iniciaron actuaciones por “robo”, con intervención de las autoridades judiciales en turno.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...