Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
¡A girar, Cacho!: adiós al último poeta popular

Uno de los artistas más emblemáticos del país falleció a los 77 años, tras una larga batalla contra su deteriorada salud. Creador de mil éxitos, fue amado y cuestionado

¡A girar, Cacho!: adiós al último poeta popular

Cacho castaña, ídolo popular, dueño de grandes hits entre el tango, la balada y la música tropical / Archivo

16 de Octubre de 2019 | 01:48
Edición impresa

Se fue uno de los artistas más emblemáticos de nuestro país, luego de una larga batalla contra su deteriorada salud. A los 77 años, murió Cacho Castaña, luego de estar internado en el Sanatorio Los Arcos de la Ciudad de Buenos Aires desde el 4 de octubre.

El artista falleció como consecuencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que padecía desde hacía tiempo. Un virus ingresó a sus pulmones, otro en la sangre y arrastraba serios problemas en los riñones. Ya venía desde hace prácticamente 15 años alternando entre su hogar y distintas clínicas, pero sus problemas de salud se acentuaron a fines de 2018.

 

“Estuve dos meses en coma y era como dormir una siesta” y “estoy bastante harto de todo. En cualquier momento, largo”, fueron dos declaraciones que brindó las últimas veces que regresó a su casa, dado que en estos meses entró y salió en reiteradas ocasiones.

IINICIOS

Su verdadero nombre era Humberto Vicente Castagna, aunque nadie lo llamaba así. Nació un 11 de junio de 1942 en el barrio de Las Flores. A los seis años empezó a estudiar música. Su talento lo llevó a convertirse en profesor de piano muy temprano: a los 13 daba clases y a los 15 participó en orquestas de tango. “Con pantalones cortos debuté tocando el piano en la orquesta típica de Espósito y seguí tocando música toda mi vida. Pero cuando salió Elvis Presley se nos llenó la cabeza de humo a todos, empezamos a bailar y a mover la pelvis”, contaba Cacho, que a mediados de la década del ‘60 comenzó a volverse popular gracias al programa “Sábados circulares” de Nicolás “Pipo” Mancera, por Canal 9.

Con uno de los sobrenombres más populares, pudo abrirse camino en la música con títulos tan variados como “Café La Humedad” y “Garganta con arena”, que le otorgaron celebridad y renombre en el ambiente. Y de esas se trasladó a canciones como “Quieren matar al ladrón”, “Lo llaman el Matador”, “Señora, si usted supiera”, “Ojalá que no puedas”. Un vaivén entre lo sublime y lo demagógico, que casi siempre tuvo la aprobación de su público.

Con más de 30 discos y otros tantos sencillos en su haber, comenzó en 1972 con el LP “Cacho Castaña” y continuó con “La historia del ladrón”, “Para vivir un gran amor”, “Estoy cambiando”, “Mujeres... mujeres”, “Cacho de Buenos Aires”, “Más atorrante que nunca” y “Aquellos viejos amores”, editado en 2013. Dado su estrecho vínculo con La Plata (ver página 3), sus últimos discos fueron grabados en un estudio de City Bell.

“La otra vez un fulano me preguntó qué me gustaría que se leyera en mi lápida. ¡Qué sé yo, flaco! Pongan lo que quieran, total no la voy a leer”

 

Cuando fue consultado por esta versatilidad a la hora de crear, él contestó: “Bueno, primero nació el tipo de ‘Café la humedad’. No te olvides que yo debuté tocando el piano en una orquesta típica a los 15 años. Después se me llenó la cabeza de humo: las guitarras eléctricas, el rock, el twist. Acá se esuchaba tango y jazz hasta que apareció Elvis y Palito y entonces nació una música popular argentina. Lo grasa llegó más tarde...”. Su primer referente fue Julio Sosa, luego Elvis Presley y eligió al Polaco Goyeneche como su “guía espiritual”. “Un día me dijo: ‘tenés la obligación de salvar al tango porque nadie está escribiendo nada’. Me tiró una bolsa de cal”. Al Polaco le dedicó “Garganta con arena”, “Café la humedad” y “Me gustan las mujeres con pasado”, tres de sus mejores canciones, entre las más de 1.500 que compuso. Cacho solía decir que era un “doble agente” porque se consideraba “precursor de la bailanta” y fanático de Los Pibes Chorros y Damas Gratis. En cuanto a esos temas más populares, reconoció: “Nunca renegué de esas canciones. Las sigo haciendo en los shows. Si no, la gente me mata. Hay muchos artistas que agarran la onda culturosa y se despegan de su pasado, unos hipócritas”.

Su amplio repertorio lo llevó a tener un abanico de admiradores que le rindieron homenajes en vida: La Beriso, Calamaro, Pocho la Pantera, Gustavo Cordera y Nacha Guevara. Él decía que con el tango “empezó la guita” y que el Cacho de la última época iba a ser “el más recordado” porque “tuve una vida un poco desordenada”.

En el año 2005 ganó el Premio Gardel por su disco “Espalda con espalda”. Compuso música para cine y TV y debutó como actor en 1970 en “El mundo es de los jóvenes”. También participó en “El cabo Tijereta” y la tetralogía “Los éxitos del amor”, “La carpa del amor”, “La playa del amor” y “La discoteca del amor”.

En televisión, tuvo apariciones como actor en “Resistiré”, “Los Roldán”, “Por amor a vos” y “Dulce amor”, esta última en 2012, donde interpretó al ex de Georgina Barbarossa.

Construyó un personaje muy querible tanto en el mundo de la música como en el mundo del espectáculo, ya que muchas veces su aparición en los medios estaba más relacionada con su vida privada que con su labor artística. Un personaje típico porteño, con “calle”, amante de las historias y fanático de San Lorenzo de Almagro. Algunos solían decir que era uno de los últimos “machos argentinos”, algo que se reflejó en el ciclo “Buenos muchachos”, conducido por Beto Casella, en el que compartió panel con el “Bambino” Veira, Alfio “Coco” Basile y Guillermo Cóppola. Un título que no fue bien visto en esta época y que lo llevó, tras declaraciones desafortunadas (ver página 2), a ser blanco de duras críticas. Ese ciclo se trasladó al teatro Ópera y Cacho tuvo que ser sustituido por el actor Miguel Ángel Rodríguez.

Uno de sus últimos grandes shows fue, tras su paso por nuestra ciudad, en diciembre de 2016, cuando llegó al Teatro Colón en compañía de amigos como Tini Stoessel, Alejandro Lerner, Valeria Lynch y Marcela Morelo. Casi dos años después, en mayo de 2018, colmó el estadio Luna Park con “Juntos”, el espectáculo que realizó con Ramón “Palito” Ortega.

“Debuté tocando el piano pero cuando salió Elvis se nos llenó la cabeza de humo, empezamos a bailar y a mover la pelvis”

SU SALUD

Estuvo internado por problemas cardíacos en 2005 y respiratorios en 2011. El 24 de diciembre de 2013 ingresó al Sanatorio de Los Arcos por una serie de complicaciones derivadas de su EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

El 2018 lo marcó por las sucesivas internaciones que tuvo: el 7 de noviembre tuvo un cuadro bronquial y mientras se encontraba en el centro médico, su casa de Olivos fue saqueada, sin ser forzadas las cerradoras (se llevaron 25 mil dólares y un reloj). Su último aniversario, el 11 de junio pasado, festejó los 77 acompañado por su esposa y sus amigos, y se lo notó muy feliz y bien de salud. Pero tiempo después, el 5 de agosto, debió ser hospitalizado nuevamente en el centro médico de Palermo, debido a un cuadro de neumonía.

El 9 de agosto le dieron el alta, pero el 23 volvió a ingresar al Sanatorio de Los Arcos por un virus respiratorio sincitial. “Se encuentra internado por un proceso infeccioso respiratorio, al que está predispuesto por sus problemas cardíacos y pulmonares preexistentes”, decía el comunicado de los doctores.

El 19 de septiembre se fue de la clínica para continuar recuperándose en el Remeo Center Pilar, hasta que sus complicaciones de salud obligaron a volver a ingresarlo al Sanatorio de Los Arcos, en donde falleció. Sus restos eran velados desde ayer en la Legislatura porteña.

En una entrevista, Cacho se refirió, con su humor característico, a la muerte: “La otra vez vino un fulano y me preguntó qué me gustaría que pusieran en mi lápida. ¡Qué sé yo, flaco! Pongan lo que quieran, total no la voy a leer”.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla