Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Dictan la conciliación obligatoria en el conflicto por despidos en Universitario

Ayer los trabajadores habían tomado el predio de Gonnet, cerrando el paso en la puerta. Fijan una audiencia para el martes

Dictan la conciliación obligatoria en el conflicto por despidos en Universitario

los trabajadores nucleados en utedyc habían tomado el predio

23 de Octubre de 2019 | 02:13
Edición impresa

Conciliación obligatoria mediante, durante quince días, mientras se continúa con las audiencias en el ministerio de Trabajo, las 23 personas despedidas en el Club Universitario volverán a ocupar sus puestos de trabajo, en tanto el personal que motorizó el bloqueo del acceso a la sede de Gonnet tuvo que levantar la medida de fuerza. Así lo determinó, tras una reunión que se realizó con la presencia de las dos partes en conflicto, la cartera laboral. No obstante, según trascendió, anoche el órgano fiduciario evaluaba los pasos a seguir en la jornada de hoy.

El lunes, el fideicomiso que administra la “U” (a cargo de la institución, por resolución judicial, desde principios de este mes) comunicó a los empleados que desvinculaba a parte del personal de la entidad en el marco de una situación económica y financiera que, por su gravedad, requería de “una reducción de personal”. La medida, según explicó dicho órgano, se había resuelto luego de un “minucioso estudio” que concluyó que “la deuda histórica del club se debe principalmente la imposibilidad de pago de los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social del personal en relación de dependencia, cuyo devengamiento es mensual y de imposible atención”.

Informados sobre los despidos, los empleados del tradicional club tomaron el predio de Gonnet, cerrando el paso en la puerta de entrada, obligando así a suspender todas las actividades deportivas programadas para ese día. Ayer por la mañana retomaron la medida de fuerza, pero tras la audiencia en Trabajo, debieron levantarla.

Ahora, mientras se extienda la conciliación obligatoria dictada por la Provincia, los empleados que fueron despedidos deberán volver a trabajar. Durante ese tiempo se llevarán a cabo nuevas audiencias entre los delegados y representamtes de UTEDyC -el gremio al que pertenece el personal del club- y los miembros del fideicomiso, con el objetivo de llegar a un acuerdo. El próximo encuentro quedó fijado para el próximo martes.

“Entendemos que la realidad económica del club es muy seria, con una deuda de muchos años que sigue creciendo, pero esa situación límite en la que no tiene para pagar sueldos e indemnizaciones, debió ser prevista de alguna manera; no pueden despedir a la gente sin tomar antes los fondos para las indemnizaciones”, indicó el secretario general de UTEDyC, Fernando Argüelles.

Según trascendió, se evaluaría, por parte del órgano fiduciario, la posibilidad de no acatar la conciliación obligatoria y atenerse al pago de una multa y los potenciales reclamos que podrían plantear los empleados que, por decisión del ministerio de Trabajo, debían ser reincorporados durante los quince días que dura la vigencia de la medida.

Esa decisión respondería a la imposibilidad, se remarcó, de generar una nueva deuda que la entidad no puede afrontar, pues asciende a alrededor de 1 millón de pesos mensuales la suma por los aportes patronales y desde el fideicomiso se resolvió “cortar con esta deuda perpetua, constante e impagable”.

La crisis en la “U” es muy profunda. Con una deuda que por el tiempo que lleva consideran “histórica” y asciende a 95 millones de pesos, hace siete años la institución se acogió a un concurso de acreedores a partir del cual se comprometió a saldarla en cuotas y no pudo, finalmente, cumplir con ese acuerdo. De ahí que la entidad solicitó ingresar a la ley de salvataje de entidades deportivas (Ley 25.284), que le permitió no hacerse cargo de la deuda hasta que esté en condiciones de pagar, pero se le exige como contrapartida, no contraer ninguna obligación más. Debe demostrar “déficit cero” cada mes.

“La idea es pagar en tiempo y forma a los trabajadores que quedan y afrontar las indemnizaciones, con pagos parciales, hasta completar todo lo que se les debe a los trabajadores. Esta es la última oportunidad de salvarse de la quiebra”, precisaron fuentes del fideicomiso.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla