Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LADRONES “AYUDADOS” POR EL APAGÓN

Sin luz, la zona Norte de La Plata es más vulnerable al delito: atacan al menos en 5 comercios

Los delincuentes usaron los lugares “a oscuras” de Ringuelet, City Bell y Villa Elisa para robar en diversos negocios durante la noche. “Se volvió tierra de nadie después del apagón”, reclamó uno de los damnificados

Sin luz, la zona Norte de La Plata es más vulnerable al delito: atacan al menos en 5 comercios

Ana (Propietaria de Artelandia).- “En esta zona, los comerciantes no solemos ser víctimas de este tipo de robos”

Los objetivos fueron tan variados como lejanos entre sí: un lubricentro en Ringuelet, una librería y una confitería de City Bell, un local de venta y reparación de celulares y una casa de vestimenta deportiva situados en Villa Elisa. Sin embargo, a todos los une una circunstancia particular, el hecho de que ninguno de los comercios posee suministro eléctrico desde el sábado por la noche.

Según lo referido por los damnificados a este diario, esa situación favoreció la labor de los ladrones, sobre todo en los sectores de cada barrio donde no suelen padecer ese tipo de robos.

A esas cinco negocios atacados en las últimas horas, se pueden sumar otros cuatro que, según las denuncias realizadas por los vecinos en medio de la desesperación por el interminable corte de luz, también fueron saqueados por ladrones durante el fin de semana y ayer permanecían cerrados.

En total, sumarían nueve los escruches cometidos entre la madrugada del domingo y la del lunes. A los mencionados, los testimonios recogidos agregaron un local de artículos escolares y uno que ofrece obras de arte, ambos emplazados en Belgrano y Arana, más otra casa de venta de teléfonos, en Arana entre 6 y 5.

DOS GOLPES EN 15 DÍAS

En el lubricentro “Oil Center”, de 14 entre 518 y 519, los propietarios no ocultaron su fastidio al ser consultados por el nuevo robo del que fueron víctimas, apenas dos semanas después del anterior.

En aquella oportunidad, se trató de un asalto a mano armada a plena luz del día. Según pudo saber EL DIA, los malvivientes redujeron a una mujer en forma violenta y luego escaparon con la recaudación.

Esta vez fue distinta. “Entraron por la noche forzando la persiana metálica y rompieron varias cosas en el interior”, se quejó Roberto, el dueño.

Se desconoce cuánto tiempo permanecieron dentro del inmueble. Lo cierto es que, luego de causar serios destrozos, “se llevaron mercadería y dinero que justo habíamos dejado en la caja”, añadió.

“Oil Center” cuenta con un sistema de alarma, que debieron reponer porque “la destruyeron por completo”, indicó un vocero. “Con los arreglos más lo que se llevaron, se va a poner difícil”, lamentaron los propietarios.

UN ESCRUCHE Y UN CASO “RARO”

Por otro lado, en plaza Belgrano entre Cantilo y 14 B, Ana (41), dueña de “Artelandia”, se vio sorprendida al abrir por la mañana. La puerta blíndex de la librería había sido forzada y estaba entornada. Adentro “no se veía nada raro”, aseguró, hasta que dio la vuelta al mostrador y encontró la registradora abierta y vacía.

El hecho ocurrió el domingo por la noche, a las 21.40 “por lo que marca el reloj de las cámaras de seguridad”, comentó la mujer. El suministro eléctrico había vuelto algunos minutos antes y permitió que los dos sujetos, “tapados con gorras pero aparentemente jóvenes”, pudieran ser filmados mientras cometían efectuaban la maniobra delictiva.

El botín fue menor, una suma cercana a los 1.000 pesos. “Por suerte no rompieron la puerta ni se llevaron nada de mercadería, hubiera sido muy difícil de reponer”, señaló Ana, quien no es ajena a este tipo de hechos.

Conforme aseguró, tiempo atrás la comerciante padeció un episodio similar, en donde “rompieron varias cosas” y le sustrajeron diversos elementos de valor. De todas maneras, “en esta zona no solemos ser víctimas de robos”, manifestó.

Por otro lado, en 473 bis entre Diagonal 3 y 13 C se registró un hecho que los voceros de la Policía calificaron de “extraño”.

Se trata de un presunto atraco en “Cauca”, una confitería céntrica de City Bell, en la que “desconocidos abrieron la puerta con llave y la volvieron a cerrar”, según destacaron las autoridades.

En la abertura “no se halló violencia de ningún tipo”, señaló un portavoz consultado.

Sin embargo, el propietario del comercio, confirmó esta mañana que los delincuentes "barretearon" la puerta para ingresar y se llevaron la recaudación que había en la caja, y que eso se produjo antes de las 5hs. de la mañana, ya que a esa hora se restableció el suministro eléctrico.

LA AVENIDA ARANA AL ROJO

“No podemos más así, vamos a estar casi una semana sin trabajar y encima nos entran a robar durante la noche”, se quejó uno de los vendedores afectados por una seguidilla de ilícitos que tuvo como escena la avenida Arana.

El área más golpeada es la que va de calle 5 a Centenario, con al menos cuatro negocios que sufrieron escruches.

En la galería Ma-Al, cuya entrada se emplaza en 5 entre 418 y Arana, un matrimonio que posee dos locales se encontró con la funesta noticia de que delincuentes se habían metido entre la noche del sábado y la del domingo.

“Después del corte, en toda la zona no se vía nada, era una ‘boca de lobo’”, sostuvo el hombre, que prefirió no dar su nombre. Para entrar “palanquearon la reja de entrada del corredor comercial”, contó el damnificado. Tras ello, rompieron las vidrieras de los dos comercios, uno de venta de celulares y el otro de ropa deportiva.

Según lo apuntado por la víctima, del primero sustrajeron “algunos aparatos que tenía en exhibición y otras cosas que no sabemos bien porque todavía no hicimos el inventario”. Del restante hurtaron camisetas y “un poco de plata que teníamos en la caja, no mucho. Era todo cambio”, explicó.

Si bien no tienen certeza del momento en que ocurrió el hecho, sospechan que “seguramente se metieron durante la madrugada del domingo”.

Apenas se produjo la falla en el servicio eléctrico, el vecino de una casa particular lindera observó que un grupo de chicos pasó varias veces por ese sector, alumbrando los negocios con la luz de la linterna de sus celulares.

“Además”, agregó el joven, “nos dijo que se le activó la alarma esa misma noche”. Por otro lado, resaltó que “vamos a necesitar patrullajes por lo menos hasta que vuelva la luz, esto va a volver a pasar. Si no es acá, será en otras tiendas”.

Testimonios recogidos por EL DIA, hicieron hincapié en que hubo otros casos en la zona y en la intersección entre Arana y el Camino General Belgrano. Se trataría de otros golpes con la misma modalidad. Fuentes oficiales no confirmaron esos robos, pero no los descartaron.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla