Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Información General |CONSECUENCIAS DE LA CUARENTENA
Aseguran que hay más casos de hipertensión por el aislamiento

Según un informe presentado en el Congreso Argentino de Cardiología y avalado por la Fundación Favaloro, aumentaron un 37% las chances de tener presión alta

Aseguran que hay más casos de hipertensión por el aislamiento

Quienes tienen hipertensión son grupos de riesgo del covid / Web

21 de Noviembre de 2020 | 03:01
Edición impresa

Hace ya tiempo que se sabe que, si bien el aislamiento social preventivo y obligatorio tuvo como objetivo evitar la propagación del coronavirus, las secuelas del confinamiento en la salud física y mental, tanto en adultos como en chicos, no han sido las mejores y dispararon otras patologías por falta de atención o un control adecuado. Ayer, en sintonía con esta tendencia, un estudio realizado por el Hospital Universitario Fundación Favaloro -y presentado en el marco del Congreso Argentino de Cardiología (SAC)- reveló la peligrosa asociación entre aislamiento e hipertensión arterial severa: según sus datos, las probabilidades de tener presión arterial alta aumentaron un 37 por ciento durante esta cuarentena.

Son varios los especialistas que coinciden en que, si bien el aislamiento ayuda a bajar los posibles contagios por COVID, juega un papel peligroso para la salud, especialmente la cardiovascular, al no ser consultado el médico con frecuencia o estar fomentado el sedentarismo y la mala alimentación a toda hora, además de que este contexto promueve la depresión por el encierro, el estrés por no ir a trabajar o, incluso en esta nueva etapa, abrir un negocio y que no entre nadie. Un cóctel que muchas veces deriva en un infarto agudo de miocardio o agrava otras patologías cardíacas preexistentes.

A nivel mundial, las enfermedades cardiovasculares constituyen el 31% de las muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al menos un 80% de esas muertes podría evitarse si se controlaran los factores de riesgo principales: colesterol elevado, hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, obesidad, sedentarismo y estrés, entre otros.

Los principales hallazgos presentados ayer en el congreso cardiológico revelaron que, entre los meses de marzo y junio, ingresaron al Servicio de Emergencias un total de 12.464 pacientes. Del análisis surgió que un 17,5% de pacientes registraron hipertensión arterial severa y que posterior a la implementación del aislamiento ingresaron al Servicio de Emergencias 1.634 pacientes, representando una disminución del 53,9% en relación con el período previo a la implementación del aislamiento.

A la hora de detallar qué es puntualmente la hipertensión arterial, los especialistas suelen detallar que el corazón ejerce presión sobre las arterias para que éstas conduzcan la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo. Cuando esta presión es demasiado alta en forma continua se la llama hipertensión. Es una enfermedad crónica, que no presenta síntomas, pero muy fácil de detectar, por eso es tan importante tomarse la presión al menos una vez al año para realizar un control.

Si bien existe cierta predisposición familiar, se da también en personas sin antecedentes, dado que la mala alimentación, el consumo excesivo de alcohol, el sedentarismo, el sobrepeso y el estrés, entre otros, son considerados factores de riesgo. Incluso los niños y adolescentes deben controlarse la presión en la consulta médica.

El trabajo de la Fundación Favaloro documentó una caída interanual del 56,9% en el número de consultas al Servicio de Emergencias, pero con un significativo incremento del 36% de la frecuencia de HTA severa en estas consultas.

Para los investigadores puede especularse sobre varios posibles motivos de la asociación entre aislamiento social y la hipertensión arterial alta severa: el aumento de la tensión psicológica, el déficit en el seguimiento ambulatorio de la tensión arterial (por la menor concurrencia a consultorios externos) y los cambios de hábitos impuestos por el confinamiento, incluyendo dieta, sedentarismo y mayor consumo de bebidas alcohólicas.

Por otro lado, los especialistas analizaron la relación del COVID con la hipertensión arterial. Los hallazgos reflejaron que la hipertensión arterial alta es detectada en el 19% de los pacientes con coronavirus, constituyendo la comorbilidad más frecuente.

Son varios los factores dentro del aislamiento que, se apunta, agravan la enfermedad

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla